El único club en español del Sur de FL funciona en Doral
Club Toastmasters entrena en oratoria
y liderazgo


Hablar con elocuencia y desenvolverse diestramente ante el público, ya sea en conferencias, reuniones de trabajo o encuentros espontáneos es un arte que se aprende con costosos cursos especializados. Pero el Club Toastmasters International ofrece lo mismo y aún más, con un aporte monetario casi simbólico, y una oportunidad sin igual de conocer gente, relacionarse y educarse a un nivel tope.

"Una de los aportes más valiosos que tiene el club es que enseña efectivamente a escuchar al interlocutor para poder comunicarse", dice a El Paracaidista Nelly Giribaldi, ex-presidente del Club Toastmasters #971 de Miami, el único en español en Florida de los 15.400 que existen en 135 países.

"Es básicamente un club de comunicación y de liderazgo. Enseña a desarrollar las dos cosas en una persona, porque todos en el fondo tenemos una capacidad de liderazgo. Ya sea una ama de casa en su hogar con sus hijos, con su marido, necesita organizar todo y el hecho de organizar tiene que ver con liderar también. Delegar funciones, saber cómo manejarse en la vida, un profesor, un maestro, un estudiante. Especialmente importante para los estudiantes".


Esta genial idea de agrupar a gente de todas las avenidas de la vida en un club para formar y pulir "maestros de ceremonia" se le ocurrió hace casi 90 años al señor Ralph Smedley. "Lo hizo para ayudar a los hombres del área donde él estaba. El era director de educación de un YMCA [Young Men Christian Association - Asociación de Jóvenes Cristinanos, comúnmente ya conocido como "Y"] en Bloomington, Illinois, Estados Unidos, y viajaba bastante. El notó que tanto los banqueros, los políticos, como la gente de pueblo no tenían conocimiento de cómo comunicarse propiamente. Eran muy inhábiles para eso y desarrolló este método para la gente de las ciudades donde él estaba. Los hombres empezaron a venir y a aprender a expresarse mejor. La primera reunión informal se hizo en 1905. Pero como viajaba tanto no podía formalizar la creación del club en un sólo sitio. Lo logró 19 años más tarde de que comenzó, en 1924, cuando después de varios intentos se estableció en Santa Ana, California, para encargarse de una sede de YMCA allí, y pudo así organizar el club formalmente. Se hizo todo el formato legal, las bases, para que el club funcionara como club". Finalmente, 17 años más tarde Smedley renunció a su puesto de Secretario de YMCA y se dedicó completamente a su club.

Esto era en 1920, cuenta Giribaldi, y en esa época las mujeres no se involucraban, sino hasta 1970 que formaron su propio club con la intención de ayudar a sus maridos. Desde entonces se integran al club mundialmente y son presidentas y líderes punteras de sus actividades

Un método sólido de enseñanza que perdura
"Decidió darle el nombre de Toastmasters, porque cuando uno hace un 'toast', un brindis, hay que generalmente decir unas palabras, y hay que saber hacerlo", narra la ex-presidente, quien es de profesión masajista terapéutica, de origen uruguayo y casi recién llegada al club se entusiasmó e involucró a tal punto con las actividades, métodos y organización que fue elegida rápidamente como su líder por el lapso de un año. Así es la dinámica del club: quien quiera ocupar posiciones administrativas, de evaluación, sólo tiene que involucrarse y expresar su deseo con actos para integrarse de esa manera. Así nacen los nuevos mentores de los miembros recién incorporados.

La organización está registrada como una 501 sin fines de lucro en Estados Unidos y recibe donaciones para mantener su funcionamiento y sus bajísimos costos para los miembros de apenas $50 de contribución, cada seis meses para mantener la membresía. La primera vez se deben incluir $20 más por dos manuales que se reciben. Los importes de los clubs Toastmasters International (su nombre formal) en Estados Unidos y el mundo pueden variar, pero por poca cantidad.

Abierto para todos
Lo interesante es que cualquier persona puede asistir a las reuniones que se realizan en Doral el primer y tercer martes de cada mes de 6:30 pm a 8:00 pm y no necesita ser miembro para hacerlo. Pero si quiere participar, dar sus brevevísimas conferencias de 6 a 7 minutos y ser evaluado por sus compañeros para ir mejorando, sí debe unirse formalmente, pero sin ningún compromiso de contrato u obligatoriedad. Sólo cuenta el verdadero compromiso de aprender y ayudar a los demás."Cualquier persona mayor de 18 años puede integrarse a un club Toasmaster", asevera Giribaldi.
Los miembros pueden dar conferencias, ser miembros del panel de mesa o funcionarios.

¿Cómo funciona? Participación y práctica
La efectividad para aprender las artes de la oratoria, organización y liderazgo es la punta de oro de esta organización que a través de su dinámica súper práctica y participativa permite a la gente experimentar y aprender "haciendo".

Nelly lo ilustra así: "En principio hay dos manuales que se entregan con la membresía: Comunicador Competente y Las Artes del Liderazgo. En el primero hay 10 oratorias que deben hacerse y que se prensentan en el club. Cada una tiene un objetivo determinado y eso está absolutamente especificado. Se explica cómo hacer cada una y la evaluación. En cada presentación hay un evaluador quien dictamina si la presentación fue hecha de acuerdo a las reglas establecidas, según el formato del libro. La primera presentación se llama el rompehielos porque la persona tiene que presentarse ella, decir quién es".

Esta ponencia dura entre cuatro y seis minutos, las otras son entre cinco y siete. "Primero la persona va para ver cómo son las presentaciones y puede asistir todas las veces que quiera sin ningún tipo de obligación de inscribirse. Cuando lo hace, se le asigna a un mentor para ayudarle en caso de que tenga dudas o el nuevo miembro puede pedir que le asignen a una persona determinada como mentora. En una sesión típica hay un presidente que abre la reunión y la cierra, luego entra el sargento de armas que dice el juramento a la bandera. Esto tiene que ver con la formalida del club, se ha hecho siempre, como lo es darse la mano cuando la persona llega al podio, se saluda con apretón de manos. Luego el sargento de armas introduce al maestro de ceremonias o toastmaster quien va a presentar cómo será la sesión. Va a decir que hay cuatro personas que van a decir la oratoria, da los nombres, títulos de las charlas, y va a presentar al panel de la mesa que son: una persona que va a controlar la parte de gramática, otra que controla muletillas, es decir paralabras que se repiten, como apoyo, 'este', 'eh', etc. Se le llama contador de vacilaciones también y contabiliza los silencios si son muy largos. Luego está el tomador de tiempo. Hay otra persona que se ocupa de los temas de mesa, porque al final de la sesión del club se hacen preguntas al público con un tema específico, por ejemplo, '¿si usted fuera un animal, qué animal le gustaría ser?' y si el aludido desea responder, lo puede hacer o puede decir que no le interesa contestar o quiere desarrollar otro tema y lo puede hacer en uno a tres minutos. Uno de los puntos importantes del club es que todos nos podemos equivocar porque nadie nos juzga, al contrario estamos todos para ayudarnos".

Las personas del público participan en los temas de mesa al final y estas brevísimas ponencias se evalúan entres todos los asistentes con una votación grupal de quién desarrolló mejor el tema de mesa, y se le da un pequeño galardón.

Otra de las reglas de las sesiones es que no se puede hablar ninguna palabra extranjera y esto es muy bueno para profundizar el aprendizaje a personas que no dominan mucho el español o que están acostumbradas al "espanglish", porque se les va corrigiendo.

Asistir al club como público y participar de prueba brinda una oportunidad para evaluar cómo están las propias destrezas de oratoria, y el chance de agarrar impulso motivador para transitar una formación apoyada por gente afín, cuya única misión es formar líderes sobresalientes en todos los niveles de la vida.

Miami Toastmasters en Español Club #971
Doral Park Country Club
5001 NW 104th Avenida, Doral, FL 33178
Primer y tercer martes de cada mes de 6:30 pm a 8:00 pm
T + 305-299-0152
www.toastmasters.org
Facebook Club Toastmasters #971

Entrada gratis al público

Por: Ira Guevara

Foto: Los funcionarios atentos a su labor en una reunión del Club Toastmasters en Español de Doral. Cortesía del club.

Abril 2018





Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.