El escrutinio de casos terminó oficialmente el 13 de enero de 2012
Aún sin resultados revisión de deportaciones


Al cumplirse el plazo de escrutinio de unos 300 mil casos de deportación el pasado 13 de enero, que debían realizar los abogados del Immigration and Customs Enforcement en un período de cerca de dos meses, los resultados concretos aún se desconocen. La impresión de los expertos que siguen el proceso es que está dilatado e inconcluso y esperan atentos los resultados.

La revisión se ordenó en seguimiento a las guías de deportación emitidas el 18 de agosto de 2011, en las cuales el Department of Homeland Security (DHS) anunció en carta al Congreso una nueva iniciativa para concentrar sus recursos en las deportaciones de máxima prioridad y en detener las deportaciones de casos de baja prioridad como los niños, las familias militares, las personas que fueron traídas aquí a temprana edad, las parejas del mismo sexo y las personas que son el sostén único de sus familias. El plan contemplaba revisar 300.000 casos de deportación para determinar si caían dentro de las prioridades de cumplimiento de la ley y suspender los casos que no entraran en esa categoría.

"Hasta donde sé, no hay números finales en el piloto [el programa de revisión] -y tal vez no los haya por varias semanas hasta que la agencia finalice los chequeos de antecedentes y compile los números", dice a El Paracaidista Laura Lichter, Presidente electa de la American Immigration Lawyers Association quien ejerce leyes de inmigración en Denver, Colorado.

"El programa piloto sólo cubrió casos actualmente pendientes ante un juez de inmigración, no casos que estuvieran en apelación o que ya tengan una orden final de remoción. La discreción procesal está todavía 'disponible' para esos casos, pero se debe someter un pedido por separado y citar los factores apropiados", indica la abogada.

Hay mucha gente esperando la resolución de esta iniciativa, para saber si podrá quedarse en Estados Unidos o no. Lichter dice que tienen entendido que la próxima fase del proceso de revisión incluiría los casos en proceso de apelación ante la Board of Immigration Appeals o ante las cortes federales. Ahora bien, indica que los individuos con órdenes finales de remoción tendrán que dirigirse ante la división de ICE's Enforcement and Removal Operations (ERO) para pedir discreción en sus casos. "Prácticamente un individuo probablemente necesitará demostrar más evidencia para calificar por esa discreción en estas etapas más avanzadas [del caso], ya que ICE está aparentemente considerando los gastos de recursos que se han asignado ya a los casos a esta altura del proceso".

Los defensores de los inmigrantes, líderes comunitarios, abogados y expertos legales, apoyan la medida o nueva política en las deportaciones, pero han expresado su frustración con la lentitud que tiene su implementación y urgen al gobierno aportar mayor claridad en el proceso.

Según Julie Gonzales, Directora de Política del la Colorado Immigrant Rights Coalition en Denver, Colorado, una de las ciudades piloto donde se revisaron miles de casos para determinar si eran de "baja prioridad" y finalmente cerrarlos administrativamente, "El Departamento de Seguridad Interna no ha dado la educación pública necesaria [para explicar lo que está sucediendo], no ha creado un camino, lo que hace a la gente vulnerable a fraude y abusos por parte de notarios inescrupulosos". La preocupación es compartida por las organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes que se quejan de que el gobierno no ha explicado cómo las personas con órdenes de deportación pueden saber si sus casos han sido revisados o qué resultados han obtenido o cómo pueden presentar mayores evidencias de que no son un "peligro para el país". Especialmente aquellos extranjeros que no tienen representación de un abogado, dijo Gonzales.

Expertos legales dijeron que aunque se debían haber revisado 300 mil casos, solamente en dos ciudades, Denver y Baltimore, se están revisando los casos sistemáticamente y que incluso allí los expedientes de personas detenidas no han sido evaluados todavía.

La nueva posición y guía dada por la Administración es positiva y bienvenida. Han completado la revisión, pero no hemos visto todavía a cuántos casos se les ha asignado el estatus permanente. Es difícil decir ahora cuán efectivamente han aplicado el memorando y no lo sabremos hasta que veamos los números de los casos que han aprobado o negado", declaró la abogada Anna Gallagher de la firma Maggio Kattar, que sigue de cerca el programa piloto en Baltimore.

La recomendación para quienes estén con órdenes de deportación es estar atentos, seguir las noticias, estar pendiente de cualqueir notificación que llegue por correo y revisar sus casos por Internet en www.uscis.gov o llamar para preguntar al 1-800-870-3676 de USCIS o consultar con sus abogados o agencias representantates legales.


Foto: Archivo.



Febrero 2012





Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.