Estatus, estadía y visa no son la misma cosa

Suelen confundirse, pero visa y estatus son dos cosas distintas aunque se refieren a una misma clasificación.

La visa es el sello estampado en el pasaporte que indica bajo qué categoría la persona entra y sale de Estados Unidos.

El estatus es la categoría con la cual la persona es admitida cuando ingresa al país, y el tiempo de estadía el período que se le permite estar en Estados Unidos bajo esa categoría.

La visa puede tener una vigencia de 10 años, por ejemplo en el caso de una visa de turista B-1, pero el tiempo de estadía permitido bajo ese estatus al entrar a Estados Unidos será el asignado por el oficial del US Citizenship & Immigration Service (USCIS) que suele ser de seis meses, pero puede ser de mucho menos. La decisión cae bajo su absoluta discreción.

En la mayoría de los casos, una persona que se encuentre en Estados Unidos bajo un estatus legal puede hacer su solicitud de cambio a otro estatus sin tener que salir. Si le es otorgado, la persona podría quedarse todo el tiempo de validez que tenga ese nuevo estatus.

Pero si necesita partir del país y luego volver a entrar, requerirá una visa para poderlo hacer, aunque le hayan aprobado el cambio de estatus en Estados Unidos. Esa visa corresponderá al estatus asignado cuando hizo el cambio (por ejemplo si cambió de turista B-1 a estudiante F-1) y tendrá que ser estampada en su pasaporte en la embajada o consulado estadounidense de su país de residencia.

Cuando los extranjeros se sobrepasan el tiempo de estadía asignado por el oficial de inmigración al entrar el país, lo que se conoce en inglés como "overstay" se arriesgan a que si desean luego volver a solicitar una visa, salga eso en su expediente computarizado y si no tienen una buena razón para excusarse, les nieguen el nuevo visado. Estar sin estatus, porque se ha sobrepasado, es lo que se conoce como estar indocumentado o ilegal.

Bajo las actuales leyes de inmigración, un extranjero que se ha quedado más tiempo del asignado por el USCIS, al salir, técnicamente le cae la ley de la penalidad que les impone una prohibición de entrada a Estados Unidos por tres años si ha estado ilegal de seis meses a un año y de 10 años si ha estado fuera de estatus por más de un año.


Foto: Archivo

Enero 2018







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.