¿Es legal exigir la vacuna para trabajar?


Las vacunas contra el COVID-19 ya están prácticamente disponibles para toda la población adulta en edad de trabajar en Estados Unidos y en algunos estados se han emitido medidas para exigirlas o prohibirlas para acceder a bienes y servicios, y hasta para conservar el trabajo o ser contratados en un nuevo puesto.

La opinión pública está dividida al respecto y los empresarios se encuentran ante una disyuntiva: ¿debo exigir a mis trabajadores prueba de estar vacunados para mantener mi negocio y clientes protegidos? Es una pregunta especialmente importante si se trata de una empresa que da atención al público.

Opiniones divididas

En una encuesta realizada por Gallup a finales de abril 2021 “los adultos estadounidenses favorecen la certificación de vacunación obligatoria para viajar en avión (57%) y para asistir a eventos con grandes multitudes, como conciertos o eventos deportivos (55%). Sin embargo, hay menos apoyo público para aprobar la vacunación para ir al lugar de trabajo (45%), quedarse en un hotel (44%) o cenar en el interior de un restaurante (40%), y la mayoría se opone en cada caso”, reporta la agencia medidora de opinión.

En su análisis Gallup expresa que el uso de “pasaportes” exigidos por el gobierno plantea cuestiones legales y constitucionales que involucran la igualdad de acceso, la privacidad y la falta de estándares uniformes que pueden no sobrevivir a los probables desafíos judiciales. “Sin embargo, los expertos legales generalmente están de acuerdo en que las organizaciones o empresas privadas pueden exigir una prueba de vacunación como un medio para proteger la salud de sus empleados y clientes, así como para limitar su propia responsabilidad legal en caso de que alguien contraiga COVID-19 mientras está en su negocio”.

A favor y en contra del “vaccination passport”

Estados como Georgia han emitido regulaciones que explícitamente prohíben mandar la vacuna para mantener un empleo o para nuevas contrataciones. Otros como Florida sólo proscriben exigirla a clientes que entran a establecimientos públicos o privados para recibir servicios o participar en actividades sociales, con la sola excepción de establecimientos de cuidado de la salud. Al tiempo que Hawaii y Nueva York han establecido los sistemas de chequeo de vacunación o test con resultados negativos obligatorios para asistir a conciertos o eventos deportivos.

El muy famoso “vaccine passport” o pasaporte de vacunación, una credencial que demuestra que la persona se inmunizó (en algunos estados  ésta incluye tener un resultado negativo al examen de coronavirus), ha gatillado discusiones sobre violación a los derechos civiles, creación de situaciones discriminatorias, invasión a la privacidad, poner a los otros en peligro de contagio, entre otras aristas de las muchas que tiene el tema.

“Vacunarse es una decisión personal entre cada ciudadano y [su] profesional médico– no del gobierno del estado”, declaró el gobernador republicano de Georgia Brian Kemp.

En la mayoría de los estados de la unión americana no se exige esta credencial y en un gran número está prohibido legalmente hacerlo gracias a las recientes leyes aprobadas en sus respectivas legislaturas, incluida la de Florida.

Pero no en todos se especifica lo que puede hacer o mandar un patrono con sus empleados. Como las condiciones médicas de una persona son un asunto de absoluta privacidad, aquellos empleados que no puedan vacunarse estarían protegidos de ser despedidos. Asimismo quienes por creencias religiosas decidan abstenerse.

Lo que dice OSHA: protección federal de trabajadores

Los accidentes en el trabajo o lesiones derivadas de actividades laborales son minuciosamente evaluados por la Occupational Safety and Health Administration Agency (OSHA), entidad que protege al trabajador estadounidense. Esta agencia aclara que hasta mayo de 2022 no exigirá el cumplimiento de una regulación (29 CFR 1904) que mandaría a que el empleador registre los efectos secundarios adversos de la vacuna COVID-19, si ha establecido una política de obligatoriedad de ponérsela para mantenerse contratado.

“Reevaluaremos la posición de la agencia en ese momento para determinar el mejor curso de acción en el futuro”, aclaró la Agencia de Administración de Salud y Seguridad Ocupacional. Esto significa que el empleador no sería legalmente responsable (temporalmente) de atender las complicaciones e indemnizar (hasta de la muerte) al trabajador si al vacunarse presenta efectos adversos en su salud. Ver detalles en inglés aquí: https://www.osha.gov/coronavirus/faqs#worker.

Controversia entre leyes federales y estatales

“No está claro que los empleadores tengan el derecho legal de exigir que los empleados se vacunen con una vacuna que solo tiene una autorización de uso de emergencia (EUA) de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU, según un nuevo informe de la Kaiser Family Foundation (KFF: https://www.kff.org/coronavirus-covid-19/issue-brief/key-questions-about-covid-19-vaccine-mandates)”, cita  WEBMD Health News, en un artículo del pasado mes de abril. La US Food and Drug Administration (FDA) no ha aprobado por sus medios formales estas inmunizaciones sino mediante orden de emergencia. Indica ese informe además que los mandatos de vacunas de los empleadores también están sujetos a acomodar a trabajadores que por creencias religiosas no quieran vacunarse, en virtud del Título VII de la Ley de Derechos Civiles. Pero según la publicación médica los tribunales han sostenido que las regulaciones estatales de obligatoriedad de vacunas no están sujetas constitucionalmente a proporcionar exenciones religiosas. Pero todo esto es motivo de debate.

Tanto empresarios como trabajadores deben informase, revisar las políticas locales de su estado y la leyes federales al respecto al tomar sus decisiones. Un artículo de US News reporta el estatus legal del pasaporte de vacunación en los 50 estados y puede verlo aquí  https://www.usnews.com/news/best-states/articles/which-states-have-banned-vaccine-passports#ala).

Según reporta la Johns Hopkins University & Medicine desde su sede en Baltimore, Maryland, a finales de mayo 2021 ya en Estados Unidos se habían vacunado completamente (dos dosis) sobre 135 millones de personas de su población total de 328 millones. De los 50 estados, sólo Vermont sobrepasó la mitad de su gente inmunizada con un 50.2%.

Para ubicar un sitio cercano para vacunarse gratuitamente vaya a: https://www.vacunas.gov.

Encuentre recursos de apoyo y defensa si por motivos religiosos, médicos o de convicción no desea vacunarse en: https://www.kff.org/coronavirus-covid-19/issue-brief/key-questions-about-covid-19-vaccine-mandates/(inglés) y en https://childrenshealthdefense.org/defender_category/covid-es/?lang=es (inglés y español).

Estados con excepciones religiosas y filosóficas de vacunación, reporte (inglés) de la National Conference of State Legislatures (Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales): https://www.ncsl.org/research/health/school-immunization-exemption-state-laws.aspx.

Por: Ira Guevara

Foto: Van3ssa PB

Junio 2021

 

Artículos Relacionados con Mi Salud - Lo más leído

Más de Mi Salud


error: Content is protected !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap