¿Hay que contratar a un abogado?

Una vez que los felices ganadores comprueban que salieron sorteados es hora de comenzar los trámites correspondientes. En este caso cada persona puede decidir si contratar los servicios profesionales de un abogado de inmigración o seguir los pasos al pie de la letra y completar su proceso individualmente. Si se escoge este camino se debe tener sumo cuidado al llenar los formularios en inglés y asegurarse de adjuntar todos los documentos que se pidan.

Si los afortunados están en Estados Unidos pueden recurrir a centros de ayuda al inmigrante que brinden servicios legales de inmigración para obtener asistencia a bajo costo. Si en cambio están en el extranjero deben seguir el proceso del consulado que les corresponda con mucha seriedad si quieren conseguir su green card (que en este caso se les enviará por correo una vez hayan entrado a EEUU).

"Realmente concursar es muy simple y pueden hacerlo por su cuenta, pero si ganan deberían contratar a un abogado porque tienen que cumplir con tiempos estrictos de presentación de documentos y si no lo hacen pierden la oportunidad, así hayan ganado", explica Roisman. "Incluso si están fuera de Estados Unidos pueden contratar a un abogado aquí".

Si se encuentran en territorio estadounidense, esta especialista en leyes recomienda la contratación de un abogado, sobre todo si la persona tiene en su haber algún delito, incluso menor, porque muchas ofensas a la ley pueden obstaculizar la residencia. Dependerá del tipo de ofensa y de la pena máxima que le hayan impuesto, pero algunos delitos como violencia doméstica, de tipo sexuales y hasta hurto podrían impedir la obtención de la green card. El abogado revisa entonces los detalles y ve si algo se puede hacerse para mitigar o limpiar el récord de la persona para que sea elegible si gana, pues hay soluciones que pueden aplicarse en ciertos casos. "Mucha gente ni piensa en esto porque cree que ese delito no es algo serio, pero las leyes de inmigración ven esos delitos como una infracción al buen carácter moral", añade Roisman.

Pero queda a juicio de cada quien si desea pagar a experto legal que le asesore y maneje el trámite y miles de personas lo hacen por cuenta propia. Los honorarios de abogados varían entre $800 y $10.000, montos que no incluyen los importes del consulado o el USCIS, según sea la circunstancia y que varían también según el tamaño de la familia que inmigre.

> Volver al artículo anterior


Oct 2017







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.