Bienvenidos a El Paracaidista ● ¡Estrenando nueva plataforma digital! ● Tenemos información clave para su avance en EEUU ● Guía de ciudadaníaLotería de Visas DV-2022 abiertaVisite los eventos vitales

Tapabocas: obligación y excepciones


La medida de precaución mundial, además de lavarse las manos, es el uso de la máscara, cubrebocas o barbijo que en cuantiosas municipalidades de Estados Unidos se ha proclamado por ordenanzas locales como obligatorio en establecimientos cerrados, mientras se hace la línea para entrar a un comercio e incluso al transitar por las calles o parques públicos “si no puede mantenerse de forma consistente una distancia social mínima de seis pies [1,83 metros] ante personas que no vivan en su hogar o estén en su grupo”, como lo explica el condado Broward, en Florida, al detallar el uso de los dispositivos. De hecho exigen tenerla siempre a la mano en caso de ser cuestionados por la autoridades, ya que hay multas incluso si se incumple la regulación (detalles aquí).

Pero es importante saber que por sus condiciones de salud algunas personas podrían estar exceptuadas de su uso, para evitar complicaciones en sus sistemas respiratorios y circulatorios o ataques de pánico, si bien estos ciudadanos también tienen derechos como todos los demás a salir a comprar sus víveres, ir al médico y transitar para cumplir con sus necesidades básicas de existencia. Y ésta es la controversia actual.

Independientemente de si se está o no de acuerdo con el uso de los tapabocas por largos períodos de tiempo, por el desbalance en la oxigenación que pueden causar a la población (y a unos más que a otros dependiendo de sus condiciones particulares), y sus efectos secundarios en la salud a mediano y largo plazo, por el bien de todos, los gobiernos exigen su utilización. Sin embargo, hay que estar al tanto de las protecciones que da la ley a quienes no pueden usarlos y también de quienes están saltando las reglas con falsos salvoconductos.

El Paracaidista investigó regulaciones federales, revisó ordenanzas locales y consultó a expertos en Estados Unidos para traer una concisa panorámica sobre el uso de tapabocas.

Tarjetas de excepción falsas

“Para ayudar a limitar el contagio del coronavirus, en muchos estados a la gente se le exige que use algo para cubrirse la cara en los comercios públicos. Pero hay unas tarjetas que están circulando en Internet y en los medios sociales que dicen que el titular de la tarjeta tiene una discapacidad que le impide colocarse una máscara y que es ilegal que los negocios le pidan que revele su afección. Hay algunas variantes de las tarjetas que incluyen el sello del Departamento de Justicia de EE. UU. (DOJ), una de las agencias federales responsable de ejecutar y velar por el cumplimiento de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA)”, explica Colleen Tressler, Especialista en Educación del Consumidor de la Federal Trade Commission.

Este vocero afirma que estas tarjetas no están expedidas ni endosadas por el Department of Justice ni por ninguna otra agencia federal.

“El Departamento de Justicia insta al público a no confiar en la información contenida en esas publicaciones y le pide a la gente que visite ADA.gov para consultar información relacionada con la ley ADA publicada por la agencia”. Se refiere al Americans with Disabilities Act y aconseja consultar información sobre los derechos que otorga la ley, en el website oficial ADA.gov, o llamarlos al 1-800-514-0301 o 1-800-514-0383 (TTY-Text Telephone-, para personas con dificultades de habla o audición).

De hecho, el 30 de junio de 2020 el Asistente al Fiscal General en La División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, Eric Dreiband, reiteró que las tarjetas y otros documentos con el sello del Departamento de Justicia (Department of Justice -DOJ) que dicen exceptuar a individuos del uso del tapabocas son fraudulentos. Esta entidad dice que la ADA no ofrece una exención tipo cobija o general a personas con discapacidades que las exeptúe de cumplir “con requerimientos legítimos de seguridad necesarios para operar de forma segura”.

Qué dicen las ordenanzas

Sin embargo, las ordenanzas temporales del uso de máscaras son a veces leídas superficialmente y el público no se fija en los detalles en cuanto a la exigencia de su uso, y muchos ciudadanos se las ponen incluso cuando manejan solos en sus autos, sin saber que podrían estar causándose un problema de salud al debilitar a su propio sistema inmune por falta de oxigenación (hipoxia) y acidificación del PH de sus sangre y tejidos (por mayor concentración de anhídrido carbónico o dióxido de carbono como también se le conoce).

La ciudad de San Francisco, California, explica, por ejemplo, que si bien se pide uso de barbijo en establecimientos cerrados, entre otras circunstancias (mientras espera en línea afuera de una tienda, por ejemplo), sólo se exige al descubierto cuando “camine o corra al aire libre y vea a alguien aproximándose a usted a más de 30 pies de distancia”, pues esto permite ponerse el tapabocas a tiempo para cuando se pase cercanamente, aunque la distancia mínima de distanciamiento es de seis pies.

Esta municipalidad indica muy claro cuando no es necesario usarlo.

No se exige el uso de cubiertas faciales cuando:

  • Se encuentre en su hogar (si no convive con alguien que tenga mayor riesgo de contagiarse de COVID-19).
  • Trabaje solo en una oficina privada (y en donde pueda ponerse una cubierta facial rápidamente si alguien entra)
  • Vaya en su carro solo o con personas que vivan en su casa.
  • Esté sentado o parado en exteriores a solas o con personas que vivan en su casa (como haciendo un picnic) y se mantenga a más de 6 pies de otras personas.
  • Haga ejercicio al aire libre, como correr, caminar, practicar senderismo o ciclismo con personas que vivan en su casa y no haya alguien más a 30 pies de distancia.

Asimismo detalla quienes están exentos:

Quiénes no están obligados a usar cubiertas faciales

Niños:

  • Los niños menores de 2 años de edad no deben usar cubiertas faciales. Podrían sofocarse.
  • Los niños de 3 a 12 años de edad no están obligados a usar cubiertas faciales. Si lo hacen, debe supervisarlos un adulto. La supervisión puede ser diferente dependiendo de la edad y madurez del menor. Para algunos niños, explicarles que su uso es necesario puede ser suficiente. Cuando se trate de niños pequeños, los padres y cuidadores deben estar presentes todo el tiempo que el niño use el cubrebocas. Los padres y cuidadores deben ejercer sentido común.

Por motivos de salud y seguridad

  • Si usted tiene documentación que pruebe que un profesional de la salud le ha dicho que no debe usar una cubierta facial, no tiene que usarla.
  • Cualquier persona que tenga dificultad para respirar o que no sea capaz de retirarse la cubierta facial sin ayuda, no debe usarla.
  • Si usted tiene una condición crónica, debe obtener la documentación correspondiente de parte de un profesional de la salud.
  • Si el uso de una cubierta facial representa un peligro de seguridad en el trabajo (bajo las pautas de salud y seguridad establecidas), no tiene que usarla.
  • Si usted tiene una discapacidad física que le impida usar una cubierta facial, no tiene que usarla.
  • Si usted es sordo y realiza gestos con la cara y la boca como parte de su comunicación, puede quitarse la cubierta facial mientras hace señas.

Ver todos los detalles de las regulaciones de San Francisco aquí.

En el caso del condado Miami-Dade el mandato para áreas no incorporadas es de usar el cubrebocas “en espacios cerrados en todo momento, cuando las personas no estén en su núcleo familiar o en espacios abiertos, conforme a la Orden 20-20 del condado, siempre que no sea posible mantener la distancia social o si la ciudad o municipio lo exige así en todo momento“. Este condado engloba a 34 ciudades y cada una tiene sus propias regulaciones. En la orden 20-20 del 9 de abril de 2020 el condado da la siguiente excepción: “un tapabocas no será requerido para niños menores de dos o personas que tengan dificultad para respirar debido a una condición crónica pre-existente”.

Por su parte el condado Broward aclara que si la fe religiosa de una persona la imposibilita al uso de cubiertas faciales, no tiene que ponérsela, pero “sin embargo, note que un establecimiento le puede negar el acceso por cualquier motivo legítimo no discriminatorio [EO 20-12, Section 3]”.

Excepciones a nivel federal

Las municipalidades, condados y estados del país se están guiando por los lineamientos emitidos por los Centers for Disease Control and Prevention (CDC – Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) y esta institución gubernamental que depende del Departamento de Salud detalla textualmente: “quién no debe usar tapabocas de tela: niños menores de dos o cualquiera que tenga problemas para respirar [o dificultad], esté inconsciente, incapacitado o no pueda quitarse el tapabocas sin asistencia“.

Información sobre estas recomendaciones y cómo hacerse su propio cubrebocas puede accederse en el sitio oficial de los CDC aquí.

Lo que dice la ADA sobre las excepciones

“Es posible que las personas con discapacidades respiratorias como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la fibrosis quística no puedan usar un tapabocas debido a dificultad para respirar u obstrucción del respirar. Las personas con discapacidades respiratorias deben consultar a su propio profesional médico para obtener asesoramiento sobre el uso de cubrebocas. Los CDC también establecen que cualquier persona que tenga problemas para respirar no debe usar una máscara facial[7]”, puntualiza un informe de Disability Issues Brief, un proyecto del Southeast ADA Center que depende del Burton Blatt Institute (BBI) de la Syracuse University, publicado el 6 de Junio de 2020. El informe titulado “The ADA and Face Mask Policies” aclara qué otros casos entrarían también bajo esta consideración:

  • Personas con trastorno de estrés postraumático (PTSD), ansiedad severa o claustrofobia (miedo anormal a estar en lugares cerrados o estrechos) [8] pueden sentirse asustadas o aterrorizadas cuando usan un tapabocas. Es posible que estas personas no puedan mantener la calma o funcionar cuando usan un tapabocas.
  • Algunas personas con autismo son sensibles al tacto y a la textura.[9] Cubrirse la nariz y la boca con tela puede causar sobrecarga sensorial, sensación de pánico y ansiedad extrema.
  • Una persona que tiene parálisis cerebral puede tener dificultades para mover los músculos pequeños de las manos, muñecas o dedos. Debido a su movilidad limitada, es posible que no pueda atar las cuerdas o colocar los lazos elásticos de una máscara sobre las orejas. Esto significa que es posible que el individuo no pueda ponerse o quitarse una máscara facial sin ayuda.”

Si bien la ADA no ofrece un mandato obligatorio para modificar políticas, sí brinda sugerencias para evitar discriminación y proteger los derechos de individuos que padezcan impedimentos físicos o mentales.

Los negocios y establecimientos de servicios de todo el país deben estar al tanto de sus opciones también y se recomienda leer el informe (en inglés) para decidir con respaldo de información de especialistas y no con suposiciones o ignorancia en la materia.

Las recomendaciones son posibilitar el servicio de recogida de víveres para estas personas fuera de la tienda, permitirles el acceso en horarios concertados o hacerles entrega a domicilio. Pero estas son opciones que cada dueño de negocio y empresa debe calibrar según sus posibilidades.

El Centro ADA del Sureste, con base en Atlanta, Georgia, provee información, entrenamiento y guía sobre la legislación Americans with Disabilities Act (ADA) y el acceso a discapacitados según las necesidades de negocios, gobiernos e individuos a nivel local, estatal y federal. Se dedican a la investigación para incrementar la autosuficiencia y la participación cívica y social de los estadounidenses con discapacidades. Más datos sobre la ADA en español en: http://www.adasoutheast.org/espanol/index.php.

Qué prueba o documento debe mostrarse

No todas las ciudades requieren que quien esté exceptuado por ley u ordenanza de usar el cubrebocas tenga que mostrar un papel con la orden del doctor. Pero algunas sí. Por tanto revise las ordenanzas locales de su municipio para ver los lineamientos precisos. Vaya al website de su ciudad y ubique las ordenanzas de emergencia por el coronavirus.

Por ejemplo, en las zonas no incorporadas de Broward (que caen fuera de los linderos de ciudades), este condado recomienda imprimir y mostrar la Orden de Emergencia 20-12 (County’s Emergency Order 20
-12) y conversar con el gerente de la tienda o centro de servicios si aún así no le dejan pasar, porque no exigen que se porte la orden del médico que lo exime. Pero advierte este ente gubernamental que la ordenanza no obliga de ningún modo al dueño del comercio a dejarlo entrar. Cada quien debe medir sus posibilidades.

“Creo que todos deben usar máscaras en sitios públicos sin excepciones, dijo a El Paracaidista el médico psiquiatra Juan Carlos Paredes (MD), con consulta en Miami Beach, Florida. “La ansiedad no los va a matar, pero el coronavirus sí puede matarlos”.

Cómo compensar el uso de tapabocas

Dado que miles de personas deben usar la mascarilla en sus trabajos durante largas horas para cumplir con las regulaciones locales temporales y los mandatos de sus patronos, El Paracaidista consultó a una experta en ejercicios de respiración usados en Yoga para brindar algunas sugerencias a los lectores que están en esa situación.

“Lo más importante es que cada vez que puedan, ya sea en un receso de trabajo, cuando sea seguro, al ir al baño por ejemplo, siempre que las circunstancias se lo permitan, practiquen la respiración profunda sin la máscara. Incluso si es al salir de sus trabajos, preferiblemente al aire libre, pero si no en cualquier lugar donde se encuentren y puedan hacerlo de forma segura. Tenemos un video que explica los pasos para aquellos que nunca la han practicado o para refrescar la memoria. Es un ejercicio sencillo que incentiva el uso consciente del diafragma, principal músculo de la respiración, y de sus ayudantes, para utilizar la capacidad respiratoria completa y así poder compensar los niveles de oxígeno en todo el sistema, que disminuyen al hacer uso prolongado de los tapabocas”, aconseja Aira Guevara, maestra de Yoga certificada quien enseña estas técnicas, entre otras disciplinas, desde 2011 en el Sur de Florida y otros países (también es la fundadora y editora de esta publicación). Para acceder al video vaya a: https://www.youtube.com/watch?v=vnrmJohC1Wg.

Por: Kala Moiré

Foto: Tobias Rehbein

Julio 2020

 

Comentarios en Facebook

Comentarios en Facebook
Share via
Copy link
Powered by Social Snap