Cómo establecer un "home-based business" en el sur de Florida
El negocio en casa: altos y bajos


Un modelo que se replica toda velocidad en la economía estadounidense por su ahorro en gastos, flexibilidad, comodidad de operación y conveniencia familiar es manejar una empresa o negocio desde el hogar. Un reciente estudio difundido en febrero de 2005 por la Office of Advocacy del United States Small Business Administration arroja que casi la mitad de todos los negocios estadounidenses existentes son basados en casa. La investigación fue asignada para detectar los pesos reguladores que sufren las empresas que operan desde el hogar en comparación con los pequeños negocios ubicados en locales comerciales.

Estos manantiales de actividad económica, como los llaman en ese estudio son la forma predominante del pequeño negocio (53%) y más del 66% de las corporaciones de un solo dueño, asociaciones y corporaciones tipo S funcionan desde viviendas. Sin embargo, las firmas más pequeñas (con menos de 20 empleados) gastan 60% más por empleado que las empresas más grandes para cumplir con las regulaciones federales, como impuestos, asevera el Small Business Administration.

"Es un área de los negocios que hace unos años atrás no tenía mucho apoyo en general de diferentes organizaciones, pero hoy en día todo el mundo toma muy en serio a los negocios desde la casa y de hecho hay préstamos disponibles para empresarios desde el hogar gracias al Smal Business Administration [Administración de Pequeños Negocios]. Si les dices que tienes tal tipo de negocios o que quieres comenzar cierto tipo de empresa desde la casa y te dan los permisos y licencias, porque ese es un punto clave, estás bienvenido para la 'aplicación' del préstamo", comenta a El Paracaidista Nancy Orozco, Gerente para el condado Miami-Dade del Small Business Development Center de la Florida Atlantic University. Ella asevera que antes de 1994 era muy difícil conseguir créditos financieros si la operación era casera. "Es un fenómeno en crecimiento. Hay muchos empresarios exitosos que están trabajando desde su hogar". Y que no desean cambiar ese modelo porque han logrado llegar a sus metas de forma conveniente, dice. Otros usan esa plataforma mientras reúnen recursos suficientes para pasarse a un local comercial.

Esta educadora financiera comenta que hace 10 años iniciaron los seminarios para empezar negocios desde la casa y para ese entonces sólo cuatro municipalidades del condado Miami-Dade los permitían. Actualmente casi todas lo aceptan. "Cada día hay más acogida a este tipo de empresarios porque quienes empezaron hace años han demostrado que sí se puede crear desarrollo económico y empleos, mover la economía, dar excelentes servicios y ser exitosos a pesar de estar trabajando desde el hogar", asegura Orozco. "La gente hoy en día no ve tan mal ni le tiene tanta desconfianza a quienes operan desde el hogar". Y es el área de servicios la de mayor índice de empresas caseras.

"Creemos que la gente se inicia con la oficina en casa por el bajo costo", expresa a nuestra publicación Althea Harris, vocera de la Oficina Distrital del Sur de Florida del Small Business Administration. Esta entidad califica a los negocios hogareños como micro prestatarios con gastos iniciales de operación inferiores a los $10 mil. "Es un esquema ideal para gente cuyos horarios no están atados a un calendario de producción de 9 am a 5 pm, como por ejemplo madres con niños pequeños que pueden hacer el trabajo mientras éstos toman su siesta o en la noche". También apunta que muchas veces la operación en el hogar es una segunda fuente de ingresos "en la cual tienen el lujo de producir mientras están en su casa sin perder tiempo trasladándose a un espacio de oficina", lo que rinde grandes ahorros.

Las empresas que funcionan en casa son consideradas por el SBA "micro negocios" por tener menos de 20 empleados y sumados dentro de la gama de pequeños negocios, concepto que en términos de esa entidad implica firmas con menos de 500 trabajadores (aunque también los clasifican por facturación dependiendo del rubro al que pertenezcan), representan al 98 por ciento de todas las empresas operantes en la economía estadounidense. Por tanto queda claro que sólo 2 por ciento corresponde a grandes corporaciones y el resto puramente a small businesses, y de éstos sorprendentemente la mitad son negocios basados en casa.

"El puntaje es importante, pero también lo es que tenga una historia de crédito de por lo menos dos años", dice a El Paracaidista Alejandro Vila, corredor de hipotecas de South Florida Mortgage con sede en North Miami Beach. "Todo lo que esté por encima de 700 se considera excelente, 680 es bueno, pero por lo general para conseguir un buen interés tienes que tener un mínimo de 620, aunque no quiero decir que con menos no se consiga, pero para poder tener intereses competitivos 620 es lo mínimo", reitera.

Abundan los tipos de negocios que pueden gestionarse desde el hogar. Servicios de mercadeo, ventas, atención al cliente, organización de fiestas, consultorías financieras, contaduría, relaciones públicas, mantenimiento de jardines, servicios médicos, de ingeniería o arquitectura, informáticos, reparación de cualquier cosa, decoradores de interiores, un mínima lista de posibilidades para asomar la punta del iceberg que esta opción representa. La variedad tiene de todas formas un terreno común que es lo que permite que se trabaje desde la casa: sólo las actividades administrativas, vía telefónica, por medio de fax y computadora se permiten en las residencias. El contacto personal con clientes para dar los servicios o las reuniones de negocios se deben hacer fuera. No se pueden recibir clientes en la casa. El microempresario tiene que llegar a ellos donde estén.

Hay también otras restricciones en esta forma de operar: "No pueden guardar ni recibir mercancía a través de camiones que la entregan. Ni pueden tener empleados en la casa", advierte Marie Esquivel, Gerente de Licencias Ocupacionales del Condado Miami-Dade. Es decir, se prohíbe que vayan empleados a trabajar en la vivienda. "Sólo se permite al dueño de casa o si alguien de la familia es parte del negocio. Sólo pueden trabajar los que vivan en la misma casa". Pero esto no impide conseguir empleados y derivar tareas a otras personas bajo el mismo esquema de labor en el hogar. Mucha gente puede hacer actividad secretarial, atender teléfonos, contabilidad, procesar datos, etc. desde su propio lugar y luego rendir cuentas. El pequeño negociante que empieza en su vivienda tiene así una salida elegante y acorde a la ley que le permite salvarse de un ahogante exceso de trabajo.

Aunque mucha gente actualmente funciona desde su hogar con negocios tan variopintos como ensamblajes de piezas, preparación de comidas para vender, recibo y envío de mercancías, Esquivel asevera que todo eso está proscrito: "No pueden fabricar nada, por ejemplo, gente que quiere hacer adornos florales y cosas así. No se supone que puedan hacerlo porque eso implica que están trayendo mercancía a la casa y elaborando. Y mucho menos comidas, pues eso es regulado por el estado y todo el que cocina para que otro coma lo tiene que hacer en un local comercial y tiene que estar inspeccionado por el estado y tener una licencia estatal". En general tampoco permiten que se estacionen vehículos comerciales en la propiedad ni que tengan avisos comerciales en la casa, pero cada quien debe chequear con su municipalidad para indagar detalles sobre lo estrictamente prohibido. Quien desobedezca estas ordenanzas municipales, condales y estatales, sea descubierto por inspecciones rutinarias o por denuncia de vecinos se arriesga a la caída empresarial y al pago de altas multas, según sea el tamaño de la infracción.

Los permisos
Para operar en paz y aprovechar las bondades del negocio en casa es mejor transitar los caminos de la ley. Lo primero es llamar a la oficina de licencias ocupacionales de la municipalidad o ciudad donde uno vive y, si es zona no incorporada, entonces contactar a esa misma división pero del condado en el que se habita. Es la ciudad la que determina si puede haber negocio en casa, el condado se acopla a eso. "Hay algunas ciudades que no permiten el negocio en el hogar", dice Marie Esquivel y cita como ejemplo a la ciudad de Coral Gables que no acepta ningún tipo de empresas en casa.

Según Cassandra Terpening, Supervisora del Departamento de Licencias Ocupacionales del condado Broward, "las personas que trabajan desde su casa generalmente no saben que necesitan una licencia, desde el momento que se gana un solo dólar con el trabajo se requiere la licencia ocupacional, ya sea que se tenga una oficina pequeña o se haga negocios desde Internet. Todos tienen que trabajar con ese papel en la mano y tiene que estar a la vista en el caso de una inspección sorpresiva".

Crucial también es saber si la persona es profesional y desea abrir una operación relativa a su especialidad, si su carrera está regulada en Florida, pues tendrá que tener su licencia estatal profesional para poder optar por la ocupacional. En ciertos rubros se exige una licencia estatal para el negocio, además de la profesional. Esquivel ilustra con la figura de un contador público cuya empresa es de contabilidad. Tendrá que sacar su licencia estatal de CPA (Certified Public Accountant) y una para su negocio bajo el mismo rubro. Unica manera de que pueda operar ajustado a la ley. "Eso se ve mucho en los brokers de real estate", narra, "el estado le da una licencia al broker y otra a la corporación. Nosotros hacemos lo mismo, según las extienda el estado así lo hacemos también. Los médicos, abogados, ingenieros hacen lo mismo, porque ellos tienen una licencia personal y otra para la corporación". Cuando se emite la licencia para empresa casera, en estos casos implica el trabajo administrativo, pues ningún médico puede recibir pacientes en su hogar. Pero tanto galenos como abogados, ingenieros o arquitectos pueden muy bien prestar servicios de consultoría y visitar a sus clientes donde estén y manejar magistralmente su negocio desde casa. "Muchos médicos dan servicios en hogares de ancianos", dice Esquivel, "o en assisted living facilities [lugares con asistencia para vivir para gente de la tercera edad o con discapacidades]". Allí hacen revisiones médicas, las enfermeras atienden y brindan su apoyo, los fisioterapeutas hacen sus terapias, es decir cada quien ejecuta su función si bien su oficina principal está en el calor familiar de su residencia.

En qué parte de la casa late el negocio
Si bien los microempresarios pueden discutir contratos de miles de dólares desde el baño o la cocina, estudiar proyectos en la blandura de su cama, diseñar un plan de acción mientras toman un café en el jardín con el pijama puesto todavía, el negocio en casa debe tener su perímetro designado. El departamento de zonificación del condado Miami-Dade, por ejemplo, exige que se lleve un dibujo o plano de dónde estará la oficina en la vivienda. "He visto casos en que le dicen a la persona que si quiere tener su oficina en su cuarto, un escritorio con una computadora y un archivero, ésa es su oficina. Como no vas a recibir clientes, no tienes que tener una cosa formal. Pero de todas formas te piden un esquema de dónde vas a tener la oficina en tu casa porque en ocasiones ellos inspeccionan", aclara Esquivel.

Empujados por la presión del crecimiento y la necesidad de contratar empleados que ayuden en la operación, pero aún sin contar con suficientes recursos para mudarse a una local comercial, los dueños de negocios pueden caer en la tentación de infringir la ley. Meten a gente a la casa a laborar, empiezan a recibir paquetes y a almacenar mercancías, además de recibir clientes. Esto alborota la tranquilidad residencial y pone sobre alerta a los vecinos cansados de escuchar diariamente la llegada de camiones de couriers o la constante movilización de vehículos extraños. En este punto el microempresario se arriesga al peligro de una inspección de la ciudad o el condado, como también lo hace quien inicia operaciones comerciales sin autorización, como el cuidado de niños en una vivienda. Esta es la transición más fuerte que catapulta la necesidad de expansión que al principio puede ser dura, pero inminentemente requerida para alzarse con mayores ingresos y cosechar más éxitos. Muchos mini negociantes se ven forzados a dejar atrás la oficina en casa e instalarse en un espacio comercial o pensar creativamente para armarse una red de asistencia que no vulnere la ley y les permita seguir bajo el mismo esquema.

Beneficios y desafíos
Las ventajas del negocio en casa suben en torre equilibrándose con los desafíos. "El beneficio más palpable es que hay muchas personas que nunca hubieran podido llegar a ser empresarios si no hubieran tenido la oportunidad de comenzar desde su hogar", señala Nancy Orozco de FAU. "Porque por supuesto los gastos son mucho más bajos y eso les ayuda mucho en su economía pues hay muchas deducciones [de impuestos] que se permiten para los negocios en casa a través del IRS [Internal Revenue Service]. Esto le da un empuje al pequeño empresario sobre todo desde el punto de vista del capital y el flujo de caja, que es lo que la gran mayoría al principio no tiene". Muchos se concentran en producir un mínimo de capital para luego poder acceder a un préstamo que les permita la transición a un local comercial.

Pero la otra gran ventaja es su impacto en el núcleo familiar. "Especialmente las familias que tienen niños y que no quieren dejarlos al cuidado de otras personas o quieren estar en su casa cuando estos niños llegan de sus escuelas", describe. Es una de las razones principales que empuja a la gente al home business.

Uno de los desafíos es la falta de organización y éste se une al de la soledad. "Generalmente", indica Orozco, "en los negocios desde la casa es el dueño de la empresa y no más, sin empleados por mucho tiempo. Entonces levantarse en la mañana, ver que el esposo o esposa se va al trabajo y los niños a la escuela y el empresario se metió de una habitación a otra donde tiene su computador, su fax, todo lo de la oficina y sí tiene contacto con sus clientes por teléfono, email, pero no de persona a persona. Eso, la soledad, ataca fuerte al enterpreneur y no se dan cuenta de eso hasta que no lo viven". Esto se soluciona al asistir a eventos de "networking" de intercambio de tarjetas para conocer gente, socializar y engrasar el contacto humano, aconseja la experta. Esas salidas para las cuales los empresarios visten sus mejores galas de negocios son la terapia perfecta para combatir la soledad y el aislamiento.

"Quien quiera tener un negocio en casa debe ser particularmente disciplinado", enfatiza Althea Harris del SBA. "Si va a operar de 9 am a 5 pm, tiene que levantarse en la mañana y hacerlo".

Otro punto débil que Orozco señala como un error común es no poner una línea telefónica independiente para el negocio por querer ahorrar al máximo en los costos y que cualquier miembro de la familia responda a llamadas de trabajo de forma no profesional. Esto afecta profundamente la imagen de seriedad y credibilidad de los microempresarios y puede costarles más de un cliente.

"No contestan profesionalmente o a veces contesta el hijo, o a veces tienen al niño llorando ahí al lado o a un perro por allá atrás ladrando. Si tú llamas a una empresa y te pasa esto, pierdes confianza en esa empresa. Pero si cuando contestas esa línea lo haces con un saludo profesional con el nombre de la empresa, y estás seguro de que nadie te va a distraer, que no va haber ruidos extraños, pues esa persona que llama primero que no tiene por qué enterarse de que el negocio está en una casa y aunque se entere, la atención ha sido tan profesional que te compra el servicio".

Tener un servicio de atención de llamadas cuando el empresario no está, pasarlas al celular o simplemente tener un contestador con un mensaje corporativo puede ayudar mucho a imprimir una buena imagen. "Aunque estés en la casa tienes que comportarte como si estuvieras en una empresa profesional que estuviera ubicada en un local comercial".

Harris del SBA piensa que convencer a la familia y hacerle entender que el negocio en casa es cosa seria y que todos deben respetar al empresario o empresaria mientras hace sus labores es una de las partes más difíciles de ese camino. "Para que no interfieran cuando tratas de trabajar".

Sobre cómo enfrentar la amenazante pregunta "¿dónde tiene la oficina?", Nancy Orozco dice que no es necesario descubrirse. Se puede dar la dirección, mencionar la zona y no entrar en detalles. "Puedes darle tu tarjeta de presentación y decirle 'ésta es mi tarjeta, aquí están mis datos completos' y no estás diciendo si estás en un local comercial o si estás en la casa. No tienes por qué decirlo. Y muy rara vez, dependiendo del servicio que das, van a ir a tu casa". Si el potencial cliente insiste en querer visitar al micro empresario, Orozco, es de la opinión de tener la alternativa de alquilar por unas horas un centro de negocios, oficina o salón de conferencias en esos servicios temporales o "business centers". Mucha gente, dice, no pone dirección en su tarjeta, y cuando el cliente quiere reunirse lo llevan a uno de esos centros. Pero sobre todo asegura que el éxito está realmente en el nivel de compenetración y confianza que se establezca con el potencial cliente, sin importar si la persona está en su casa, en un business center o en tremenda oficina en la mejor zona comercial.

Althea Harris recomienda tener una casilla postal (P.O.Box) si no se quiere develar la dirección de casa, pero considera que éstas son pequeñas cosas comparadas con el beneficio que tiene esa estructura de trabajo.

Cobertura médica
Uno de los desafíos para el microempresario es el alto costo de los seguros de salud para sí mismo y su familia. Cuando se trabaja para otro en empresas medianas a grandes ésa es una de las ventajas: contar con cobertura a bajo costo al compartirse los gastos con el empleador. Pero la póliza grupal empresarial tiene sus beneficios aunque es más cara: "Cuando hay seguro grupal no se exige examen médico, pero si se solicita un seguro individual la compañía de seguros puede negar al 'aplicante' o poner condiciones preexistentes. Cuando es a través de una empresa, la compañía de seguros por ley tiene que aceptar a los solicitantes, debido a eso el seguro grupal sale más caro para empresas pequeñas, que cuando es un seguro individual y la razón es obvia porque la empresa sabe que la persona individual viene bien de salud, mientras que en grupo no lo sabe y los tiene que aceptar", dice a El Paracaidista Luis Monsalve, corredor de seguros de la empresa Naranjo Insurance, con sede en Doral, Miami-Dade. El incremento del costo, según este experto, ronda el 40%. Aunque vale señalar que este gasto es deducible de impuestos, por tanto tiene su ventaja. Además, los seguros individuales podrían también deducirse como gastos del "self employed", categoría en la que cae quien tenga el negocio en casa.

Precios de las licencias ocupacionales
El costo de la licencia ocupacional de oficina en casa en el condado Miami-Dade en zonas no incorporadas (es decir que no pertenecen a ninguna ciudad o municipalidad) es de $75, mientras que el de las licencias ocupacionales profesionales ronda los $100, dependiendo del rubro. Para las zonas que caen en ciudades el precio del condado es $45 y el certificado de uso sale en $28.50. Hay que sacar la licencia municipal primero y luego la condal. Asimismo funciona en Broward donde la licencia condal de home office sale en $45. El costo de ésta en cada ciudad varía. El condado Broward solamente pide el certificado de uso en caso de que el negocio esté ubicado en una área no incorporada (que no pertenece a ninguna municipalidad, pero que sin embargo está en zona geográfica de Broward), del resto sólo pide que se presente la licencia ocupacional de la ciudad donde estará ubicado el negocio, además de los requisitos generales.

"En el condado Palm Beach tenemos 37 municipalidades y en la mayoría de las ciudades se permite el negocio en casa", asegura a El Paracaidista Sherry Lennertz, Supervisora de Licencias e Impuestos de Turismo del Condado Palm Beach, "y el costo de la licencia ocupacional [del condado] en la mayoría de los casos en de $31.50 [aumentará en octubre 2005]". La denominación más común que utilizan para la oficina en casa es servicio público y dice Lennertz que prácticamente todos los tipos de negocios caen bajo esa categoría. Si la casa está en territorio no incorporado deben ir a la oficina del condado primero, pero si está ubicada en alguna ciudad, deben ver si permiten allí el home business, pues tendrán que traer la solicitud de licencia ocupacional del condado firmada por un representante de la oficina de licencias ocupacionales de la ciudad respectiva para poder ganar la licencia condal. Cada ciudad en Palm Beach debe emitir a su vez una licencia ocupacional de la municipalidad.

Un aspecto importante en Palm Beach es que en todo el condado la casa no puede parecerse a un negocio, no puede haber avisos ni actividad comercial alrededor de la vivienda. El condado Palm Beach no requiere certificado de uso.

Requisitos generales para la licencia:
Estos son los requerimientos generales que deben presentarse para obtener la licencia ocupacional en el condado que sea. Estos deben llevarse a la ciudad o municipalidad correspondiente y luego al condado.

1- Presentar los artículos de incorporación de la corporación y copia del lease o contrato de alquiler o título de propiedad de la vivienda.

2- Certificado de uso (que en cada caso particular lo entrega el mismo departamento de licencias ocupacionales o el departamento de zonificación - se tramita junto a la licencia, hay que preguntar según el tipo de negocio y ciudad).

3- Número de identificación federal (Federal ID Number) o de Seguro Social si el negocio es a título personal.

4- Registro del nombre ficticio, si se hace con un nombre distinto al personal o al de la corporación.

5- Licencia profesional en el caso de ser necesario que emite el Department of Business and Professional Regulations (DBPR) o la entidad que corresponda.

7- Licencia profesional de negocios estatal si es requerida, emitida también por el DBPR o entidad correspondiente.

8- Otras licencias o certificaciones del condado o estado que se requieran, según el tipo de negocio.

Datos de ayuda corporativos (Recuadro):

  • Para obtener el Federal Employer Identification Number se debe llenar la solicitud SS-4 del Internal Revenue Service. Para información llamar al 1-800-829-3676 / www.irs.ustreas.gov.
  • El registro del Nombre Ficticio o "Fictitious Name" (DBA: Doing Business As) se hace con la División de Corporaciones del Departamento de Estado de Florida. Información en 1-850-488-9000 / www.sunbiz.org. Esto es si la persona quiere hacer negocios con un nombre distinto al suyo o al de su corporación.
  • Para información de licencias y certificaciones profesionales llamar al Florida Department of Business & Professional Regulation al 1-850-487-1395 / www.myflorida.com/dbpr.
  • Como los negocios de Florida deben colectar impuestos en variados productos y servicios hay que llamar al Florida Department of Revenue para ver si el tipo de negocio a abrirse está sujeto a esos impuestos. Si es así, se debe obtener un certificado de impuestos a la venta y un librito para hacer pagos mensuales de estos impuestos. Si el producto o servicio que se tendrá no es "taxable", es recomendable que le den una carta por escrito donde lo diga (para sus records). Llamar al 1-850-488-6800 / 305-352-3671- 8175 NW 12th Street, Suite 119, Miami, FL 33126.
  • Cada vez que se contrata a un nuevo empleado a tiempo parcial o completo hay que someter la forma "New Hire Reporting Form" al Florida New Hire Reporting Center: 1-850-656-3343 / www.fl-newhire.com. Florida New Hire Reporting Center, P.O. Box 6500, Tallahassee, FL 32314-6500.
  • Si el negocio tiene empleados (los dueños del negocio) es preciso someter reportes cuatro veces al año y pagar los impuestos del desempleo. Contactar al Florida Department of Revenue Unemployment Tax - Employer Taxpayer Information Services al 1-800-482-8293 / www.floridajobs.org/unemployment/tax/ucs1b.htm.

Oficina de licencias ocupacionales del condado Miami-Dade:
140 West Flagler Street,
Room 1407, Miami, FL 33130
T + 305-270-4949
South Dade Government Center
(oficina del área sur)
10710 SW 211 Street
# 104, Miami, FL 33189
Planning & Zoning Department
Zoning Permit Section
11805 Coral Way
Miami, FL 33175
T + 786-315-2666

Oficina de licencias ocupacionales del condado Broward:
115 South Andrews Avenue, Room A-100,
Fort Lauderdale, FL 33301
T + 954-831-4000.
www.co.broward.fl.us//revenue/rvi00500.htm

Oficina de licencias ocupacionales del condado Palm Beach:
West Palm Beach - Governmental Center
Administration/Occupational License/Real Estate
301 North Olive Avenue, 3rd Floor
West Palm Beach, FL 33401
T + 561-355-2272

www.pbcgov.com/tax/ServicesProvided/Occupational_License/
Occupational.htm allí pueden elegir la opción "Español". Tienen otras 4 oficinas. Llamar para ubicar la más cercana a la casa.

Oficina Distrital del Sur de Florida del Small Business Administration
100 S. Biscayne Blvd. - 7th Floor
Miami, FL 33131
Ilene Rubio Ext. 137 y Frank Velasco Ext 122
T + 305-536-5521.

Datos significativos de los pequeños negocios:
Según el SBA las empresas pequeñas en Estados Unidos representan el 99.7% de todas los negocios empleadores de personal, dan empleo a la mitad de todos los trabajadores del sector privado, pagan 44.3% de toda la nómina del sector privado en Estados Unidos, generan de 60 a 80% de todos los nuevos trabajos netos anualmente (en la última década), crean más del 50% del Producto Interno Bruto privado no agrícola, suplen más del 23% del total de los contratos federales (año fiscal 2003), producen de 13 a 14 veces más patentes por empleado que las grandes firmas de patentes, son las empresas empleadoras de sobre el 39% de trabajadores de alta tecnología (científicos, ingenieros y trabajadores de computación), son en un 53% compuestos por negocios basados en casa y en un 3% por franquicias, representan un 97% de todas las exportaciones identificadas (año fiscal 2001) y producen el 29% de todo valor exportable (año fiscal 2001).

Foto: Archivo


Dec 2006







Copyright © Clave Corporation - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de Clave Corp
.