Detalles y costos de esta transacción: título y registro
Trámite de compra-venta de autos

Un vehículo con el cual transportarse es muy importante en el sistema de vida estadounidense. Las distancias son largas y el tiempo requiere de un medio de transporte que garantice llegar puntual. Por otro lado, la posesión de un vehículo requiere responsabilidades futuras como el pago mensual del mismo y el pago de un seguro de accidentes, robo y otros siniestros al que puede estar susceptible. La compra de un auto es un proceso que debemos tomar con responsabilidad y cautela.

Existen dos formas de pagar por un vehículo, explica a El Paracaidista Maribel Tosado del Departamento de Título de la Agencia de Autos Headquater Toyota: "Puede ser a través de dinero en efectivo o mediante un préstamo bancario. Si se paga en efectivo el titular tendrá la responsabilidad de pagar por el seguro y la placa. Si se financia a través de un préstamo bancario el titular tendrá la responsabilidad, además, de los pagos mensuales a la institución financiera que le prestó el dinero".

En el momento de la compra si el carro es comprado en efectivo el futuro propietario debe mostrar su licencia de conducción, completar un documento llamado Buyer Order; así como un formulario gubernamental conocido como 8300, en caso de que el pago en efectivo ascienda a los $10.000. También debe presentar los datos de la agencia con la cual pretende asegurar el vehículo.

Si la compra es a través de un préstamo bancario, una vez que el comprador elige el auto de su preferencia debe completar una solicitud de crédito para pedir la cantidad que necesita y estampar en ésta todos sus datos personales como nombre y apellido, número de Seguro Social, lugar de residencia, centro de trabajo, dirección y teléfono del mismo e ingreso anual. Una vez que termina de completar la planilla debe firmar un documento que autoriza al negocio donde está comprando el vehículo a sacar un reporte de su historial de crédito. Luego el encargado financiero del negocio comienza a buscar un banco que ofrezca un mejor interés para el financiamiento. Una vez concluido este proceso y seleccionado el banco, se firma el buyer order, se toma una copia de la licencia de manejar, se firma el contrato de compra, la solicitud del título y se envía al banco que otorgará el préstamo.

El registro de la placa, continúa explicando Maribel Tosado de Headquater Toyota, se hace a través de la misma agencia donde se compra el carro. El costo de la misma oscila entre $230 y $240 dependiendo de varios factores. Si el comprador tiene que registrarse para la adquisición de una nueva placa, el valor dependerá del peso del vehículo, si éste sobrepasa las 5.000 libras entonces será más costosa. La marca del carro también influye en el precio y si la placa será personalizada o no, lo cual es a petición del comprador. Una placa personalizada tiene inscrito el nombre de la persona u otra referencia propiamente escogida.

Con relación al seguro el futuro propietario del vehículo escoge con quién desea asegurar su adquisición y el precio lo determina la agencia de seguros elegida teniendo en cuenta el tipo de póliza. Para la cobertura de un auto financiado es obligatorio una protección completa o full cover como se le llama comunmente en inglés, la cual respalda al propietario del vehículo por los daños que cause a terceros en un accidente u otro tipo de circunstancias que atente contra la propiedad.

Una vez que la persona haya terminado de pagar el vehículo financiado, el banco que presta el dinero le envía al comprador el título de propiedad haciéndolo dueño total del carro. Si en un futuro la persona desea vender su auto debe dirigirse a una agencia de placas e iniciar un proceso de transferencia de título, para lo cual necesita el título original propiamente lleno con la información requerida, la firma del comprador y el vendedor, en caso de que el vehículo esté siendo vendido o del actual y futuro propietario, en caso de que sea un regalo, y finalmente, prueba de seguro vigente.

Para la transferencia de título de otro estado debe presentarse el título original, seguro del estado de Florida, el auto para verificación y el dueño debe estar presente con su identificación.

"El costo de la transferencia", explica a El Paracaidista Michael Espinel, Director de Hammocks Tag and Title", es de $75.25". Si el comprador del vehículo no tiene placa debe obtener una y entonces pagar además $225, este último precio varía según la fecha de cumpleaños. Sumado al costo de la transferencia y la placa, el comprador debe abonar un 7% del monto de la venta si la cantidad es de $5.000 o menos. Si el monto es mayor debe aportar el 7% por los primeros $5.000 y el 6% por el resto. En el caso del condado Broward el comprador abona el 6%. Este porcentaje varía según la dirección del comprador. El impuesto de venta se paga sólo en caso de compra-venta, si el vehículo es un regalo se exime al comprador de dicho abono. "Si la placa está vigente el comprador paga el impuesto de venta, la transferencia y el registro que va de $46.15 a $72.40 según el peso en toneladas del vehículo", comenta Espinel.

El registro del título queda asentado en la División de Vehículos del Estado correspondiente, llamada en Estados Unidos Division of Motor Vehicle. En Florida se registra en la División en Tallahassee, la cual le envía al propietario; es decir, al comprador, un nuevo título.

"La Sección 320.07(4)(a) de los Estatutos de Florida, requiere específicamente que se imponga una multa por pago retrasado a cualquier solicitante que no renueve el registro antes del final del mes en que el registro debe renovarse. La multa por retraso se aplica a partir del 11º día calendario del mes posterior al período de renovación", explica el Florida Highway Safety and Motor Vehicles. La multa es de $129.

Si la placa ha sido robada debe ir a la policía y luego a la agencia de placas con el número de caso que le dieron en la policía. La placa es propiedad de la persona que la ha registrado bajo su nombre, ésta no se transfiere con el vehículo.

Para protegerse durante la transferencia de un vehículo, el propietario del mismo no debe firmar la propiedad (el título) transfiriendo la misma y dejar a merced del receptor la gestión requerida (el registro), ya que si éste no la hace puede verse involucrado en un dilema legal. Si la persona a la cual se le entregó el título no hace la transferencia y toma el carro como medio de transporte para la comisión de un delito como robo, traslado de drogas u otra ilegalidad, la policía buscará al propietario del objeto, en este caso el auto, que se utilizó para este tipo de hazañas, según advierte Espinel. Más datos en el sitio oficial de Florida Highway Safety and Motor Vehicles: www.flhsmv.gov/dmv/faqmotor.html (inglés) y en www.flhsmv.gov/Spanish/faqmotor.html (español).

Por Livia Pérez

Foto: Henry Romero.


Diciembre 2012





Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.