Pasos y requisitos para poder ejercer la profesión
Visas H-1C o green card para enfermeras

La escasez de enfermeras registradas en Estados Unidos, que ha llegado a niveles alarmantes en estos últimos años, llevó al gobierno a tomar la decisión de reactivar una visa especial para estas profesionales graduadas en el extranjero, la H1-C, que les permite trabajar temporalmente en Estados Unidos para centros médicos por un período máximo de tres años.

El Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos (Department of Health and Human Services) estima que 1.4 millones de enfermeras serán necesitadas en todo el país para el año 2010, pero que sólo 656.000 estarán trabajando. La preocupación principal es que la población de enfermeras está envejeciendo y el ingreso de jóvenes a esta profesión ha ido en descenso.

Para obtener la visa H1-C se requiere que un hospital, clínica o su equivalente sirva de patrocinador e introduzca una petición (I-129) por la enfermera extranjera ante el Buró de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). Bajo este visado, una enfermera sólo podrá trabajar para quien la pidió, pero si tiene más de un empleador potencial cada uno deberá introducir una petición aparte para que la enfermera pueda laborar para ambos al mismo tiempo. Esta visa no es transferible entre empleadores y otorga a cónyuges e hijos menores de 21 años de su portadora, las visas H-4 de acompañantes que no permiten trabajar.

Existe la posibilidad de solicitar la residencia permanente (green card) bajo la preferencia inmigratoria tres basada en empleo, correspondiente a trabajadores profesionales o con habilidades (EB3). Se necesita igualmente a una empresa patrocinadora para lograr la green card y cumplir los mismos recaudos que para la visa H1-C, pero con la ventaja de no requerirse la certificación laboral, por tratarse de una profesión en demanda en el mercado y por ello el trámite es más expedito. El cónyuge e hijos menores de 21 años de la enfermera extranjera obtendrán también su residencia permanente.

Quienes consigan la visa H1-C, como primer paso, pueden luego iniciar el proceso de obtención de la residencia basada en empleo y cambiar de estatus mientras se encuentren en Estados Unidos trabajando. La petición de residencia puede hacerse desde un comienzo también, si el empleador se juega por la enfermera y ésta puede encontrarse fuera o dentro de Estados Unidos (debe tener estatus legal). Pero los pasos a seguirse dependerán de dónde esté el aspirante a su visa de inmigrante o green card. Un requisito adicional obligatorio para conseguir la residencia es tener un certificado VisaScreen otorgado por la Comisión de Graduados en Escuelas de Enfermería Extranjeras (Commission on Graduates of Foreign Nursing Schools - CGFNS). En éste se confirma que la educación, licencia y entrenamiento obtenido en su país son equivalentes a los vigentes en Estados Unidos y que su nivel y competencia en el idioma inglés oral y escrito son apropiados para ejercer profesionalmente la enfermería en esta nación.

La clave para obtener la visa H1-C es tener la licencia del país donde se estudió enfermería y haber pasado el examen NCLEX que puede hacerse mediante la CGFNS con su programa para certificar a enfermeras extranjeras o directamente con la Junta de Enfermería de cada estado, según las instrucciones aportadas por esa entidad. También se obtiene la visa H1-C si se ha conseguido una licencia permanente sin restricciones para ejercer en el estado donde se pretende trabajar o se han cursado estudios en esa carrera en Estados Unidos. Al obtenerse la visa, la portadora de la H1-C deberá obtener la licencia que otorga la Junta de Enfermería del estado donde trabajará.

Tener conocimiento cabal del idioma inglés es el requisito de oro para poder abordar el sendero de la certificación y licencia. Cada estado tiene sus regulaciones sobre la prueba de conocimiento de inglés.
Por ejemplo, en Florida se debe demostrar conocimiento de inglés mediante alguno de los siguientes recaudos: 1-Un puntaje mínimo de 540 (207 en forma computarizada) en el examen Test of English as a Foreign Language (TOEFL). 2- Un puntaje mínimo de 79% en el Michigan English Language Assessment Battery (MELAB). 3- Un puntaje mínimo convertido del MELAB de 79% sobre el Michigan Examination for the Certificate of Proficiency in English (ECPE). Una nota mínima de 725 en el Test of English for International Communication (TOEIC). 4-Un puntaje de al menos 6.5 en total con un 7.0 en la porción hablada de la versión académica del International English Language Testing System (IELTS). 5- Prueba de haber completado un programa de enfermería en inglés dado en otro país. 6- Una nota de aprobado en un examen para otorgar licencia de enfermería que haya sido dado en inglés (en otro país). 7- Presentar un certificado de la certificado de la Commission on Graduates from Foreign Nursing Schools o de otra agencia que indique aprobación exitosa del TOEFL, TOEIC o IELTS. 8- Haber completado un curso de inglés académico a nivel de college (colegio universitario) en una institución estadounidense (certificado original). 9- Haber completado un curso de English as a Second Language (ESOL) hasta el nivel IV (certificado original).

La CGFNS se encarga de certificar a estas profesionales de la salud para que puedan luego presentar el examen NCLEX-RN (estatal), cuya aprobación desemboca en el otorgamiento de la licencia para ejercer en Estados Unidos, pero cada estado del país tiene sus regulaciones con relación a esto. Por ejemplo, en Florida ya no requieren tener esa certificación para poder obtener la licencia, pues se puede hacer todo el trámite directamente ya con la Junta de Enfermería (Board of Nursing of Florida). La CGFNS indica que el programa de certificación que a ellos atañe consta de tres etapas: presentar el TOEFL, pasar una revisión de las credenciales educativas (que realiza esta organización) y tomar y aprobar el CGFNS Qualifying Exam (examen de calificación) que tiene un día de duración. Si las enfermeras foráneas completan con éxito estos pasos, se les otorga un certificado de la CGFNS, requerimiento indispensable para obtener su visa H1-C o su residencia permanente basada en empleo (en este caso necesitan también el certificado VisaScreen de la CGFNS), y luego poder registrarse y presentar el examen definitivo que les permitirá obtener la licencia obligatoria para ejercer (el NCLEX-RN) en Florida. Para contactar al la CGFNS llame al T + 215-349-8767- F + 215-349-0026 - Email: support@cgfns.org - www.cgfns.org.

Enfermeros y enfermeras deben estar registrados en su país nativo o donde estudiaran para trabajar en ese campo bajo las definiciones del Consejo Internacional de Enfermeros (ICN - International Council of Nurses). Enfermeros vocacionales, practicantes o asistentes no califican para este programa de certificación. Las credenciales académicas y licencias o registros para ejercer en sus países deben ser enviadas directamente de las instituciones donde estudiaron y les emitieron la licencia. No se pueden presentar a título personal.

En Florida el costo de obtención de licencia vía examen es de $205. El programa de certificación de la CGFNS cuesta $418, Programa Visa Screen $448 para enfermeras extranjeras que todavía no tienen visa de trabajo y que van a enfrentarse al trámite de obtención de visa de trabajo no inmigrante (no son agencia de empleo, ni buscan trabajo, sólo verifican capacidad de ejercicio profesional).

Department of Health, Board of Nursing Florida, Post Office Box 6330, Tallahassee, Florida 32314-6330 - T + 850-245-4125 - www.doh.state.fl.us/mqa/nursing.

National Association of Hispanic Nurses
1501 Sixteenth Street, NW
Washington, DC 20036
T + 202-387-2477 F + 202-483-7183 (tienen atención en español)
Email: info@thehispanicnurses.org
www.thehispanicnurses.org.

US Citizenship & Immigration Services: www.uscis.gov.

Foto: Archivo

Abril 2008









Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.