Análisis de las órdenes ejecutivas sobre inmigración y refugio
Impacto de los decretos de Trump

En su primera semana después de su inauguración, el Presidente Trump firmó tres órdenes ejecutivas que impactan la aplicación de la ley migratoria en la frontera México-EEUU, en el interior del país y también la entrada de refugiados a los Estados Unidos.

En su conjunto estas órdenes ejecutivas son inhumanas, inefectivas, costosas y contrarias a la seguridad tanto como los valores del país. Ponen en riesgo directamente a varias poblaciones incluyendo a familias, niños no acompañados, residentes legales, los jóvenes Dreamers, comunidades fronterizas y todas las personas indocumentadas.

Las tres órdenes han sido condenadas por un amplio número de organizaciones de la sociedad civil y legisladores. La tercera orden ejecutiva que cierra el programa global de refugiados de los EEUU, niega la entrada de refugiados sirios y limita la entrada de ciudadanos de siete países, ha sido condenada por académicos, líderes religiosos, oficiales locales, fiscales estatales, veteranos de las fuerzas armadas, abogados, así como por representantes de la Cámara y del Senado, principalmente demócratas pero también algunos republicanos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha expresado su preocupación por las tres órdenes ejecutivas.

Desde la implementación de estas tres órdenes ejecutivas, la sociedad estadounidense sigue levantando protestas en Washington DC, Nueva York y otras ciudades grandes, y dentro de aeropuertos para defender y reclamar las detenciones de refugiados y migrantes, incluyendo a personas con visas o residencia legal que fueron inicialmente detenidas.

En general, aún existen muchas preguntas respecto a la implementación de las tres órdenes en la frontera, en el interior del país y en el exterior con respecto al procesamiento de refugiados. Esta incertidumbre está generando temor en las comunidades migrantes, caos en los aeropuertos y conflictos entre las agencias gubernamentales. En este sentido ya se han abierto varios juicios en contra del Presidente Trump respecto a la implementación de las órdenes ejecutivas. La situación sigue muy fluida y cambiando a diario, sin muchos lineamientos claros para los agentes y oficiales que implementan las órdenes.

Este documento es un resumen de las tres órdenes ejecutivas, las preguntas que surgen a partir de ellas y las distintas maneras en que perjudican a los inmigrantes, refugiados y la seguridad de este país. El documento incluye toda la información disponible hasta la fecha de su publicación.

1. “Seguridad fronteriza y aplicación de la ley migratoria en el interior” (Enlace oficial en inglés: Border Security and Immigration Enforcement Improvements) firmada el 25 de enero 2017. Esta orden ejecutiva decreta la construcción del muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México utilizando fondos federales y el empleo agentes de la Patrulla Fronteriza adicionales para reforzar la seguridad fronteriza. Asimismo, establece el incremento de la detención de personas que crucen la frontera, la aceleración de los procedimientos de deportación y la terminación de la condición de libertad condicional para los solicitantes de asilo. En su totalidad, esta orden crea una situación de militarización a lo largo de la frontera.

Específicamente, la orden decreta:

  • La construcción inmediata de un muro a lo largo de la frontera sur de EEUU. Ya existe un muro de más de 1,000 kilómetros y además la construcción sería completamente dependiente de fondos federales, cuyo uso tendría que ser aprobado por el Congreso estadounidense.
  • El aumento de centros de detención a lo largo de la frontera. Aparte de ser costoso y de depender de fondos federales que tendrían que ser aprobados por el Congreso estadounidense, crearía un ambiento de militarización a lo largo de la frontera. Esta orden va en contra de los precedentes establecidos por las cortes en contra de la práctica de detención familiar y las recomendaciones de un comité de auditoría de del Depto. de Seguridad Nacional o DHS por sus siglas en inglés (Homeland Security Advisory Committee) que recomendó revisar el modelo privado de detención para inmigrantes el año pasado.
  • La detención de inmigrantes durante la espera del resultado de sus procedimientos de asilo. Esto implica la terminación de la práctica de libertad condicional, comúnmente conocida como “captura y liberación” (“catch and release” en inglés) bajo la cual las personas detenidas eran liberadas a familiares con grilletes en el tobillo y con el requisito de presentarse con agentes de migración y en las cortes. Las entrevistas de “temor creíble” para solicitantes de asilo se realizarán dentro de los centros de detención, limitando las posibilidades que se cumpla el debido proceso para solicitantes de asilo y que los mismos tengan acceso a un abogado o a un ambiente en el cual puedan expresar su miedo. También limita los casos en que la autorización de “parole” podría ser utilizada para permitir la entrada de algunos casos de solicitantes de asilo por razones urgentes o humanitarias. Dado que las cortes inmigratorias actualmente tienen serios retrasos en procesar este tipo de casos, no es claro por cuánto tiempo se encontrarían detenidas las personas.

> Continuar

Traducción completa de las tres órdenes ejecutivas: Tahirih Justice Center, “Spanish Translation of Executive Orders on Immigration”.


Por: el Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos - http://www.lawg.org.

Foto: Archivo

Marzo 2017







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.