Aumenta el consenso y la voluntad de trabajo para lograr una nueva ley
Reforma migratoria: ¿posible este año?

Las fuerzas se concentran, las esperanzas crecen y las alianzas se van armando en torno a la creación de un proyecto de ley de reforma migratoria integral y amplia que resguarde la unión de las familias, el respeto a los trabajadores y permita a empresas estadounidenses tener la mano de obra que requieren, mientras se protegen las fronteras y se garantiza la seguridad del país. Todo esto enmarcado en el cumplimiento de las leyes que defienden los derechos civiles de toda persona y en la preservación de los valores que hacen de Estados Unidos una nación de inmigrantes.

La posición del presidente Barack Obama ha sido firme y la mantiene: este año 2009 se comienza a debatir la reforma de inmigración. Para lo cual es preciso que todas las partes involucradas se reúnan, discutan y se proponga un proyecto de ley que contenga todos los aspectos que requieren acomodo inmediato. Obama mostró su voluntad de trabajo a escasos dos meses de su estrenada presidencia. El 18 de marzo de 2009 se reunió con el Congressional Hispanic Caucus (CHC) o Junta de Líderes Hispanos del Congreso sobre el tema migratorio para indicar cómo trabajaría a corto y largo plazo y para escuchar sus propuestas e inquietudes.

"El Presidente ha dicho consistentemente como candidato y desde entrar en funciones que el sistema de inmigración no funciona y necesitamos arreglarlo, y ha dejado claro que comenzaremos la discusión sobre la reforma migratoria este mismo año", indicó a El Paracaidista Luis Miranda, vocero de la Casa Blanca.

Elementos de la reforma
En las propias palabras de Jefe de Estado se bosqueja ya la estructura que podría tener un proyecto de ley integral. En una Asamblea Popular en Costa Mesa, en el condado Naranja, en California, el mismo día del encuentro con el CHC , al preguntársele cómo iba a enfrentar la situación migratoria, Obama dijo: "Ahora, sé que es un asunto emotivo, sé que es un asunto controversial, y sé que la gente se sulfura políticamente con esto, pero ultimadamente esto es lo que creo: somos una nación de inmigrantes, número uno. Número dos: tenemos que tener control sobre nuestras fronteras. Número tres: que la gente que ha estado aquí por largo tiempo y que han echado raíces aquí tiene que tener algún mecanismo a lo largo del tiempo para salirse de las sombras, porque si se quedan en las sombras, en la economía subterránea, entonces son muchas veces enfrentados contra los trabajadores estadounidenses. Como no pueden unirse a un sindicato, no se pueden quejar acerca del salario mínimo, etcétera, y terminan siendo abusados, y deprimen los salarios de todos, todos los estadounidenses.

"Así que no creo que podamos hacer esto a pedacitos. Pienso que lo que tenemos que hacer es unirnos y decir: vamos a fortalecer nuestras fronteras (…). Tenemos que combinar eso con el desquebraje de empleadores que están explotando a los trabajadores indocumentados. Tenemos que asegurarnos que hay un sistema de verificación para indagar si alguien está habilitado para trabajar aquí o no. Pero tenemos que asegurarnos que ese sistema de verificación no discrimine sólo porque tienes un apellido hispano o porque tu apellido es Obama.

"Tienes que… y entonces tienes que decirle a los trabajadores indocumentados, tienes que decir, mira has infringido la ley, no viniste aquí de la manera que se suponía debías hacerlo. Así que esto no va a ser un paseo gratuito. No va a ser una amnistía instantánea. Lo que va a pasar es que vas a tener que pagar una multa significativa. Vas a aprender inglés. Vas a… vas a ir al final de la fila para que no te adelantes a alguien que en la Ciudad de México ha hecho su solicitud legalmente. Pero después que has hecho estas cosas y en un cierto período de tiempo vas a ganar tu ciudadanía, así que no es algo garantizado o automático. Tienes que ganártelo. Pero con el tiempo le das a la gente una oportunidad.

"Pero solamente funciona si tienes todas las piezas. Creo que el pueblo estadounidense, ellos aprecian y creen en la inmigración. Pero no pueden tener una situación en la cual tienes a medio millón de personas vertiéndose en la frontera sin ningún mecanismo de control. Así que tenemos que manejar eso al mismo tiempo que manejamos de forma humana a las gentes que ha echado raíces aquí, que se han vuelto nuestros vecinos, que se han vuelto nuestros amigos, que puedan tener hijos que son ciudadanos estadounidenses. Ese es el tipo de acercamiento comprehensivo que tenemos que llevar adelante. De acuerdo. Okey".

Sobre los tiempos, en una entrevista con Jorge Ramos, en Univision, el 15 de abril de 2009 Barack Obama dijo que aunque no podía prometer que tendría un proyecto sobre su mesa para firmarlo este año, sí tendría un paquete que se iba a avanzar este mismo año trabajado en conjunto con miembros de su administración y líderes del Congreso.

Al cierre de esta edición, una fuente del Congressional Hispanic Caucus, en Washington, D.C. que pidió no ser identificada aseguró a nuestra publicación que "no hay todavía un proyecto de ley, aunque ya se está trabajando en eso tras bambalinas".

Empieza la pre-discusión
Pero las señales de avance son claras. El 30 de abril se realizaba la audiencia "Comprehensive Immigration Reform in 2009, Can We Do It and How?" (Reforma Comprehensiva de Inmigración en 2009, ¿Podemos hacerlo y Cómo?) en el Subcomité de Inmigración, Fronteras, Seguridad y Ciudadanía del Comité Judicial del Senado, presidido por el senador demócrata Charles Schumer, quien la convocara, afirman fuentes consultadas, porque está seguro que cuenta con una mayoría dispuesta a trabajar. Asisten a la audiencia Alan Greenspan, ex presidente del Banco de la Reserva Federal, para abordar el impacto económico de la reforma, el jefe de la policía del condado de Montgomery en Maryland, J. Thomas Manger, para dilucidar aplicación de leyes, y el ministro evangélico Joel Hunter tocará por su parte "los argumentos morales y religiosos para promover la reforma amplia", comenta en un comunicado Maribel Hasting, Consultora Senior de la organización proi-nmigrante America's Voice, en Washingtong, D.C.

"Se espera además la participación de la ex comisionada del antiguo Servicio de Inmigración y Naturalización (INS), Doris Meissner; y de Eliseo Medina, vicepresidente ejecutivo del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), entre otros", indica.

Por su parte, Ali Noorani, Director Ejecutivo de National Immigration Forum, grupo independiente y pro-inmigrante con sede en la capita del país, dijo, al cierre de esta edición, que el mensaje a la prensa y líderes políticos es claro: "el debate de la reforma de inmigración está llegando y comienza aquí y ahora". Es un primer paso en el proceso legislativo para cumplir la promesa del Presidente de mover la ley de reforma durante su primer año en el gobierno. Hay optimismo de que algo se logre este año.

"Nuestro actual sistema migratorio está dañado y las familias americanas están sufriendo", declaró el congresista por Illinois en la Cámara de Representantes, Luis V. Gutiérrez. "Los esposos pierden a sus esposas, los niños están perdiendo a sus padres y los hermanos y hermanas están siendo divididos. En las últimas semanas he viajado a 20 ciudades, incluidas Orlando y Homestead, para escuchar sus historias de pérdida y separación. A través de este tour de escucha, he sido honrado y en humildad me he unido a la gente de todas los tipos de fe, de costa a costa, que son testigos de las historias de crisis humanitarias causadas por un sistema de inmigración que valora el miedo por encima de los valores familiares. A través del esfuerzo de Familias Unidas [como se llamó a este movimiento de consulta] los ciudadanos estadounidenses están levantando sus voces para lograr una mejor visión de América y están demostrándole a Washington cuán seria se ha vuelto la situación y cuán serios estamos a torno a cambiarla".

Varios líderes de organizaciones comunitarias indican que este congresista trabaja actualmente en un proyecto, aunque en sus oficinas, no se confirmó este dato. Gutiérrez enfatizó que en la reunión con el Congressional Hispanic Caucus, durante la cual él estuvo presente al ser el Presidente de su Immigration Task Force, Obama insistió en que tomaría medidas para que las acciones de cumplimiento de la ley de inmigración actuales no resultaran en la separación de las familias. Por su parte Nydia M. Velázquez, Presidente del CHC, afirmó que al sacar de la sombra a 12 millones de indocumentados y al hacerlos declarar sus impuestos aumentaría la recaudación de dinero para toda la nación. Además, dijo que con el 17% de los pequeños negocios en manos de inmigrantes, esta población que trabaja duro puede ayudar a nuestra economía a salir de la recesión.

La gente aprueba la reforma
Una encuesta realizada en abril de 2009 por el periódico "The New York Times" y la cadena televisiva CBS demostró que los estadounidenses apoyan firmemente una reforma migratoria integral y que esperan se concrete durante el primer mandado presidencial de Obama. Un resumen de los resultados enviado a los medios por America's Voice detalla que se consultó a 1.000 estadounidenses qué debe hacerse con los indocumentados que viven en Estados Unidos. "Las alternativas fueron: permitir que se queden en este país y que eventualmente obtengan la ciudadanía; que permanezcan en sus empleos como parte de un programa de trabajadores temporales, pero sin la posibilidad de obtener la ciudadanía; o requerir que abandonen sus empleos y el país. Un 44% de los encuestados seleccionó la opción de la ciudadanía; 21% optó por el permiso legal temporal; y sólo 30% apoyó la alternativa de que los indocumentados abandonen el país. Por el contrario, otro sondeo del NYT/CBS conducido en diciembre de 2007 concluyó que 38% favorecía la opción de la ciudadanía; 28% optó por el permiso legal temporal; y 28% favoreció la opción de la deportación".

"Aunque los comentaristas derechistas de radio y de programas por cable tachen de 'controversial' la reforma migratoria, para los estadounidenses esa reforma supone una solución de sentido común", declaró Frank Sharry, fundador y Director Ejecutivo de America's Voice. "Casi dos terceras partes de los estadounidenses apoyan una política pública que saque de las sombras a los indocumentados y les permita solicitar permisos de trabajo, en vez de forzarlos a salir del país", agregó Sharry.

El nuevo sondeo también preguntó sobre las posibilidades de que Obama aborde el tema de una reforma migratoria significativa en su primer período presidencial: 59% dijo que es posible (9% indicó que muy posible y 50% dijo que era un tanto posible); y 35% dijo que no es probable que suceda (26% respondió que no es muy probable que suceda, y 9% indicó que no sucederá).

Abordar proyecto integral no fracciones
Carlos Pereira, director del Centro de Orientación del Inmigrante (CODI) con sede en Miami, puntualizó a El Paracaidista qué debe contener la reforma"Nosotros como defensores de los inmigrantes a nivel nacional queremos un reforma humana, integral. Estamos de acuerdo en asegurar las fronteras, que toda aquella persona que tenga record criminal no tenga derechos a la legalización, nos apegamos a lo que dice la ley. Una legislación que tenga el camino a la ciudadanía, que todos tengan la oportunidad de hacerse ciudadanos. Queremos que esa ley sea comprehensiva y cubra a la gente que trabaja en la agricultura, que cubra a los estudiantes indocumentados y que unifique a las familias, no que nos separe como lo que estamos mirando a diario con las deportaciones y creo que la parte más importante en la que estamos de acuerdo es que las personas que están en fila esperando sus casos migratorios se les dé prioridad. Queremos ser justos en la reforma y que las personas que han estado esperando tanto tiempo les lleguen sus visas, les toque el turno primero. Muchos dicen que porque un hermano tiene que esperar 12 años y de pronto es el único familiar que tiene el ciudadano".

Legalicemos a cónyuges de residente, hijos mayores casados de ciudadanos, hermanos de ciudadanos americanos y esas son las tres categorías que tienen espera e inconveniente.

Sobre la reciente introducción del Dream Act que permitiría a estudiantes indocumentados proseguir sus estudios y obtener la residencia, Pereira la apoya, pero piensa que es mejor "una ley que cubra y abarque todo aunque sea más difícil de negociar". Porque la fragmentación de los beneficios en proyectos de ley separados puede distraer la atención y dividir los esfuerzos. "Es momento oportuno para la unificación. Estamos todavía en la luna de miel con el gobierno. Es importante negociar antes de junio, porque si negociamos en septiembre el Congreso va al break y cuando regresa ya hay otros temas más importantes", dice el líder de CODI. La Casa Blanca se ha comprometido en mayo de discutir esto. Nos hemos reunido con la bancada de ambos partidos de aprobar la legislación y tenemos dos grandes aliados: el republicano John McCain y Mel Martínez, necesitamos algo bipartidista, ellos asumirían el liderazgo, para asegurar los seis votos que faltan [en el Senado] para aprobar la reforma".

Paco Fabián, Director de Comunicaciones de America's Voice en Washington, DC, dice a El Paracaidista que un muy buen signo del progreso en la discusión y el consenso "es que los sindicatos más grandes del país están dispuestos y de acuerdo en apoyar una reforma migratoria y es una excelente señal que vamos en buen camino". Para él, aunque apoyan el Dream Act también, es vital mover un proyecto integral que lo abarque porque se ha llegado al momentum adecuado y cree que para Octubre de 2009 ya tiene que haber un proyecto introducido en el Congreso en debate. "El Presidente ya claramente lo ha dicho varias que la quiere mover este año. Tanto Nancy Pelosi como Harry Reid han dicho que quieren mover el proyecto. Muchos apoyando a Luis Gutiérrez que está haciendo de líder en la bancada hispana en el Congreso y del partido demócrata, los resultados de la votación en las elecciones pasadas nos alientan".

La gente debe participar y no esperar
Como el 1ro. de mayo se llenas las calles de muchas ciudades con marchas lideradas por organizaciones pro-inmigrantes para manifestar su apoyo a la reforma integral y a que se detengan las deportaciones y separación familiar, es buen momento también para que la comunidad se haga sentir de una forma más cercana y tal vez más eficaz a la hora de persuadir a los legisladores: contactarlos por medio de llamadas, cartas por correo, fax y por email. Los congresistas en la Cámara de Representantes y en el Senado que reciban voluminosas misivas y llamadas se darán cuanta que el momento ha llegado y que deben alinearse para aprobar un proyecto de reforma lo antes posible.

La oficina del Representante por Illinois, Luis V. Gutiérrez, expresó a nuestra publicación la importancia de la participación de la comunidad. "Contacten a sus gobernantes electos a nivel local, estatal, en el Congreso y contacten al Presidente Obama". El mensaje a transmitirse es claro: apoye una ley de reforma migratoria integral, que unifique a las familias, legalice a trabajadores, dé camino a la ciudadanía, dé prioridad a quienes están en la lista de espera en procesos legales y proteja las fronteras de Estados Unidos.

Miguel Ayala, vocero del Congressional Hispanic Caucus afirma en una conversación con El Paracaidista que están trabajando con otros miembros de la comunidad para lograr un proyecto de ley. Pero la gente, los registrados para votar (constituyentes), residentes y toda la comunidad debe aportar al menos una carta y una llamada a sus congresistas para que cuando entre el proyecto todos los ojos se pongan encima y se agilice su discusión y aprobación. Según fuentes consultadas, en La Cámara de Representantes se necesitan 218 votos para aprobarla y en el Senado 60 votos para evitar un contra filibustero.

¿Cómo contactar a su representante?
Para expresar comentarios sobre proyectos introducidos o por someterse en la Cámara de Representantes se deben contactar a los representantes y para los ingresados en el Senado, a los senadores que le correspondan. La central de la Cámara de Representantes de Estados Unidos para ubicar el teléfono o que le conecten con su representante de acuerdo a su código postal de nueve dígitos es T + 1-202-225-3121. El website con la lista de todos los representantes y sus respectivas direcciones, emails, teléfonos y faxes: www.house.gov. Para escribir directamente desde la web a su (s) representantes vaya a: www.house.gov/writerep donde debe ingresar su código postal completo (9 dígitos, para averiguarlo vaya a: www.usps.com/zip4 e ingrese su dirección completa o llame o visite su oficina de correos más cercana). Allí verá el nombre de su representante y puede escribir desde ese site. Para la lista de senadores por estado, ir a: www.senate.gov/general/contact_information/senators_cfm.cfm.
También puede llamar a la central del Capitolio y preguntar quién le corresponde según su estado o que le comuniquen con la oficina de su senador: T + 202 224-3121. El website del Senado es: http://senate.gov.

En Florida los datos de los senadores son:

Mel Martínez - (Republicano)
United States Senate
356 Russell Senate Office Building
Washington, DC 20510
T + 202-224-3041
F + 202-228-5171
Email: se hace desde su página web, en "contact":
http://martinez.senate.gov.


Bill Nelson - (Demócrata)
United States Senate
716 Hart Senate Office Building
Washington, DC 20510
T + 1-202-224-5274
Fax + 1-202-228-2183
Email: bill@billnelson.senate.gov
http://billnelson.senate.gov

Es preciso también contactar a la Casa Blanca, al Presidente que, aunque ya convencido, se movilizará aún más. Mándele email desde www.whitehouse.gov/contact escríbale por correo a:

The White House
1600 Pennsylvania Avenue NW
Washington, DC 20500

Llámele por teléfono y deje su comentario en el T + 1- 202-456-1111 y envíe un fax al 1-202-456-2461.

Identifíquese como constituyente sólo si está registrado para votar.

Los legisladores son representantes de la gente y actúan bajo los pedidos y presiones de sus constituyentes. Cada persona interesada en que se apruebe la reforma, además de marchar, tiene que hacer una llamada telefónica y mandar una carta, por correo, fax y por email para pedir la aprobación de una reforma integral y justa. El esfuerzo de todos se verá recompensado.


Foto: Kala Moiré

Mayo 2009







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.