Abusos al trabajador inmigrante
Llevados al Engaño: Agencias de Trabajo Temporal y ‘Raiteros’ en Chicago

(Chicago, IL) —Ty Inc. se convirtió en uno de los fabricantes de animales de peluche más grandes del mundo gracias a la locura de los Beanie Babies de los años noventa.

Pero se ha mantenido en la cúspide gracias, en parte, al uso de un submundo de intermediarios del empleo, conocidos como “raiteros,” quienes al servicio de una de las agencias de trabajo temporal más grandes de la nación buscan a obreros en las esquinas de Chicago y los llevan al almacén de Ty.

El sistema provee mano de obra en tiempo real al costo más bajo posible para empresas grandes – pero también tiene el efecto de empujar el ingreso de los obreros muy por debajo del sueldo mínimo.

En otros mercados laborales, las agencias de trabajo temporal, conocidas en inglés como agencias temp, utilizan redes de camionetas parecidas. Pero en el Little Village de Chicago, la comunidad mexicana más grande del medio-oeste, los raiterosse han mezclado con las agencias temp y los clientes corporativos de estas de una manera que podría no tener paralelos en ningún otro sitio en los Estados Unidos – y que podría violar las leyes de sueldo de Illinois.


Los raiteros no solo transportan a los obreros. También les reclutan, deciden quien trabaja y quien no trabaja, y distribuyen los cheques de paga.

Y son los trabajadores de bajo sueldo – no las agencias temp o sus clientes, los gigantes corporativos como Ty – quienes absorben el costo. Oficialmente, la tarifa de los raiteros, normalmente $8 al día, es para el transporte. Pero, según los trabajadores, quien no paga no consigue trabajo.

Partiendo de este barrio congestionado, los raiteros llevan hasta 1,000 obreros por día a almacenes y fábricas en Chicago y sus afueras. Muchos de estos obreros terminan ganando alrededor de $6 por hora, bien por debajo del sueldo mínimo en Illinois de $8.25 por hora, por culpa de las tarifas y el tiempo de espera no pagado.

“Si te quejas demasiado, no te llevan más a trabajar,” dijo María Castro, una inmigrante mexicana que ha trabajado de forma esporádica para Ty.

Como otros obreros, Castro dijo que nunca ha estado en Select Remedy, la agencia temp que es su empleador oficial. Ella conoce a Ty solo como “los peluches.”

Para Castro, su empleador es Rigo, un raitero cuyo nombre completo es Rigoberto Aguilar. Él les informa a ella y otros obreros si tienen un trabajo y los busca en un autobús escolar en un callejón a las 4:30 de la mañana.

Ty está en una lista larga de empresas de marcas conocidas que se benefician del sistema de los raiteros. Los trabajadores dicen que han empaquetado productos para Sony, Frito Lay, Pampered Chef, Smirnoff, Marlboro y Fresh Express, una filial de Chiquita Brands donde los trabajadores cortan vegetales para ensaladas embolsadas y restaurantes de comida rápida como Burger King y McDonalds.

La palabra “raitero” es una invención en Spanglish que quiere decir, en términos generales, “una persona que da aventones” (“rides” en inglés.) De hecho, los raiteros funcionan en efecto como agentes para Select Remedy y otras agencias temp, quienes han crecido continuamente desde los noventa y están acercándose a nuevas alturas después de la reciente recesión. Aunque no es un nombre ampliamente conocido, la Select Family of Staffing Companies, que controla Select Remedy, reportó $1.8 mil millones en ingresos el año pasado y emplea a casi 100,000 personas cada semana – aproximadamente tantas como Starbucks.

Select y otras agencias tempinsisten [1] que los raiteros son solamente conductores de camionetas contratados por los trabajadores. Dicen que no tienen ningún contrato o conexión con la agencia temp.

Pero las agencias proveen los formularios de solicitud de trabajo con los que los raiteros pueden reclutar obreros. Llaman a los raiteros con el número de trabajadores que se necesitan en cada lugar de trabajo. Al final de la semana, los raiteros buscan los cheques de paga de los obreros en las agencias temp y los llevan a tiendas de canje de cheques, donde los obreros tienen que pagar $3 o $4 para cobrarlos. En algunos casos, dicen los raiteros, las empresas temp hasta proveen las camionetas que usan para transportar a los obreros a sus trabajos, o les prestan dinero para comprar las camionetas.

“Donde han ocurrido situaciones en que nuestros bien establecidos protocolos y políticas no han sido seguidos, la acción correctiva apropiada fue tomada,” Select Remedy escribió en respuesta a preguntas [2]. “Hace algún tiempo ya que hemos dado instrucciones a los gerentes que trabajan en nuestras sucursales de que no tengan contacto directo con los conductores de camionetas privadas, para reafirmar nuestra política de que Select Remedy no tiene que estar involucrada en absoluto en como nuestros asociados deciden llegar al trabajo cada día.”

Continuar -> Pág 2

Foto: Sally Ryan para ProPublica


Mayo 2013





Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.