Permiten trabajo temporal hasta por siete años
Visas L para abrir sucursales en EEUU

Los extranjeros que tengan una empresa en su país y deseen abrir operaciones filiales en Estados Unidos pueden transferir a ciertos trabajadores para que laboren en la sucursal estadounidense bajo el visado L de trabajo temporal tipo no inmigrante, siempre que cumplan con todos los requisitos. El tipo de empresas habilitadas para hacerlo son, entre otras, las compañías limitadas, sociedades, posesiones exclusivas y corporaciones.

La visa L, cuya máxima duración con extensiones es de siete años, ha sido especialmente diseñada para gerentes, ejecutivos o empleados con un conocimiento especializado en el negocio en que se desempeñan, para que puedan trabajar en Estados Unidos en la filial o rama de la misma empresa que los empleaba en el país extranjero. De hecho, para calificar deben haber sido empleados para esa compañía por lo menos durante un año consecutivo en un período de tres años previos a la fecha en que se hace la petición de la visa. El cargo a desempeñarse debe ser idéntico al que tenían en la empresa madre o afiliada: un puesto de tipo gerencial, ejecutivo o de conocimiento especializado. Este último es catalogado por el Buró de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) como "el conocimiento especial sobre el producto de la empresa o sus aplicaciones en los mercados internacionales o un nivel avanzado de conocimiento de los procesos y procedimientos de la empresa".

La visa L tiene dos subtipos: L1-A para gerentes y ejecutivos y L1-B para empleados con conocimientos especializados. La L1-A generalmente es otorgada por un período inicial de tres años si la empresa en Estados Unidos tiene un año o más abierta y activa, con extensiones por períodos de dos años hasta alcanzar un tiempo total de siete años. Ahora, si se trata de una compañía nueva, la visa L1-A es usualmente emitida por un año. Luego de este tiempo se revisa el desempeño de la empresa y si ha cumplido con los planes previstos, entonces se puede renovar sucesivas veces (dos años cada vez) hasta alcanzar su máximo de siete años. La L1-B en cambio se emite por un año si la empresa es nueva, por tres años si la empresa estadounidense ha estado funcionando por más de un año y se puede renovar por períodos de dos años hasta alcanzar un tiempo total de estadía de cinco años. Las personas bajo el visado L1-A y L1-B sólo pueden trabajar para la empresa a la cual han sido transferidas. Asimismo, durante todo el tiempo de vigencia del visado L se debe mantener la relación entre la empresa en el país extranjero y su sucursal o sede principal en Estados Unidos. Si se rompe la relación, la validez del visado quedará anulada.

Cónyuges e hijos reciben extensiones L-2
Las visas L tienen también sus respectivas extensiones L-2 para los cónyuges e hijos menores de 21 años de los portadores principales de la L1-A y L1-B. Estas son visas de acompañante, tipo no inmigrante, que se rigen bajo los mismos parámetros de tiempo de las visas que le dieron origen. Los cóyuges pueden solicitar permiso de trabajo y estudiar sin necesidad de tramitar otra visa ni hacer cambio de estatus a estudiantes (F o M).

Las visas L permiten múltiples entradas y salidas del país, pero si el portador quisiera permanecer en Estados Unidos todo el tiempo que dure su visado, está habilitado para hacerlo.

La visa L1-A (ejecutivos y gerentes) puede derivar en la green card si la empresa para la cual trabaja la persona decide hacer la petición de inmigración basada en empleo (bajo la primera preferencia EB1) y se cumplen con todos los requisitos pautados por el USCIS. Este beneficio le corresponderá igualmente al cónyuge e hijos menores de 21 años del portador de la L1-A.

Fuente: USCIS
Foto: Archivo

Abril 2017







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.