Liquid Capital "compra" facturas y cobra intereses del 2% al 5%
Adelantos de dinero sobre cuentas por cobrar


La dificultad de obtener créditos para algunos micro empresarios y pequeños negocios durante la crisis económica, que aporten alivio y capital de trabajo para sostenerse durante el vendaval es casi epidémica. Deudas apiladas y malos reportes de crédito no ayudan en la tarea, pero hay un programa financiero que presta dinero contra facturas y trabaja codo a codo con la compañía.

Más que fijarse en los puntajes de crédito o scores o en el tamaño de lo adeudado, se enfoca en la cantidad de clientes que le deben dinero al negocio y su capacidad de crecimiento. Es un modelo conocido como "factoring" o accounts receivable financing (AR Financing - Financiamiento de cuentas por cobrar) operado por la empresa de origen canadiense Liquid Capital, que desde 1995 comenzara a dar financiamiento de este tipo a negocios de transporte y que en 2005 decidiera expandirse a Estados Unidos. Ahora cuenta con oficinas en 29 estados del país y tiene más de 1.400 clientes. Aunque no son los únicos que brindan este servicio, ya que Citibank lo hace, así como General Electric, entre otros, pero sí son los financistas con términos más flexibles en cuanto a ingresos del negocio y términos de contrato de trabajo.

"No son préstamos per se" aclara a El Paracaidista Federico Coupe, ex-corredor de Wall Street y Presidente de Pharos Capital, organización que representa a Liquid Capital en Miami. "Lo que hacemos es ayudar a la compañía en el proceso de entrega de productos o entrega de servicios y cobrar. La mayoría de las empresas tiene que esperar 45 días, y la mayoría no tiene capital suficiente. Nosotros nos hacemos cargo de la cartera de facturas, le adelantamos dinero de esa cartera en 24 horas y nos encargamos de cobrar ese dinero".

Según Coupe, es de gran ayuda para empresarios latinoamericanos que llegan aquí, montan sus negocios y aunque conocen muy bien como operarlos en sus países, se enfrentan a una realidad bastante diferente ante la gran necesidad de flujo de caja y por ende de un financiamiento dinámico. Algo que los bancos no pueden igualar cuando la plata se requiere urgente.

"Primero les ayudamos con el análisis crediticio de los clientes que tienen y de los clientes futuros, para que sepan si esos clientes tienen una buena trayectoria en el mercado. Segundo les damos dinero contra esas facturas por cobrar, y tercero, nos encargamos de cobrar", apunta este experto económico.

No hay un mínimo ni máximo de clientes requerido en el haber de la empresa, puede tener cuatro solamente, por ejemplo, y el valor de las facturas puede ser pequeño o grande. "Tenemos una que tiene 150 y nosotros nos encargamos de cobrar", dice Coupe. Una ventaja del servicio es el ahorro de tiempo de cobranza "no tienen que tener personal dedicado a cobrar sino a vender".

"Esto no es como un préstamo bancario, sino un adelanto contra un activo. Cada vez que la persona genera un producto o servicio, genera una factura. Eso bajo la ley en Estados Unidos es un activo, pero eso no funciona como cash. Nosotros convertimos ese activo en cash. Cobramos un fee por investigación, el trabajo y los servicios de cobranza que pueden ser de 30, 45 ó 60 días. Este sistema funciona idealmente si el período de cobranza va de 30 a 90 días", amplía el especialista. Pero explica que hay algunos casos cuyos plazos de pago son de 120 días, como en las industrias del petróleo y asevera tener programas para financiar compra de materia prima, siendo el inventario de este producto el respaldo de ese "préstamo". Esto lo hacen cuando hay muy buenas oportunidades de precios de materia prima.

También dan cartas de crédito para órdenes de compra a empresas importadoras, éstas adquieren los productos, los ingresan en Estados Unidos, los venden y Liquid Capital les compra la facturación. "Hacemos que el negocio crezca sin usar su propio dinero". Dice Coupe que algunos negocios bajo este plan pueden crecer de un 30 a 35 por ciento anual.

También si la compañía tiene posibilidad de hacer un negocio con una empresa muy grande, un supermercado inmenso, por ejemplo, pero no tiene posibilidades de comprar tantos productos para ofrecérselos, pueden adelantarle dinero para hacer la adquisición y luego se encargan de cobrar lo vendido.

Cómo funciona el financiamiento
El costo de este servicio va de un 2% a un 5% por los primeros 30 días y después de este lapso se cobra día por día. Se prorroga el fee según el tiempo de cobranza. Y enfatiza Coupe que no se trata de un crédito tampoco, sino de un adelanto de dinero. "Cada vez que generan un invoice nuevo, nosotros se lo compramos". Asegura no tener mínimos requeridos en sus contratos de trabajo. "Podemos comprar en enero $500 mil y luego en febrero son $200 mil, no cobramos fee extra y si en marzo no hay nada, no cobramos nada. En los contratos que establecemos no tenemos términos, pueden trabajar con nosotros cuando quieran y si no quieren seguir, no lo hacen, es abierto".

Liquid Capital trabaja con empresas que como mínimo generen $10 mil al mes, pero aceptan compañías con facturas mensuales de hasta $6 millones. "Si vende menos de $10 mil al mes vemos igual si hay potencial para que venda más y en ese caso la podemos tomar. Podemos trabajar en cualquier sector: construcción, salud, importaciones, etc.", declara.

Cuando se topan con clientes incobrables tienen un seguro de respaldo, pero Federico Coupe advierte: "La persona es responsable de que su cliente pague, evaluamos riesgo, vemos si conviene o no tomarlo".

Quién es elegible
La clave es que sea una compañía que haga negocios con otras empresas, que genere facturas y que cobre a plazo, no "cash on delivery" o COD (pago contra entrega), pero puede ser una organización detallista (retail) y mayorista a la vez y que facture a términos. También califican empresas internacionales que vendan a otros países. "Se pueden financiar exportaciones porque a través del sistema de seguros que tenemos nos protegemos, pero esto implica más riesgo y un mayor costo", explica. También pueden operar con entidades que recién comienzan a funcionar.

Los requisitos a presentarse incluyen llenar una solicitud con los datos de la empresa, background, referencias bancarias, del contador, abogado y agente de seguros y debe tener experiencia comprobable en el rubro de negocios. Pero dice este financista que tienen flexibilidad según cada caso. "Hemos hecho negocios con empresas que tenían los accounts receivable [cuentas por cobrar] en una caja de zapatos y los accounts payable [cuentas por pagar] en otra. Trabajamos con cualquier tipo de configuración. Revisamos el historial crediticio de la empresa, pero nos interesa que sea honesta y lo importante es la historia de pago sus clientes".

El dinero se entrega al empresario con transferencia bancaria. "Hoy le compramos invoices y le hacemos transferencia bancaria en 24 horas, es el plazo máximo".

En el site (en inglés) www.liquidcapitalcorp.com puede encontrar las oficinas en su estado y condado.

- Pharos Capital - Liquid Capital, Miami. T + 305-857-0367 - fcoupe@liquidcapitalcorp.com
- Liquid Capital of South Florida, Hollywood - T + 305-677-3560.
- Francisco Annicchiarico - Liquid Capital of Florida, Miramar - T + 954-874-1600.
- Global Boardroom Solutions - Liquid Capital, Coral Springs - T + 954-796-7042.
- Liquid Capital of Central Florida, Ocala - T + 1-800-277-3501.


Foto: Archivo

Dec 2009







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.