ACLU espera haya pronta apelación del caso
Ratifican ley mordaza para médicos en FL

El pasado 28 de julio fue ratificada una ley de Florida que prohíbe que los médicos discutan sobre el almacenamiento seguro de armas de fuego en los hogares con sus pacientes. Un panel de tres jueces de la Corte del Circuito 11 de Apelaciones emitió un dictamen reafirmando su decisión de julio de 2014 que defiende la constitucionalidad de la legislación. El caso Wollschlaeger v Florida [ v: versus], conocido a veces en inglés como "docs v glocks”, es una pelea legal en la cual un grupo de médicos había desafiado una ley de 2011 por considerarla una violación a su libertad de expresión.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, American Civil Liberties Association) de Florida, junto con las principales organizaciones médicas y de bienestar infantil, había presentado un amicus curiae en el caso [opinión técnica de "amigo de la corte"], con los abogados Tom Julin y Gerald Greenberg como co-autores, con el argumento de que la ley inconstitucional restringe los derechos de libre expresión del personal médico y obstaculiza su capacidad para proteger la salud y seguridad de sus pacientes.

Un tribunal de distrito había determinado previamente que la ley era inconstitucional, pero el mismo panel de tres jueces que emitió el fallo del 28 de julio de 2015, paralizó el fallo de la corte de distrito en julio del año anterior. Ahora el dictamen reafirma la decisión de 2014 y también derriba una orden judicial que el tribunal de distrito había impuesto, haciendo que ahora la ley entre en vigor.

"Este es un día triste para los médicos de la Florida, sus pacientes, y para la libertad de expresión, ya que esta ley inconstitucional entra ahora en vigor. Los médicos y el personal médico en toda la Florida están ahora bajo nuevas órdenes: hable con sus pacientes sobre seguridad por presencia de armas en el hogar y estará en riesgo de perder su derecho a ejercer la medicina en la Florida", dijo Howard Simon, director ejecutivo de la ACLU de la Florida, en franca reacción.

"No es sorprendente que los mismos dos jueces que determinaron que la privacidad del paciente triunfa por encima del derecho constitucionalmente protegido a la libertad de expresión reiterarían ese punto de vista. Están haciéndolo al permitir que esta ley inconstitucional entre en vigor y se resetee el conteo de apelaciones. Debido a la decisión de ayer [28 de julio 2015], esta restricción sin sentido a la libertad de expresión entrará en vigencia - por ahora", amplió Simon. Y advirtió: "el esfuerzo inconstitucional de la Legislatura para impedir que los médicos hablen con sus pacientes sobre las medidas para proteger a los niños cuando hay armas en el hogar no es simplemente una violación de la libertad de expresión del médico, también es una política peligrosa. La necesidad de ganar puntos políticos con aquellos que creen que el gobierno está ‘viniendo a llevarse nuestras armas’ no es una razón suficiente para prohibir las conversaciones entre los médicos y sus pacientes- especialmente cuando esas conversaciones son importantes para la salud pública y podrían salvar vidas".

Es una situación preocupante, en palabras de este abogado defensor de los derechos y libertades civiles, especialmente con la crisis actual de violencia armada que azota a Estados Unidos, donde cada vez con mayor frecuencia se registran tiroteos en lugares públicos, escuelas y hogares. Simon insiste que no debería ser un crimen para los profesionales de salud pública hacer a los padres preguntas sobre el almacenamiento de armas y ofrecer consejos de sentido común sobre la seguridad de las armas de fuego en el hogar. "La Primera Enmienda y la Segunda Enmienda no están en desacuerdo; alentar a los padres a que almacenen de forma segura sus armas para que se mantengan fuera de las manos de los niños no amenaza el derecho a poseer un arma de fuego. Impedir estas conversaciones no sólo no progresa ningún objetivo de políticas públicas sino que podría ser destructivo para nuestra sociedad ".

La considera una política peligrosa que debe ser detenida en Florida antes de que, "como un cáncer, se extienda a otros estados". Y finalizó diciendo: "así como ellos habían pedido al tribunal completo que revisara la decisión del pasado verano, esperamos que los demandantes apelen esta orden, y tenemos la esperanza de que la libertad de expresión - y el sentido común - prevalecerán”.

El amicus curiae de la Florida en el caso, presentado junto con Alachua County Medical Society, Broward County Medical Association, Broward County Pediatric Society, Palm Beach County Medical Society, Florida Public Health Association, University of Miami School of Law Children and Youth Clinic, Children’s Healthcare Is a Legal Duty, Inc., y Early Childhood Initiative Foundation, está disponible aquí, en inglés:
http://aclufl.org/resources/amicus-brief-in-wollenschlaeger-v-florida/

La orden del Distrito 11 está disponible aquí, en inglés: https://aclufl.org/resources/wollschlaeger-v-florida-11th-circuit-ruling-on-rehearing/

La ACLU de la Florida es un perro guardián que vela por las libertades, trabaja todos los días en los tribunales, en la legislatura y a lo largo y ancho de la Florida para defender los derechos individuales y las libertades personales garantizados por la Constitución de Estados Unidos, de la Florida y la Carta de Derechos. Para más datos vaya a: www.espanol.aclufl.org.

Fuente: ACLU de Florida

Foto: Archivo

Agosto 2015




Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.