Se precisa participación de todos para activarla
Paralizada reforma: aprueban el muro

Las conversaciones y medidas para lograr un acuerdo que conciliara el proyecto de ley de reforma migratoria aprobado en el Senado en mayo de 2006 con el restrictivo y anti-inmigrante bill de la Cámara de Representantes, que se aprobara en diciembre 2005, se quedaron estancadas ante la fuerte oposición de los miembros de la Cámara de Representantes a suavizar su postura. Algo que el Senado sí logró con un trabajo fuerte bipartidista para traer a la nación una solución integral en el delicado tema migratorio.

El proyecto que debía pasar al Comité de Conferencias para ser discutido por congresistas de ambas cámaras y lograr emitir en consenso un proyecto de reforma migratoria integral fue engavetado, debido a la decisión de los miembros de la Cámara de Representantes de hacer reuniones comunitarias por todo el país, en lugar de sentarse a negociar con los senadores. La atención se diluyó y antes del receso previo a las elecciones de este mes de noviembre, las negociaciones entre el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos en torno a inmigración se remitieron únicamente a un proyecto de ley para construir una cerca de seguridad de unas 700 millas en la frontera con México, con un gasto de 1.200 millones de dólares, una provisión incluida en un bill sobre presupuestos y gastos de seguridad que fue aprobado el viernes 29 de septiembre en el Senado, luego de haberse pasado en la Cámara baja dos semanas antes: El Secure Fence Act o Ley de la Cerca Segura. Un muro cuyos fondos para su construcción no han sido aprobados en su totalidad. Pero el bill ya ha sido firmado por el presidente George W. Bush para convertirlo en ley. Y la posibilidad de discutir una verdadera reforma migratoria se encuentra en jaque.

El 18 de octubre, en un foro convocado en Miami por The American Jewish Comité (AJC) sobre el rol de las organizaciones civiles y religiosas en el debate sobre una reforma migratoria integral, Richard T. Foltin, Director Legislativo y Consejero de la Oficina Gobierno y Asuntos Internacionales de AJC en Washington, DC, y miembro de la junta directiva del National Immigration Forum compartió con El Paracaidista noticias poco alentadoras: "El Congreso hizo su receso sin perspectivas de que se apruebe una reforma migratoria este año".

Foltin dijo que la cámara baja tomó su propio camino e hizo algo más que sus reuniones comunitarias. "La Cámara de Representantes aprobó varios proyectos separados, extrajeron provisiones de su bill [el aprobado por ellos en diciembre 2005] que pensaron tenían más chance de que fueran aprobados en el Senado". Al ver que el paquete completo del Sensenbrenner bill (H.R. 4437) de diciembre 2005 no tendría chance volverse ley, lo fraccionaron en pequeños proyectos por separado para meter al Senado y lograr más oportunidad de aprobación. Lo que de hecho alcanzaron con el Secure Fence Act. Aunque muchos senadores de ambos partidos se resistieron, según contó Foltin, a considerar esos segmentos y a incluirlos en proyectos que trataban de otros temas, para su fácil aprobación. Esto denota la voluntad del Senado hacia una reforma migratoria integral y la frontal oposición de la Cámara de Representantes.

"Si no se vio voluntad de trabajar en un comité de conferencias antes de las elecciones, es difícil que ocurra después de éstas", predijo Foltin. En su opinión la reforma como fue aprobada en el Senado no será reconsiderada, pero señaló igualmente que todo dependerá de cómo queden las filas de ambas cámaras, si los nuevos miembros electos son proclives a trabajar por una verdadera reforma o si son de corte anti-inmigrante como predominan actualmente en la Cámara de Representantes.

Pero al preguntarle qué podría hacer la ciudadanía al respecto, enfatizó: ponerse en contacto con sus senadores y representantes y hacerles saber que desean se apruebe una reforma migratoria integral. Como gobernantes en representación de la nación tienen el deber de escuchar y actuar en consecuencia. "Lo más importante para un representante electo es saber lo que piensan sus constituyentes. Si el público se activa en grandes números, el Congreso va a escuchar ese mensaje. Es su trabajo responderle a los constituyentes".

Si cartas, emails y faxes comienzan a enviarse desde ahora, tendrán impacto a tiempo antes de que se termine el año. Para mayor información, identificar su representante y mandar su carta, vaya a "Participe para lograr una Reforma Migratoria Justa".


Foto: cortesía de FIAC

Dec 2006







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.