El movimiento se organiza en más de 100 de ciudades en EEUU
Occupy Miami: crece protesta de indignados

Ante la crisis económica, desempleo, injusticia en las políticas emanadas del gobierno, la ambición sin freno de las grandes corporaciones y un Congreso aparentemente sordo a las necesidades del grueso del pueblo estadounidense, un grupo civil constituido por ciudadanos comunes, activistas comunitarios e inmigrantes que dice representar a la mayoría, y que se hace llamar el 99%, inició protestas el pasado 17 de Septiembre en Nueva York, en la Plaza de la Libertad, en el distrito financiero de Manhattan con la consigna de ocupar Wall Street para manifestar su descontento y buscar soluciones.

El movimiento que comenzó a organizarse, dicen sus partidarios, de forma espontánea usando las redes sociales como medio de difusión tomó un espacio público en el distrito financiero de Manhattan, en el Zuccotti Park donde acampan centenares de personas y se reúnen todos los sábados en una asamblea general donde se discuten los problemas, la gente expresa su descontento y se proponen soluciones que deben ser aprobadas por la mayoría presente para que puedan quedar asentadas como provenientes de este grupo. A la fecha de cierre de esta edición ya habían construido una pequeña ciudad de tiendas de campaña con calles entre ellas.

Rápidamente la voz se corrió por más de 100 ciudades de Estados Unidos y cobró eco mundial en más de 1.700 ciudades en el planeta. En Boston, Los Angeles, Oakland, Atlanta, Chicago, Nashville, Fort Lauderdale y Miami se comenzaron a reunir y a ocupar espacios públicos en lugares cercanos a centros gubernamentales, como es el caso del Government Center en el Downtown de Miami donde acampan desde el 15 de Octubre cuando llegaran a esa resolución, luego de una nutrida reunión de casi 1.000 personas que se dieron cita primero en la plaza de la Antorcha de la Libertad frente al Bayfront Park. En Fort Lauderdale se están reuniendo todos los sábados con asambleas generales también en el la Huizenga Plaza en el Bubier Park 32 E Las Olas Blvd, Fort Lauderdale y planifican marchas por Las Olas Boulevard.
Si bien ha habido centenares de arrestos y han sido reprimidos y desalojados en ciudades como Oakland y Atlanta (con gases lacrimógenos y balas de goma), en Nueva York la policía los ha dejado estar. El Huffingtonpost.com reportó que la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (New York Civil Liberties Union - NYCLU) pidió al Departamento de Policía que dejara tranquilos a los protestantes y sus tiendas de campaña en el parque. "La Primera Enmienda no puede ser el techo, tiene que ser el piso para la libertad de expresión, dijo Donna Lieberman, Directora Ejecutiva de la NYCLU. Es enteramente apropiado para la ciudad mirar para otro lado y acomodar esta forma de protesta", publicó el informativo el pasado 26 de octubre.

"Occupy Wall Street es un movimiento respaldado por el poder de la gente", describe en su propio website este conglomerado de ciudadanos. "Estamos luchando en contra del poder corrosivo de las grandes bancos y las corporaciones multinacionales sobre el proceso democrático, y el rol de Wall Street en la creación del colapso económico que ha causado la recesión más grande en generaciones. El movimiento está inspirado en los levantamientos populares de Egipto y Túnez, y apunta a exponer cómo el 1% de la gente está escribiendo las reglas de una economía global injusta que está embargando nuestro futuro.

"Occupy Wall Street es un movimiento de resistencia organizado horizontalmente que está empleando las tácticas revolucionarias de la Primavera Arabe para restaurar la democracia en Estados Unidos. Usamos una herramienta conocida como la asamblea de la gente para facilitar decisiones colectivas en una forma abierta y participativa. Llamamos la nuestra la Asamblea General de NY y le damos la bienvenida a la gente de todos los colores, géneros, y creencias para que asistan a nuestras asambleas diarias".

Las asambleas le dan oportunidad de expresión a quien quiera hacerlo y todo el mundo repite lo que vaya diciendo el hablante en frases cortas, para que todo el mundo pueda entender lo que se dice y cuando hay mucha gente se organizan para que haya ecos de gente repitiendo lo que se está diciendo en el centro y así los más alejados pueden comprender el mensaje.

El Paracaidista conversó con varios participantes en Occupy Miami para preguntarles la razón de su presencia allí y qué esperaban como resultado de esta protesta.

"Estoy aquí porque no me gusta el hecho de que el dinero sea la única medida de la calidad de vida del hombre. El propósito para mí es informar a la gente de lo que está pasando porque la gente está trabajando, regresa a la casa, tiene cosas que hacer, dar de comer a los niños, tiene que limpiar, luego está cansada y eso es todo lo que puede hacer y mirar la televisión. No tienen tiempo para informarse. El movimiento está para informar a la gente y cuando la gente entienda lo que está pasando se va a unir y unidos sí podemos cambiar algo", expresó Aria Henderson de origen italiano.

"Estoy aquí para apoyar al 99%. No soy el 1%. Estoy aquí para dar mi opinión. Está creciendo cada día y espero que crezca mucho más para que se pueda lograr algo con el gobierno, para que empiece a escucharnos y van a tener que empezar a escucharnos. Con las elecciones por venir, los políticos y candidatos van a tener que darse cuenta de lo que está pasando con la gente. Este es un movimiento que está creciendo a nivel mundial. Pienso que es obvio, estamos hartos de la corrupción. Estamos aquí para contrarrestar esto. Para que en 5 o 10 años las cosas cambien y las corporaciones no estén a cargo de nuestro país. Lo que realmente quiero es una separación entre el Estado y las corporaciones", dijo Joe un ingeniero biomédico, nativo de Florida, empleado en un buen trabajo, que quiso hacer esa distinción para mostrar que no sólo jóvenes y desempleados están en el movimiento, sino gente adulta y mayor, con trabajo también.

José, un cubano de nacimiento, ciudadano estadounidense y estudiante de medicina, dijo que estaba allí para protestar contra la política exterior y las guerras. "Quiero ver si podemos llegar a una investigación del ex-presidente Bush, Ronald Rumsfeld, el vicepresidente Chenney y hasta Obama a ver si ellos han cometido crímenes contra la humanidad. Además estoy aquí porque estoy cansado de que estemos gastando una cantidad enorme en estas guerras mientras que aquí no hay trabajo, no hay empleo. Aparentemente un 25% de los niños en este país, de acuerdo con el último Censo, pasan hambre y ¿por qué estamos comprando armamento e invadiendo países que ni son nuestros enemigos? Es muy temprano para decir cómo terminará el movimiento, pero acuérdese cómo en Egipto los protestantes no sabían lo que iban a lograr, pero lograron sacar al presidente. Creo que tiene la posibilidad de lograr algo. La respuesta del gobierno es miedo. Creo que se está dando cuenta que ya no nos vamos a quedar en nuestras casas y a creer simplemente lo que ellos nos dicen".

La joven estudiante Denisse Puente, original de Miami, lo puso de esta forma: "Estoy brava con el país entero. Creo que todos tenemos que ser iguales".

"El propósito es que todo el mundo tenga una voz", comentó Betty Skip, original de Cuba. "Asegurarnos que todos sepan que todos tenemos el poder de ir a nuestro representantes y que ellos hagan cambios si no nos gusta lo que está pasando. Puedes ir a la oficina de tu concejal, de tu senador, cualquier día de la semana y pedir una cita con tu congresista y hacer una reunión y decirle cuáles son tus preocupaciones. Tú votaste para que ellos te representaran y la única manera de que ellos sepan lo que tú quieres es que se los digas. Hay muchas maneras, también de ir online y firmar peticiones y mantenerse informado".

Entre los pedidos de la gente que forma parte del movimiento están: abolir la Reserva Federal, hacer ilegal la contribución a las campañas electorales para que los gobernantes se deban al pueblo y no a los grandes corporaciones e intereses que pagan por su propaganda política, evaluar a los representantes elegidos para verificar que han cumplido con sus promesas de gobierno y destituirlos si no lo han hecho, abolir el cabildeo [lobbying], eliminar el colegio electoral para que haya votación directa y representación directa, imponer impuestos a todos los productos y servicios manufacturados y manejados en el extranjero de corporaciones estadounidenses que se han llevado en los últimos 20 años un altísimo porcentaje de los puestos de trabajo a China, India y demás países maquiladores y proveedores de servicios, grandes responsables del desempleo actual, y usar esos impuestos para dar incentivos a las empresas que generen empleo en Estados Unidos. También revocar a todos los representantes y gobernantes electos que no estén cumpliendo con las necesidades del pueblo estadounidense y los involucrados en casos de corrupción, moratoria a todos los embargos hipotecarios, aprobación de la reforma migratoria y frenos a las deportaciones masivas, entre otros puntos de una larga lista.

El movimiento de "ocupación" está nutrido por gente de todas las edades, diferentes creencias políticas y religiosas, diferentes etnias y su principal característica es que no tiene líderes.

Las pancartas con consignas y mensajes eran variopintas en Occupy Miami: "A los bancos los auxiliaron [bail out] y a ti te vendieron". "Yo no quiero tu deuda". "La gente no se mide por el tamaño de su billetera, sino por el tamaño de su corazón". Pero tal vez la de connotación más profunda fue: "El problema no es el gobierno, sino un gobierno que no es nuestro".

Para mayor información conéctese a:

- http://occupymia.org (inglés).
- http://occupyfortlauderdale.org (inglés).
- Declaración de principios de la ocupación de la Ciudad de Nueva York: www.nycga.net/files/2011/10/
SpanishOccupyNewYorkdeclaration.pdf
.


Foto: Kala Moiré


Noviembre 2011







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.