Además del estado, cada condado tiene sus normas impositivas
Radiografía del impuesto a las ventas


El sistema tributario de Estados Unidos es un laberinto que involucra impuestos al gobierno estadal, federal y local. Cada vez que se compra un producto en una tienda, se paga un porcentaje adicional que corresponde al impuesto del estado por derecho constitucional. "En lo relativo a impuesto a las ventas, el Internal Revenue Service, o IRS, no tiene influencia alguna. Eso es a nivel de cada estado", aclara para comenzar, Marisa Michaud, vocero de prensa del IRS. Explica que los empresarios deben contactar el departamento de ingresos de su estado para iniciar el proceso tributario.

Luego de registrar su negocio en el Departamento de Ingresos de la Florida (en inglés, Florida Department of Revenue, DOR), usted recibe un paquete con las diferentes formas que necesitará llenar y devolver. Todos los formularios están disponibles para decargar en el web site www.myflorida.com/dor. "Este es un trabajo que preferiblemente debe hacer el contador, pues conocemos mejor cómo funciona este proceso", advierte Martha Fedele, vicepresidente de The Fedele Group con base en Palm Coast, FL, pero que opera en todo el estado.

En Florida el impuesto a las ventas es de 6%, pero en algunos condados y ciudades se agrega un monto adicional por concepto de recaudación. En Miami, se paga 6.5% más 0.5% que corresponde al distrito. La lista completa de los porcentajes por distrito se consigue en http://dor.myflorida.com donde se actualiza cada año. También se puede solicitar por teléfono en el T + 1-800-352-3671. Es responsabilidad del negocio recolectar esos impuestos según corresponda a bienes o servicios. Existen unas excepciones, por ejemplo, los alimentos rara vez son taxables, a menos que se trate de su consumo en un restaurant (Ver la forma DR-46NT). En la línea de ayuda al usuario del DOR (T + 1-800-352-3671) responden todas las dudas que pueda tener el declarante, tanto en inglés como en español.

Los impuestos a las ventas se reportan mes a mes, con el día 20 como fecha límite. Según los montos, los pagos pudieran ser trimestrales (entre $500 y $1.000), semianuales (entre $100 y $500) o anuales (menos de $100). Siempre se debe hacer la declaración, aunque no se deba ningún impuesto. "Una vez que se comienzan a hacer los reportes, el DOR envía las planillas de pago con los sobres y los libros para llevar el control de las declaraciones", detalla Fedele e indica que "si no se hace el reporte, el DOR cobra una penalidad de $25 mensuales que se van acumulando junto a los intereses hasta que finalmente se resuelva la deuda". Como contraparte, cuando la declaración se hace antes de la fecha límite, "el DOR da un descuento del 2 al 5%, hasta un máximo de $25".

Prácticamente todo negocio (exceptuando aquellos del gobierno o sin fines de lucro) debe cobrar un impuesto a las ventas, esto incluye: venta al detal, reparaciones o alteraciones a la propiedad personal, alquiler, lease o permisos de uso de propiedades, renta de viviendas de corta estadía, alquiler de bienes diversos, entrada a parques y centro deportivos o recreacionales, gimnasios, importaciones, contratos de servicio y garantías, máquinas expendedoras, servicios profesionales, etc.

El DOR ofrece un entrenamiento gratuito online para conocer a fondo el sistema de los impuestos a las ventas dirigido a los nuevos empresarios y comerciantes. Una de las recomendaciones más importantes es la de llevar un libro de contabilidad preciso y actualizado con las facturas, registros de las cajas de cobro, y demás papeles que demuestren que el negocio está apegado a las leyes. Otra razón de peso para que este libro sea el gran aliado del empresario es el tema de los taxes de uso, los taxes locales y el impuesto al consumo específico y otros. "Florida es particularmente estricto y las auditorías son normales, frecuentes, sin razón aparente y completamente inesperadas", acota Fedele insistiendo en la importancia de unos libros bien llevados.

Los impuestos al uso se aplican cuando un negocio compra mercancías fuera del estado por las cuales no se recolectó un impuesto. En Florida son especialmente agresivos con ese punto. Si usted declara que compró mercancía fuera de la Florida por la cual no pagó impuestos, no tiene nada que temer. Sobre un mismo producto la ley evita la doble tributación: "en otras palabras, el último usuario es el que paga", simplifica Fedele.

Otro tipo de impuesto a las ventas se conoce como Excise Tax (consumo específico) y se refiere a aquellos productos que ya incluyen el impuesto en el precio, por ejemplo, la gasolina o los juegos de azar. Existe otro impuesto conocido como suplementario, y es una atribución de los condados de Florida que consideran que los primeros $5.000 de cualquier transacción de compra-venta, son taxables.

Department of Revenue
Sales and Use Tax Division 5050 W. Tennessee St.
Building F-4, Tallahassee, FL 32399-0100
T + 1-800-352-3671 (sólo en Florida) / T + 1-850-488-6800

En este documento están los porcentajes de los taxes locales correspondientes al año 2010
http://dor.myflorida.com/dor/forms/2010/dr15dss.pdf.

Para hacer el curso sobre impuestos a las ventas:
http://dor.myflorida.com/dor/training/dr15 (en inglés).

Por: Tatiana Ramos-Parker

Foto: Archivo

Oct 2010







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.