Aumento de población no se traduce en mayor representación política
Latinos en desventaja en "redistricting"


(Los Angeles) - Cuando los resultados del Censo 2010 se produjeron, los latinos parecían más que nunca preparados para ejercer una mayor influencia política en Estados Unidos. En los últimos 10 años, la población hispana creció un 43 por ciento, más de cuatro veces la tasa de crecimiento del 9,7 por ciento del país entero.

Pero a medida que los estados de California a Nevada y Colorado a Texas trazan los mapas para nuevos distritos electorales-un proceso electoral realizado una vez cada diez años y un mandato de la Constitución de EEUU para asegurar que las fronteras políticas reflejen cambios demográficos-los hispanos están siendo estafados, dicen sus defensores. Aunque la población latina aumentó por 15,2 millones a nivel nacional, su poder político-medido según el número de distritos electorales en los que los hispanos son la mayoría-se ha mantenido estancado en muchos estados, o incluso ha retrocedido.

La política de los partidos y los titulares desesperados por mantener sus puestos tienen gran parte de la culpa, dicen los defensores de los latinos y los analistas.

"Si la tradición es una guía, ésta es una estructura y un proceso que favorece a los titulares", dice Juan Cartagena, Presidente y Consejero General de LatinoJustice Puerto Rican Legal Defense and Education Fund (PRLDEF). "Ellos van a hacer todo lo posible para hacer frente a cada pequeño cambio en el status quo. Al yuxtaponer eso con el crecimiento rápido de los latinos, lo más difícil es la creación de mapas que reflejen la geografía y las condiciones de vivienda de las personas".

"La redistribución de distritos casi siempre se reduce a la técnica de auto-preservación", agrega el consultor político Andrés Ramírez, Presidente del Grupo Ramírez con sede en Las Vegas. La discriminación racial no es una razón importante para las ganancias lentas de este año, a pesar de lo que mucha gente pueda pensar, añade. "En general, hay muchos otros factores en juego para que el racismo importe en el proceso".

Pero con respecto a los latinos, puede ser difícil desenredar la discriminación racial de la política partidista. "Los creadores de las líneas asumen que los latinos votan demócrata", dice Rosalind Gold, Directora de Políticas, Investigación y Promoción de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO por sus siglas en inglés), el Fondo Educativo. "[Pero] Sabemos que los latinos votan por cualquier partido político que trata las cuestiones de interés para ellos".

Mapa de Texas entre los "peores"
Los defensores señalan a Texas, el estado de crecimiento más rápido en el país, como el ejemplo principal de cómo los hispanos han sido estafados. Aunque los latinos llevaron el 65 por ciento del crecimiento del estado en la última década y ahora representan el 37 por ciento de la población, la Legislatura dominada por republicanos sólo produjo uno de cuatro distritos electorales favorable a nuevos candidatos latinos. De las 36 sedes congresionales del estado ahora, sólo un 19 por ciento son "distritos de oportunidad" latinos -donde los hispanos tienen una buena oportunidad de elegir los candidatos de su elección.

La ciudad predominantemente demócrata de Austin se ha partido en cinco distritos electorales, frente a los tres distritos de antes de la reasignación actual. El único distrito en la ciudad donde un demócrata probablemente va a ganar la elección al Congreso es también el único con una concentración de hispanos.

Mientras tanto, en los mapas de la Cámara de Representantes del estado, los latinos pierden dos distritos de oportunidad. Gold nombra a los mapas de redistribución de distritos en Texas entre los "peores" que ha visto.

Esta no es la primera vez que Texas ha sido criticado por sus planes de redistribución de distritos. Debido a su historia de discriminación racial, cualquier mapa electoral - del Congreso, el Legislativo, o local - debe obtener la aprobación del Departamento de Justicia de EEUU antes de que entre en vigor. En 2001 y 2006, los tribunales federales volvieron a dibujar los mapas de Texas para garantizar la conformidad con la Ley de Derecho al Voto (VRA - Vote Right Act). Otros quince estados también deben tener sus planes de redistribución de distritos autorizados por el gobierno federal.

Esta primavera, el Mexican American Legislative Caucus presentó una demanda acusando a la Legislatura de haber diluido intencionalmente la fuerza electoral de los latinos y los afroamericanos. Esa demanda, que se ha combinada con casi una docena de otras demandas de redistribución, llegaron a juicio el 6 de septiembre de 2011.

"Tiene que haber menos énfasis en el partidismo y más atención a la Ley de Derecho al Voto", dice Luis Figueroa, abogado legislativo para la Defensa Legal México Americana y Fondo Educativo de la oficina regional del Sudoeste.

Figueroa afirma que la política partidista entre republicanos y demócratas por igual de Texas contribuyó a la dilución de la fuerza política de los latinos en los mapas de 2011. "Ambos partidos atribuyeron un valor más alto en incumbencia en vez de la creación de distritos oportunidad latinos", dice.

La reforma al estilo-California no mucho mejor
¿Será la respuesta establecer un panel independiente encargado de la redistribución de distritos, como lo hizo California por primera vez este año? Figueroa no lo cree así. Argumenta que ya sea un panel independiente o una legislatura estatal que conduzca la redistribución de distritos, la clave seguirá siendo el cumplimiento con la VRA. Durante la redistribución de distritos, "Hemos visto grupos independientes rebanar a los latinos y empaquetarlos", dice.

De hecho, el nuevo Comité de Redistribución de Distritos los ciudadanos de California recibió críticas por no crear más distritos con mayoría latina en los mapas que aprobó en agosto. Grupos latinos de derechos civiles, incluyendo MALDEF y NALEO, han argumentado que la comisión debilitó el poder del voto latino en los distritos del Senado en el Valle Central, el Inland Empire y el Valle de San Fernando y recortó un distrito de mayoría latina en el condado Orange. La Comisión elaboró solo un distrito de Asamblea y distrito Congresional en el Valle Central con mayoría latina.

"Creemos que la comisión pudo haber hecho un mejor trabajo con todas las preocupaciones que planteamos", dice Gold. El comité estatal de redistribución de distritos no tenía una buena comprensión de la VRA, añade.

Reconoce, sin embargo, que los latinos tienen que progresar mucho antes de que tengan una participación completa en el proceso electoral. Esto se debe a que los votantes en EEUU tienden a ser mayores, relativamente ricos y altamente educados, mientras que la comunidad latina [en general] es más joven, menos rica y menos educada que la población anglosajona. Sin embargo el número de votantes latinos está creciendo. La Oficina del Censo de EEUU informa que el porcentaje de votantes hispanos aumentó a un 50 por ciento en 2008, del 47 por ciento en 2004.

"Empaquetando" a los latinos en Nevada
En Nevada, donde los latinos ahora constituyen más de un cuarto de la población, el proceso de redistribución se detuvo en junio después que los demócratas y los republicanos en la legislatura estatal no podían ponerse de acuerdo con un plan. Los demócratas acusaron a los republicanos de diluir el poder del voto de las minorías al "empaquetarlos" en un número limitado de distritos. Los republicanos, por su parte, acusaron a los demócratas de debilitar el voto latino mediante la difusión de las poblaciones minoritarias en todos los distritos.

Debido a que el gobernador de Nevada, Brian Sandoval se negó a convocar una sesión especial para completar el proceso de asignación, un juez del estado nombró a un panel de tres maestros especiales para crear las líneas. El asesor político Ramírez, quien también preside la Coalición Latina de Nevada de Redistribución de Distritos, dice que es "cautelosamente optimista" de que el resultado sea justo para los latinos.

"Cuando uno mira lo que ha impulsado el crecimiento de Nevada, el 46 por ciento se debió al crecimiento de la población latina", dice Ramírez. "Estamos bastante seguros de que no importa cómo se tracen las líneas, si hay un distrito que es 40 o 50 por ciento latino, seguirá siendo lo suficientemente grande para que esta comunidad elija el candidato de su preferencia".

Pero Vicenta Montoya, de Sí Se Puede Latino Democratic Caucus en Las Vegas, no es tan optimista.

A ella le preocupa que los maestros especiales podrían dividir a las "comunidades de interés" latinas - como los trabajadores del turismo a lo largo de la Franja de Las Vegas, o meter a los latinos en un "mega" distrito, como los republicanos de Nevada trataron de hacer con los latinos y los afroamericanos. "El mapa Republicano, que fue manipulado, ... [reduce] el poder de la comunidad latina y la comunidad afroamericana", dice.

Montoya predice que los políticos y el público en general no estarán contentos con el plan de los maestros especiales", anticipa un recurso judicial. Pero estaría feliz de estar equivocada. "Puede que sea sorprendida, y van a regresar con algo que es absolutamente estelar".

¿Reacción en las urnas?
Ramírez dice que los legisladores que no abogan por la comunidad latina en el proceso de redistribución de distritos sentirán el peso de esa decisión en las urnas el próximo año.

Después de todo los problemas jurídicos, "Para el momento que lleguen las elecciones de 2012, los latinos sabrán muy bien donde se encuentra cada partido y candidato en la redistribución de distritos electorales y sobre ampliar las oportunidades para los latinos", dice. "Es probable que los latinos castiguen a los candidatos frente a sus esfuerzos en los distritos clave".

"Ningún partido político puede ganar sin una estrategia para llegar efectivamente a los latinos y los temas de interés para ellos", dice.


Por: Nadra Kareem Nittle, New America Media

Nota del editor: *Florida se encuentra en el mismo proceso al haber aumentado su población en 2,8 millones de personas o 18% lo que la hace ganar dos escaños en el Congreso. Los hispanos representan ya un 25% del estado. Para información del Estado de Florida sobre el proceso de "redistricting" ir a: www.floridaredistricting.org, fuente oficial (inglés). La organización LatinoJustice PRLDEF, con sede en Nueva York, defiende los derechos de los latinos desde 1972 y tiene una página con información completa sobre el proceso de redistribución de distritos y cómo afecta a los hispanos en EEUU: http://latinojustice.org/redistricting (inglés) y http://latinojustice.org/redistricting/espanol (español).


Foto: Archivo.



Octubre 2011







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.