A partir del 1ro. de marzo de 2003
INS se incorpora al DHS y se divide en dos

(Marzo 2003)- Dentro de los cambios surgidos de la aprobación en noviembre 2003 de la Ley de Seguridad Interna está principalmente la creación del Departamento de Seguridad Interna (Department of Homeland Security - DHS), entidad ya en funcionamiento que cobijará a 22 agencias federales, entre éstas al Servicio de Inmigración y Naturalización que, a partir del 1ro. de marzo de 2003, entra bajo su sombrilla y adquiere nueva estructura bajo el nombre de Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (Bureau of Citizenship and Immigration Services).

El INS tal como se conocía se divide en dos: la oficina antes mencionada y la Dirección de Seguridad de Fronteras y Transporte (Directorate of Border and Transportation Security - BTS). Pero esta dirección no sólo absorberá la Patrulla de Fronteras y agentes e investigadores del antiguo INS encargados de hacer cumplir la ley, también incorporará agentes del Servicio de Aduanas, la Administración de Seguridad de Transporte, amén de otro personal designado para proteger las fronteras estadounidenses, según lo explica un comunicado del DHS.

"Bajo el DHS la recién creada Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración se enfocará exclusivamente en proveer servicios tales como procesar eficientemente solicitudes para la ciudadanía estadounidense, administración del programa de visa y de las autorizaciones de trabajo y otros permisos, y proveer servicios a nuevos residentes y ciudadanos", reza el comunicado.

El Paracaidista conversó con un oficial de inmigración para indagar sobre los posibles efectos que este cambio pudiera traer a la manera en que se llevan a cabo los trámites migratorios, tarifas a pagarse, etc. y si durante la transición se esperan retrasos en la consecución de las solicitudes: "Estamos enfocados en hacer que esta transición sea lo más suave posible y no anticipamos cambios significativos en los formularios o tiempos de procesamiento", indicó la fuente que pidió no ser identificada.

El BTS, por su parte, se encargará de manejar la inmigración ilegal, asegurar las fronteras contra el tráfico de drogas ilícitas, comercio ilegal y entrada de terroristas e instrumentos para el terrorismo, estos últimos su misión principal, según lo detalla el DHS, cuyo secretario designado es Tom Ridge.

"Mediante el uso de tecnología de punta, el mejoramiento del flujo de información, la coordinación entre el gobierno estatal y federal y el mejoramiento de la eficiencia dentro del gobierno federal, el DHS está únicamente calificado para enfrentar el desafío de salvaguardar nuestras fronteras mientras se facilitan el comercio y el movimiento económico y se mejora la eficiencia de nuestros procesos de inmigración y naturalización", explica el DHS.

El DHS quedará conformado por las siguientes entidades: Border & Transportation Security (Seguridad de Fronteras y Transporte), Emergency Preparedness & Response (Preparación para Emergencia y Respuesta), Information Analysis & Infrastructure Protection (Análisis de Información y Protección de Infraestructura), Science & Technology (Ciencia y Tecnología), Management (Gerencia), Coast Guard (Guardia Costera), Secret Service (Servicio Secreto), Citizenship & Immigration Services (Ciudadanía y Servicios de Inmigración), State & Local Government Coordination (Coordinación de Estado y Gobierno Local) y Private Sector Liaison (Enlaces con el Sector Privado).

Hasta el momento, de acuerdo a la información proveída por el DHS y el INS todos los procedimientos y trámites de inmigración continúan realizándose normalmente.

Sin embargo, la transición de esta entidad al nuevo Departamento de Seguridad Interna ha suscitado la preocupación de distintos sectores, entre éstos la American Immigration Lawyers Association (AILA - Asociación Americana de Abogados de Inmigración) que a través de su vocera Judith E. Golub transmite a El Paracaidista su posición:

"Esta es la reestructuración más grande que haya ocurrido en el gobierno en décadas. No fue el plan que respaldamos. Estamos muy preocupados por esto. Hay muchas cosas que necesitan hacer para asegurarse de que funcionará bien. Le enviamos una carta a Ridge [Tom Ridge, el Secretario del DHS] expresándole nuestras preocupaciones que tienen ver con falta de recursos, coordinación entre la adjudicación [de casos] y el hacer cumplir la ley. No tenemos idea de cómo van a ser las estructuras locales. No hay nada en la legislación que diga cómo serán los puertos de entrada ni qué pasa con la protección de los derechos civiles de la gente. Hay una larga lista de cosas, francamente cosas que aún no han sido respondidas. Todo el mundo está confundido porque nadie sabe ni siquiera a nombre de quién se hacen los cheques. La gente en el INS no sabe si seguirá teniendo su trabajo o qué tipo de trabajo estará haciendo. Hay mucha incertidumbre. Estamos preocupados porque la gente reciba los servicios que se merece", indica Golub quien es Directora Senior de Defensa y Asuntos Públicos de la AILA.

La recomendación de esta experta es consultar con abogados de inmigración, organizaciones o personas a cargo de sus trámites migratorios para aclarar cualquier duda que pueda surgir durante esta transición. Más información en el site del Departamento de Seguridad Interna: www.dhs.gov, en el del INS: www.immigration.gov y en www.aila.org (en inglés).

.

Foto: Malika

Dec 2006







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.