Proponen impuesto de 2% a remesas a AL para pagar muro
En riesgo salvavidas envío de dinero a casa


Como alguien que llegó por primera vez a los Estados Unidos como inmigrante indocumentado y que recientemente se convirtió en un ciudadano estadounidense, entiendo lo dolorosa que puede ser la retórica política actual acerca de la inmigración y de las “grandes expectativas” de lo que se espera de nosotros.

Actualmente hay 42 millones de inmigrantes que viven y trabajan en los Estados Unidos. Como yo, y lo más probable es que lo hagan para construir una vida mejor, una que les permita ganar y enviar dinero a sus seres queridos en casa. Cuando realizan un envío, no es sólo dinero, a menudo es literalmente un salvavidas.

Hicimos una encuesta con miles de nuestros clientes preguntando porque envían dinero y nos dimos cuenta que más del setenta por ciento envían dinero para ayudar a sus familias con necesidades básicas como vivienda, alimentos, servicios públicos, educación y cuidado médico.


Entre ellos están Nancy y Adrián de la Florida. Nancy vive en Apopka y envía dinero a casa en México con la esperanza de un día comprar un pequeño pedazo de tierra donde pueda vivir su familia. Ella espera que este dinero cree una manta de seguridad dando a su familia tranquilidad.

Adrián envía dinero a su padre en México, quien ha perdido la vista en un ojo y también tristemente, debido a esto, su trabajo. Ella se ha tomado la responsabilidad de cuidar de la salud de su padre después de que su empleador le dio la espalda.

Estas son sólo algunas de las innumerables historias de primera mano de la verdadera confianza que la gente tiene en el dinero enviado de los Estados Unidos. Nuestros clientes y los millones de otros inmigrantes que envían dinero a casa son héroes por lo que a mí respecta.

Tan sólo las remesas contribuyen más de cuatro veces que lo que los fondos de ayuda externa a nivel global proporcionan. En algunas naciones, el dinero recibido del exterior es un componente sustancial del producto interno bruto del país, no sólo ayudando a construir un fundamento de estabilidad y oportunidades para receptores individuales, sino para las comunidades enteras.

Ahora, la administración actual y su política de remesas “mala para negocios” está poniendo en riesgo este salvavidas para familia. La Ley de Financiamiento del Muro Fronterizo propone un impuesto del 2% sobre las remesas a los países de América Latina y el Caribe para pagar la construcción del muro fronterizo. Este es un ataque que va en contra de los valores estadounidenses profundamente arraigados, como el respeto por el trabajo duro, la importancia de la familia y el deber de ayudar a las personas necesitadas. Sin mencionar que de ser aprobado, este resultaría en que nuestras fronteras serían más peligrosas y que las personas terminen usando métodos menos seguros a la hora de enviar dinero al otro lado de la frontera.

La propuesta de La Ley de Financiamiento del Muro Fronterizo y el RAISE Act representan un verdadero riesgo para los inmigrantes que trabajan duro, inmigrantes que aportan miles de millones de dólares a la economía de los Estados Unidos a través de los impuestos que ya pagan, y bienes y servicios que compran. En Remitly, creemos que los inmigrantes son héroes, hacen el último sacrificio de dejar todo lo que saben y aman para vivir y trabajar en Estados Unidos, contribuyendo en gran medida a la economía estadounidense. Necesitan oportunidades y estímulo, y nosotros en Remitly, respaldamos a la comunidad inmigrante - es por eso que empezamos este negocio y por qué estamos motivados a trabajar duro para ellos todos los días.

Por: Lazaro Carrión, Administrador de Operaciones de Mercadeo en América Latina de Remitly, empresa de envío de remesas.

Foto: Archivo

Septiembre 2017

 



Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.