Un servicio de Miami Behavioral Health Center / Spectrum Programs
Consejería y empleo para refugiados y asilados

Desde 1970 una agencia sur floridana presta su ayuda a la comunidad con servicios de salud mental cuando hay problemas psiquiátricos, depresiones, abuso de sustancias como drogas o alcohol y es necesario prevenir males mayores. En enero 2009 anunciaron la ampliación de su espectro para atender gratuitamente también a refugiados, asilados, parolees, Amerasians y víctimas de tráfico humano. También califican ciertos inmigrantes iraquíes y afganos.

Sin ánimo de lucro y con un completo equipo de psiquiatras, psicólogos, enfermeros, farmacéuticos, trabajadores sociales, consejeros mentales, educadores, entre otros, el Miami Behavioral Health Center / Spectrum Programs (MBHC) está dando servicios a adultos y niños residenciados en los condados Miami-Dade, Broward y Monroe que tengan esos estatus migratorios aprobados y permanencia en el país de 60 meses (cinco años) o menos. Este lapso se cuenta desde el momento que les es aprobado el estatus por el US Citizenship and Immigration Services y para ser elegibles deben presentar sus documentos de inmigración originales, prueba de identificación y no tener beneficios de Medicaid. No requieren prueba de ingresos y no hay límite de edad.

Los nuevos servicios incluyen detección y determinación de la situación particular, consultas psiquiátricas, consejería psicológica de corto plazo, asistencia en la obtención de empleo y manejo individual del caso por un trabajador social, que puede incluso referir a la persona a otras agencias para que reciba otros servicios que requiera. La misión, según la agencia, es apoyar a estos inmigrantes en la identificación de sus metas y en la toma de decisiones sobre su nueva vida en Estados Unidos y el objetivo es promover un funcionamiento óptimo para los individuos dentro de sus familias y comunidades.

"El programa está diseñado para ayudar a los inmigrantes con problemas de aculturación, a las personas que lleguen que tengan dificultades, no solamente problemas mentales como depresión, sino que se sientan desplazadas o fuera de su ambiente normal. Los ayudamos en esto con consejería y psiquiatría y una parte de los servicios que se les ofrecen es ayuda para buscar empleo. Se les asigna un trabajador social que trabaja de forma individual para identificar las áreas en que necesitan ayuda. Por ejemplo, una familia con un niño que tenga problemas en la escuela, que se está quedando rezagado porque no sabe inglés y le cuesta adaptarse. En un caso así buscamos una agencia que les cubra esos servicios", dice a El Paracaidista Tomás Suárez, vocero de MBHC. Porque, indica, ellos quieren ser también una gran red de conexión para que la comunidad conozca y tenga acceso a otros programas y beneficios que existen.

"Todos nuestros psicólogos están licenciados [en Florida] con maestrías", explica Suárez sobre los servicios de salud mental que proveen de forma gratuita. "Se hacen terapias individuales y familiares".
Una ventaja es que diseñan la atención del terapeuta para que visite a la persona donde lo necesite: a la casa o al lugar de trabajo en horarios laborales. "Sabemos que muchos refugiados no pueden desplazarse porque no tienen vehículo por eso van a los trabajos, a las escuelas o a las casas". Pero si el interesado lo prefiere puede asistir al centro de MBHC.

Sobre los servicios de empleo, este líder comunitario aclara que "los van a orientar en cómo conseguir el trabajo. Nosotros no estamos dando trabajo, sino la manera de conseguir trabajo. En vez de de usted salir a la calle y tocar puertas, nosotros le decimos 'váyase a tal hotel o a aquella oficina'. Tenemos un especialista en empleo que se dedica a ver en qué parte de la ciudad hay trabajo. Se les ayuda a hacer el resumé y los mandamos a las compañías, les hacemos de puente, es una línea directa con esos empleadores. A los profesionales les indicamos dónde pueden hacer la traducción de los títulos, qué organización puede hacerlo por ellos. La idea es abrirles a ellos las puertas". Y hacen hincapié en el estudio del inglés, para lo cual los enlazan con programas que proveen la enseñanza de forma gratuita.

Resalta asimismo que el haber participado en el pasado en algún programa de empleo o de refugiados no los limita a entrar al de MBHC. Lo que no puede haber es duplicidad de servicios, es decir, estar inscritos en dos agencias para los mismos beneficios.

Reciben igualmente a víctimas de tortura, en su mayoría referidos por el South Florida Center of Survivors of Torture, pero exhortan a la comunidad a que quien sienta que califique debe llamarlos. Lo mismo ocurre con las víctimas de tráfico humano que pueden obtener su estatus a través del USCIS, sin embargo no mucha gente sabe que está bajo esa situación y les llegan luego de haber sido detenidos por comisión de delitos.

"Los servicios se ofrecen por un período de seis meses, luego se reevalúa el caso y si es necesario continuarlos, se renuevan", afirma Tomás Suárez.

En los casos que han visto destacan situaciones de personas con problemas de depresión y adaptación, conflictos en la familia, entre otros, luego de estar en Estados Unidos por dos o tres años, porque ya no tienen el apoyo familiar del principio y comienzan a extrañar su tierra y su estilo de vida en sus países. Según Suárez esto les hace más vulnerables a perder sus empleos.

Para optar por el programa, de tres áreas que pueden accederse completas o de acuerdo a las necesidades del inmigrante, es preciso hacer una evaluación inicial. "Yo mismo los visito en su casa para determinar si son elegibles. La idea es hacerles el proceso lo más fácil posible y muchas personas no tienen la capacidad de desplazarse. Los encuentro, les miro los documento y les doy una hoja de referido para que vayan al oficina y les digo si califican para el programa", asegura este experto comunitario.

Para hacer una evaluación pueden visitar o llamar a la oficina principal al 305-774-3300 o comunicarse con Tomás Suárez al 305-643-7800 entre las 9:00 am y las 5:00 pm. Las evaluaciones de adultos se hacen en 3800 W. Flagler Street, Miami, FL 33135 y la de los niños en 701 SW 27 Ave, GR20, Miami, FL 33135. Mayor información sobre esta agencia en www.mbhc.org.



Foto: Archivo

Abril 2009





Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.