No venden antibióticos ni calmantes fuertes sin récipe
Expendio de medicinas más estricto en EEUU

Mucha gente en América Latina está acostumbrada a ir a una farmacia y comprar
antibióticos o calmantes sin receta médica. Otra es la historia en el sur de Florida y, en general, en todo Estados Unidos. La industria farmacéutica está muy regulada por una organización gubernamental llamada Food and Drug Administration (FDA) para proteger a los consumidores y evitar la automedicación que, además de cobrar muchas vidas, puede generar otros problemas de salud si se usa incorrectamente.

Esto quiere decir que si la persona está acostumbrada a comprarse sus antibióticos, inyecciones, etc., si tiene por ejemplo una infección menor -de garganta, digamos- pero piensa que ya sabe cómo curarla por haberla padecido con antelación y haber seguido ese tratamiento, se encontrará con otro panorama al llegar a Estados Unidos.


En las farmacias no venden ningún antibiótico sin que éste haya sido prescrito por un médico registrado. Tampoco venden sin récipe medicamentos como calmantes fuertes, pastillas para los nervios, píldoras anticonceptivas y ciertos anti-alérgicos, para nombrar algunos de la larga lista.

Si alguien viene de visita y necesita medicación es recomendable que se traiga la cantidad correspondiente al tiempo que piensa pasar en Estados Unidos. También es aconsejable que se traiga una receta de su doctor con indicaciones precisas de la dolencia que padece y la medicina que necesite en su dosis exacta, en caso de por alguna razón se le pierdan los medicamentos que trae o requiera quedarse más tiempo del planificado o se presente una emergencia.

En algunas farmacias acceden a venderle una medicina que requiere récipe si su médico en su país de origen envía al farmacéutico un fax o email explicando su condición y la dosis que necesita, en la papelería de la clínica u hospital para en el cual ejerce y con su debido sello.

"Los recién llegados necesitan tener un médico que los atienda porque deben saber que los medicamentos no se venden sin receta. No podrán comprar antibióticos y prácticamente nada sin la receta médica. Tienen que inscribirse en una clínica, pasar una revisación y tener un médico", explica a El Paracaidista Marta A. Pfaffenberger, ex-Directora Médica de la clínica Miami Beach Community Health Center.

Estos son datos a tener en cuenta para no llevarse sorpresas cuando arribe a Estados Unidos. Si se encuentra ya aquí, y tiene remedios recetados que debe consumir para mantener su salud, póngase en contacto con las farmacias más cercanas, pequeñas y grandes, y hable con el farmaceuta de turno, explíquele su situación y pregúntele si acepta un récipe extranjero enviado por fax a su oficina directamente por el médico de cabecera que le atiende en su país. En muchas farmacias donde tienen atención en español sí los aceptan.

Revise los siguiente localizadores de farmacias para una lista de establecimientos cercanos a su domicilio o donde puedan venderle medicamentos con récipe de su país:

En Florida:
- Para ubicar condado y ciudad y un medicamento específico que se ofrezca con descuento: http://www.myfloridarx.com/RX.nsf/pages/Introduction?open&LN=SP.

En todo Estados Unidos:
- Para ubicar una farmacias por su zona: https://www.rxlist.com/pharmacy/local_locations_pharmacies.htm.


Foto: Archivo

Febrero 2018






Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.