Para empresarios noveles que están buscando inversiones
Consejos prácticos para conseguir capital

Durante el boom de Internet, los inversores estaban interesados principalmente en el potencial de una compañía. Hoy en día, nada puede considerarse como seguro y, si su incipiente negocio no va por buen camino, o si no se has preparado para ser empresario, no va a tener mucha suerte recaudando capital. Es vital entonces conocer las nuevas reglas y cómo prepararse.

Como profesional que ha aconsejado a negocios exitosos durante años, Chris Lynch, Vicepresidente de Desarrollo económico de la Cámara de Comercio de Irvine, en California, ofrece 10 consejos prácticos para ayudar a asegurar el apoyo financiero y la financiación que su negocio pueda necesitar para tener éxito, ya sea en fase de crecimiento, rescate o transición:


  1. Conoce bien a tu inversor: Los inversores se interesan normalmente por las compañías que marcan tendencia, pero no siempre es así. Una gran compañía farmacéutica, por ejemplo, puede estar más interesada en un pequeño e incipiente negocio de biotecnología que tenga potencial para producir un nuevo medicamento que ella no puede producir. Los inversores providenciales y los capitalistas de riesgo buscan varios requisitos y la mayoría mantiene un historial del tipo de compañía, incluso de su tasa de rentabilidad, que están buscando. Así que haz tus investigaciones y conoce bien a tus inversores potenciales.

  2. Infórmate de lo que les gusta: Los inversores quieren ver que tu producto o servicio es relevante no sólo en su mercado, pero que también destaca entre la competencia. Sin un estudio de mercado apropiado, una propuesta de venta única y un plan de marketing sólido, los inversores serán cautelosos antes de invertir en tu idea. Si no has dedicado el tiempo necesario a investigar y planificar, no esperes que otros inviertan en tu producto.

  3. Concentra tus esfuerzos en crear equipo gerencial de primera: Si tu equipo gerencial no sabe lo suficiente acerca del producto y su mercado, esto supone un gran riesgo para los inversores. Un dicho favorito de los capitalistas de riego es, "los inversores prefieren tener un producto de segunda con un equipo gerente de primera que un producto de primera con un equipo gerente de segunda," porque un equipo gerente de primera sabrá cómo mejorar el producto.

  4. Vende bien tu idea: Cuando presentes tu idea, asegúrate de que lo haces de manera breve y directa, y de que articulas claramente el valor de la proposición. Empieza con una presentación básica del producto y de su mercado. Imagina que eres Bill Gates o Warren Buffet y que tienes 60 segundos para vender tu idea.

  5. Tu presentación debe ser excelente: Después de introducir tu producto, incluye una presentación visual más detallada. Adopta la idea de que menos es más y no uses demasiado texto. Los inversores están interesados en cómo recuperarán su inversión. Cuánto más visualicen esto, más posibilidades habrá de que inviertan en tu producto.

  6. No te vayas por las ramas: No te desvíes de tus puntos clave. Recuerda, no sólo estás vendiendo tu negocio, también te estás vendiendo a ti mismo. Si los inversores no se van con un claro entendimiento de lo que les propones, quiere decir que no te has expresado lo suficientemente bien. Destaca tus mejores cualidades (incluyendo tu equipo gerencial) y comunica de manera clara y precisa que estás abierto/a a sus ideas e incluso aceptas sus sugerencias.

  7. Obtén flujo de caja antes de recaudar capital: Enseña a los inversores potenciales que tu producto o servicio ya ha producido algo de capital. El hecho de tener clientes que pagan enseñará a los inversores que tu producto tiene muchas posibilidades ser exitoso.

  8. Piensa de forma realista: Cada grupo capitalista de riesgo tendrá distintas tasas de rentabilidad dependiendo del tipo de inversor. Las compañías que trabajan en ciencias tendrán un período para generar flujo de caja más largo y requerirán a menudo recursos como becas de investigación.

    a. Conoce tu mercado: cómo es de grande, quién es la competencia, cómo te diferencias de ella.
    b. Conoce a tus clientes: quiénes son, qué punto débil resolverás, por qué pagarán.

    De lo contrario, corres el riesgo de crear un producto para ti y no para el mercado. Conoce tu modelo de negocio y encuentra un inversor que esté familiarizado con tu industria.

  9. Utiliza tus recursos: Internet está lleno de recursos. Hay consejeros de negocios, clases, grupos providenciales locales, foros para empresarios con programas educativos y talleres abiertos al público. Además, intenta hablar o relacionarte con otros empresarios; esto te enseñará de primera mano lo que funciona y lo que no.

  10. Aprende de tus errores: El error más grande que puedes cometer es no aprender de tus errores.

No esperes que tu primera presentación resulte en una inversión. Como todo, aprende de cada situación, continúa practicando tu presentación y estrategia y sigue adelante.

Por: Christopher Lynch, Vicepresidente, Desarrollo Económico y Empresarial de la Irvine Chamber of Commerce, en California


Foto: Archivo

Febrero 2013



Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.