Congela el pago del préstamo hasta morir o vender la propiedad
Hipoteca revertida para la tercera edad

La hipoteca revertida es una modalidad creada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (Housing and Urban Development - HUD). Se trata de un préstamo privado con seguro federal y un plan que puede brindar a los estadounidenses mayores una mejor seguridad financiera. Gran número de personas de la tercera edad la utilizan para complementar ingresos por el Seguro Social, pagar por gastos médicos inesperados, hacer mejoras en la propiedad, entre otros propósitos.

Su nombre técnico es Hipoteca de Conversión del Capital Sobre la Vivienda (HECM, Home Equity Conversion Mortgage) y es un programa fuertemente supervisado por el gobierno.

"La hipoteca revertida es una herramienta que le ofrece a las personas mayores de 62 años de edad la posibilidad de recibir efectivo contra el valor acumulado de su propiedad", explica a El Paracaidista Ernesto Perdomo, experto en bienes raíces del sur de la Florida y Vicepresidente de Esayfind Mortgage Corporation. "Bajo este tipo de hipoteca no se hacen pagos mientras el individuo viva en la propiedad o [hasta que] la misma haya sido vendida". El préstamo de una hipoteca revertida se devuelve o repaga al prestamista al fallecimiento o mudanza permanente de su propietario. El capital restante, si lo hay, le pertenece al propietario o a sus herederos. Ninguno de los otros bienes será afectado por el préstamo hipotecario. El monto de la nueva hipoteca se calcula según la plusvalía de la casa, la cantidad que se ha revalorado la propiedad, es decir si se compró por $120 mil y ahora la propiedad vale $250 mil, entonces la plusvalía sería la diferencia ($250 mil - $120 mil = $130 mil).

Los tipos de viviendas elegibles para una hipoteca revertida son las de tipo unifamiliar o un inmueble de dos a cuatro unidades que sea de la propiedad del solicitante y donde él mismo resida. Las unidades en condominios y algunas casas prefabricadas pueden también ser aptas para este tipo de modalidad.

En comparación con las hipotecas convencionales, en la revertida la persona no tiene que abonar pagos mensuales, ya que el balance no se paga hasta que muera el propietario o propietarios o hasta que se venda el inmueble o si se abandona éste por más de doce meses consecutivos. Pero el dueño sí es responsable por el pago de impuestos, seguros, el mantenimiento de la vivienda y los servicios públicos relacionados con ésta.

Una de las mayores ventajas de este tipo de préstamos es que el dueño de la casa tiene la posibilidad de obtener el dinero del valor de su vivienda sin tener que venderla o mudarse y sin tener que devolverlo mensualmente. Este préstamo puede ser desembolsado al solicitante de diferentes maneras: en un solo pago del monto global; a través de un desembolso mensual o por un período fijo de tiempo; como una línea de crédito; o mediante una combinación de todas las modalidades anteriores.

La cantidad de dinero que se puede obtener de la propiedad depende de varios factores como la edad, la tasa de interés del momento y el valor de la tasación de la vivienda. Generalmente, cuanto más valor tenga el inmueble en cuestión, más edad tenga el propietario y menor sea el interés, más dinero podrá ser solicitado.

"Los documentos que debe presentar el solicitante", explica a El Paracaidista Daniel Bolaños, especialista en préstamos y consultor financiero de Great Florida Lending en Miami, "son prueba de propiedad o sea, prueba que acredite que el solicitante es dueño de la propiedad y prueba de edad, es decir, el documento que acredite que la persona es mayor de 62 años".

Para solicitar una hipoteca revertida, la Administración de Vivienda Federal (Federal Housing Administration - FHA), requiere además que la propiedad esté libre de todo gravamen o tenga un saldo bajo pendiente de hipoteca que pueda liquidarse durante el proceso de cierre con las ganancias del préstamo revertido y que el propietario resida en la vivienda. También exige que el prestatario reciba información por parte de fuentes de asesorías aprobadas por el gobierno antes de obtener el préstamo. Puede comunicarse con el Centro de Información sobre Asesoría de Vivienda, conocido en inglés como Housing Counseling Clearinghouse del U.S. Department of Housing and Urban Develpment (HUD), al T + 1-800-569-4287, para obtener el nombre y número telefónico de una agencia asesora y una lista de los prestamistas autorizados por la Administración de Vivienda Federal en su zona. Este se brinda tanto en inglés como en español. También puede conectarse a http://espanol.hud.gov/buying/rvrsmort.cfm?&lang=es página directa sobre el programa o al website principal de HUD http://espanol.hud.gov. Para ubicar la oficina local de HUD en su estado, condado o ciudad vaya a: http://espanol.hud.gov/directory/ascdir3.cfm.

Es importante contactar a agencias autorizadas para evitar caer en redes de empresas fraudulentas que cobran miles de dólares por proveer información que HUD suministra gratuitamente. Para reportar fraude llame al T + 1-800-347-3735, quédese en la línea y pida por un analista en español si no se maneja en inglés. También puede enviar una carta con su queja a:

HUD Office of Inspector General Hotline, GFI
451 7th Street, SW
Washington, DC 20410.


Por: Livia Pérez

Foto: Archivo

Abril 2012





Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.