Guía completa sobre todo lo que hay que saber para estar prevenido
Huracanes: cómo prepararse

Oficialmente el 1ro. de junio comenzó la temporada de huracanes que se extiende hasta el 30 de noviembre. El anuncio que hace todos los años el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami y que depende del gobierno federal, es una advertencia para que los residentes de la costa Este de Estados Unidos y del Golfo de México comiencen sus preparativos y estén prevenidos en caso de que un huracán de gran categoría se acerque a estas tierras.

Los condados Broward, Miami-Dade y Palm Beach tienen activados sus centros de emergencia, refugios, sistema de evacuación de zonas costeras o que corren peligro de inundación, y otros organismos como la Cruz Roja, FEMA (Federal Emergency Management Agency), Salvation Army, Small Business Administration, etc., también han organizado sus voluntarios y recursos para que no se cometan los mismos errores del año pasado, en que la temporada de huracanes tomó por sorpresa a miles de personas.

Sin embargo, los oficiales gubernamentales insisten en que la preparación individual es la clave para sobrevivir cualquier tipo de catástrofe natural y que un plan familiar puede salvar la vida y el futuro de los damnificados de una tormenta.

"Lo ideal es tener un plan diseñado con anticipación. Saber adónde van a evacuar (recomendamos que dejen los refugios como último recurso y que busquen casas de familiares o amigos fuera de las áreas de evacuación), averiguar si viven en zona de inundaciones y planificar de acuerdo a las necesidades de cada hogar. Si hay ancianos, mascotas, niños, tener en cuenta las necesidades de cada uno de los miembros. En el caso de mascotas tienen que inscribirlas desde hoy en los refugios, porque después no las reciben, lo mismo en el caso de ancianos o enfermos con necesidades especiales tienen que apuntarlos con anticipación. No se puede dejar esto a último momento cuando el huracán está encima de nuestras cabezas. Tengan en cuenta que los oficiales condales no pueden salir a asistir a personas en medio de la tormenta y posiblemente hasta 48 horas después cada persona o familia estará sin asistencia gubernamental", explica claramente la Teniente Shanti Hall, vocera de la Oficina de Control de Emergencias del condado Miami-Dade.

Estos consejos son válidos para todos los condados o regiones que estén en rutas de evacuación obligatoria: siempre ubicar casas de familiares o amigos que estén hacia el Oeste para evacuar, salir de la zona costera y de playas, tomar nota de números telefónicos de emergencia y de ayuda condal para inscripción de enfermos y mascotas en refugios especiales, revisar pólizas de seguros de viviendas, preparar un sobre especial con documentos vitales y medicamentos esenciales y asegurarse que las casas o apartamentos tengan los sistemas mínimos de protección anti-huracanes en buen estado.

"El condado Broward, por ejemplo, lo mismo que todos los demás, comienza a avisar a sus residentes que abandonen sus viviendas si viven en casas móviles, hogares precarios o con problemas estructurales y por supuesto los de zonas costeras de evacuación obligatoria. Hay que estar muy pendiente de las informaciones y no entrar en pánico, especialmente cuando hay que evacuar y son miles de personas intentando salir por el mismo lugar. Recomendamos que por favor no dejen esto para último momento y que comiencen a salir por lo menos con 48 horas de anticipación para evitar congestiones de tráfico como las que vimos el año pasado. Gente en sus carros en la autopista varados por dos días sin moverse", recomienda el Oficial Carl Fowler, vocero del Departamento de Emergencia del condado Broward.

Recomendaciones de FEMA

Antes que comience la temporada de huracanes es preciso tomar en cuenta lo siguiente:

- Planear una ruta de evacuación.

- Estar en contacto con la oficina de manejo de emergencias o el capítulo de la Cruz Roja, y preguntar por el plan de preparación para huracanes de la comunidad.

- Familiarizarse con las rutas seguras tierra adentro y estar preparado para conducir de 20 a 50 millas tierra adentro para localizar un lugar seguro.

- Tener a mano suministros para casos de desastre:

Linterna y pilas adicionales.
Radio portátil, operado con pilas, y pilas adicionales.
Botiquín y manual de primeros auxilios.
Alimentos y agua de emergencia.
Abridor de latas no eléctrico.
Medicamentos esenciales.
Dinero en efectivo y tarjetas de crédito.
Zapatos resistentes.
Hacer los arreglos para las mascotas (es posible que no se admitan mascotas en los refugios de emergencia por razones sanitarias y de espacio).

Protección de la vivienda
Las medidas para preparar la casa incluyen:

- Protejer las ventanas.

- Las contraventanas permanentes son la mejor protección. Un método más barato consiste en colocar paneles de madera contrachapada. Usar tablones de madera de 1/2 pulgada - la madera contrachapada marina es la mejor - cortar a la medida de cada ventana. No olvidar marcar qué tablón es para qué ventana.

- Podar o cortar las ramas muertas o débiles de los árboles.

- Verificar el seguro contra inundaciones. Las pólizas de los propietarios de casas no cubren los daños causados por las inundaciones que acompañan a un huracán.

- Elaborar un plan de comunicación de emergencia: en caso de que los miembros de la familia se separen unos de otros durante un desastre (una posibilidad real durante el día cuando los adultos se encuentran en el trabajo y los niños en la escuela), hay que tener un plan para volver a reunirse. Pedir a un pariente o amigo que viva fuera del estado que actúe como el "contacto de la familia". Después de un desastre, a menudo es más fácil hacer llamadas de larga distancia. Asegurarse de que todos en la familia sepan el nombre, dirección y teléfono de la persona de contacto.

Durante una vigilancia de huracán
Una Vigilancia de Huracán se emite cuando existe una amenaza de que se presente un huracán dentro de 24 a 36 horas. Y las recomendaciones son:

- Escuchar los informes del avance del huracán en radio o televisor operado con pilas.

- Verificar los suministros de emergencia.

- Ponerle combustible al auto.

- Meter todos los objetos que están en exteriores, como muebles de jardín, juguetes y herramientas de jardinería y sujetar todos los objetos que no pueda llevar al interior.

- Asegurar los edificios cerrando y colocando tablones sobre las ventanas. Quitar las antenas exteriores.

- Poner el refrigerador y el congelador en la temperatura más fría. Abrirlos sólo cuando sea absolutamente necesario y cerrarlos rápidamente.

- Almacenar agua potable en la tina del baño, jarras, botellas y utensilios de cocina limpios.

- Guardar los objetos valiosos y los documentos personales en un recipiente impermeable en el nivel más alto de su casa.

- Revisar el plan de evacuación.

- Amarrar las embarcaciones de manera firme o llevarlas a un lugar seguro designado. Usar cuerdas o cadenas para asegurar los botes al remolque. Usar ataduras para fijar el remolque al suelo o a la casa.

Durante una advertencia de huracán

Una advertencia de huracán se emite cuando se esperan condiciones de huracán (vientos de 74 millas por hora o superiores, o agua y oleaje agitados peligrosamente altos), en 24 horas o menos).

- Escuchar constantemente la radio o televisor operado con pilas para enterarse de las instrucciones oficiales.

- Si se encuentra en una casa móvil, verificar las sujeciones y evacuar de inmediato.

- Evitar los ascensores.

- Si se encuentra en casa: permanecer dentro, lejos de las ventanas, tragaluces y puertas de vidrio. Mantener a mano un suministro de linternas y pilas adicionales. Evitar las llamas abiertas, como las velas y las lámparas de queroseno, como fuente de luz. Si se interrumpe el suministro de energía eléctrica, apagar los principales aparatos electrodomésticos para reducir las variaciones de voltaje cuando la electricidad se restablezca.

- Decir a alguien que no se encuentre en el área de la tormenta a dónde piensa ir.

- Llevar los suministros de emergencia preparados con anticipación, ropa protectora y abrigos, mantas y bolsas para dormir a un refugio.

Después del huracán

Una vez pasada la tormenta y el peligro es importante:

- Asegurarse que todos los miembros de la familia sepan cómo reaccionar después de un huracán.

- Enseñar a los miembros de la familia cómo y cuándo desconectar el gas, la electricidad y el suministro de agua.

- Enseñar a los niños cómo y cuándo llamar al 9-1-1, la policía o departamento de bomberos y qué estación de radio sintonizar para oír información de emergencia.

- No mover a las personas lesionadas de gravedad a menos que se encuentren en peligro inmediato de sufrir más lesiones. Solicitar ayuda.

- Regresar a casa sólo después de que las autoridades avisen que no hay peligro.

- Evitar los cables de energía eléctrica sueltos o colgantes y reportarlos de inmediato a la compañía de luz, policía o departamento de bomberos.

- Tomar fotografías de los daños, tanto de la casa como de sus contenidos, para las reclamaciones del seguro.

- Conducir sólo si es absolutamente necesario y evitar los caminos inundados y los puentes arrasados.

Inspecciones en casas dañadas
Cuando se llega a la vivienda en una zona que ha sido afectada es vital hacer lo siguiente:

- Verificar si no hay fugas de gas. Cerrar el gas en la válvula principal del exterior si es posible y llamar a la compañía de gas desde la casa de algún vecino. Si se cierra el gas por cualquier razón, sólo un profesional puede volver a conectarlo.

- Buscar daños en el sistema eléctrico. Si se tiene que pisar agua para llegar a la caja de fusibles o interruptor de circuitos, llamar a un electricista para que diga cómo hacerlo.

- Verificar que no haya daños en las tuberías de agua y drenaje. Si las tuberías de agua están dañadas, comunicarse con la compañía que suministra el agua y evitar el agua de la llave.

Programas de Asistencia Individual FEMA
En casos de desastres esta entidad y otros organismos federales, estatales, locales y organizaciones de voluntarios ofrecen asistencia en diversas formas:

Préstamos con intereses bajos:
la mayoría, pero no toda la asistencia federal se brinda en la forma de préstamos con intereses bajos para pagar los gastos que no están cubiertos por los programas estatales o locales, o los seguros privados. Las personas que no reúnen los requisitos para obtener los préstamos pueden solicitar una subvención en efectivo.

La Agencia de Servicios Agrícolas (Farm Service Agency, FSA) y la Administración de Pequeños Negocios (Small Business Administration, SBA) ofrecen préstamos con intereses bajos a las personas, agricultores y empresas elegibles para reparar o reponer propiedades y pertenencias personales dañadas, no cubiertas por los seguros.

Subvenciones en efectivo: hasta por $14.800 ajustadas anualmente por la inflación. Las personas que no reúnen los requisitos para obtener un préstamo de la SBA pueden ser elegibles para estas subvenciones del Estado, que tienen el propósito de contribuir a pagar gastos necesarios que no han sido cubiertos y necesidades urgentes. Estos incluyen los gastos médicos, dentales y funerarios en los que se incurre como resultado del desastre. Las inspecciones a las viviendas se realizan normalmente antes de que se expida el cheque correspondiente. FEMA financia 75% de los costos elegibles para el programa de subvenciones y el estado cubre el 25% restante. El Estado administra el programa, al cual se le ha denominado Programa de Subvenciones Individuales y Familiares (Individual And Family Grant, IFG).

Asistencia para viviendas: el Programa de Asistencia para Vivienda (Disaster Housing Program, DHA) de FEMA ofrece recursos financieros y servicios a las personas cuyas casas queden inhabitables debido a un desastre.

Beneficios para veteranos: el Departamento de Asuntos de Veteranos (Department of Veterans' Affairs) ofrece a los veteranos de guerra prestaciones por fallecimiento, pensiones, liquidaciones de seguro y ajustes a hipotecas de casas.

Devoluciones de impuestos: el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service, IRS) permite que ciertas pérdidas ocasionadas por siniestros se deduzcan en las declaraciones del impuesto federal sobre la renta correspondiente al año del siniestro, o por medio de una modificación inmediata a la declaración del año anterior. Al respecto la contadora Mabel Romaniuk de Miami explica que "el año pasado solamente recibieron beneficios los damnificados por Katrina en la zona de New Orleans y nadie del sur de Florida fue elegible para nada. Los negocios perdieron millones y nadie respondió. Lo que es importante que sepan los interesados es que siempre se pueden deducir porcentajes en reparaciones cuando la persona es 'self employed' aunque no sea por el paso de un huracán. Si se rompe la oficina por la causa que sea siempre se puede meter eso en la declaración de impuestos, pero no tiene nada que ver con ayuda del IRS. Que consulten siempre con un contador". IRS: T + 1-800-829-1040l o al T + 1-800-829-4933 - www.irs.gov/espanol/index.html.

Desgravación del impuesto al consumo:
las empresas pueden presentar reclamaciones ante la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (Bureau of Alcohol, Tobacco and Firearms, ATF) correspondientes al pago de los impuestos federales al consumo pagados sobre las bebidas alcohólicas o productos de tabaco perdidos, que resulten imposibles de comercializar.

Beneficios de Desempleo: puede ofrecerse asistencia por desempleo en desastres y beneficios del seguro de desempleo por medio de la Oficina Estatal de Desempleo y con el apoyo del Departamento del Trabajo (U.S. Department of Labor).

Orientación psicológica para sobreponerse a crisis: el propósito del programa de orientación psicológica para sobreponerse a una crisis es ayudar a aliviar el dolor, estrés, o problemas de salud mental ocasionados o agravados por el desastre o sus consecuencias. Estos servicios de corto plazo, proporcionados por FEMA como fondos complementarios otorgados a organismos estatales y locales de salud mental, son solamente para los sobrevivientes elegibles de desastres mayores declarados por el Presidente.

Las personas que requieran estos servicios confidenciales deben preguntar por éstos cuando se registren para obtener asistencia en desastres o pueden comunicarse a la línea de ayuda de FEMA,
T + 1-800-525-0321
sin costo de llamada, para informarse acerca de dónde pueden obtener estos servicios. La Cruz Roja Estadounidense, el Ejército de Salvación, otras organizaciones de voluntarios, así como iglesias y sinagogas también ofrecen los servicios de orientación psicológica especializados en crisis. Ver: www.disasterdistress.samhsa.gov y www.disasterdistress.samhsa.gov/espanol.aspx (español)

Asesoría jurídica gratis: la División de Abogados Jóvenes de la Asociación de Abogados Estadounidense (American Bar Association), mediante un contrato celebrado con FEMA, proporciona asesoría legal gratis a las personas de bajos ingresos en relación con casos que no causarán honorarios (es decir, aquellos casos en los cuales se paga a los abogados con una parte de la liquidación adjudicada por el tribunal). Los casos que pueden generar honorarios se trasnfieren al servicio local de referencias a abogados.

Las personas, familias y empresas pueden ser elegibles para recibir asistencia federal si viven, son propietarias de una empresa o trabajan en un condado que haya sido declarado como zona de desastre mayor, incurren en pérdidas o daños suficientes a sus propiedades y, dependiendo del tipo de asistencia, no tienen seguro u otros recursos para satisfacer sus necesidades.

Para solicitar la asistencia para vivienda en desastres hay que llamar al T + 1-800-462-9029 sin costo de llamada, y registrarse.

Federal Emergency Management Agency (FEMA)

500 C Street, SW
Washington, D.C. 20472
T + 202-566-1600.

Para emergencias, pedidos de ayuda y servicios T + 1-800-621-3362. Para español opción 2 - www.fema.gov/spanish/index_spa.shtm.

Huracanes y negocios
Además de las viviendas y bienes personales el riesgo de huracán también obliga a que los pequeños negocios, comerciantes, empresarios deban tomar precauciones para proteger sus emprendimientos o inventario.

La Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa, que depende del SBA (Small Business Administration) tiene muchos programas de concientización y educación para empresarios, pero principalmente ofrece un sistema de préstamos para casos de emergencias.

"Si hay un huracán o cualquier otro evento natural o desastre que arruine un negocio, ya sea la estructura o el inventario nosotros los podemos ayudar", asegura Eilin Rubio, Especialista en Programas de Préstamos del SBA capítulo Miami.

Rubio dice que los préstamos son de hasta $200 mil para residencia personal que haya sido dañada y de hasta $40.000 para las pertenencias de dentro de la vivienda y que no necesariamente tiene que haber estado el negocio funcionando allí.

"Los préstamos que damos son para residencias personales o negocios y las tasas de interés varían según los daños. Si es para negocio el interés llega ahora a un 4% y para viviendas a un 2.7% y para que se les otorgue el préstamo tienen que inscribirse en el número habilitado como Centro de Desastres del SBA. A partir de allí se envía a un inspector que verifica y determina el monto y cantidad de daño y comienza el proceso", aclara Rubio.

El SBA también indica que la preparación para desastres comienza con tener una protección o cobertura de seguro adecuada -por lo menos suficiente para reconstruir su vivienda y reemplazar propiedad personal. Los propietarios de viviendas y negocios deben revisar sus pólizas de seguro para cerciorarse de qué está -o no está- cubierto. Los negocios deben considerar también un "seguro de protección contra la interrupción del negocio", el cual ayuda a cubrir los costos operacionales durante el período de cierre después de un desastre. Es esencial tener seguro contra inundaciones; la mayoría de los 143.000 préstamos para desastre que hizo la SBA a raíz de los huracanes de la Costa del Golfo fueron para cubrir daños por inundaciones.

Para más información sobre el Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones, ver www.floodsmart.gov, en inglés.

En la página electrónica de la SBA www.sba.gov/disaster_recov/prepared/getready.html hay más consejos -en inglés- para que los negocios y los propietarios e inquilinos de viviendas se preparen. El Instituto para la Seguridad de las Viviendas y los Negocios (www.ibhs.org) tiene también información sobre cómo proteger su vivienda o negocio. Otro recurso muy útil es el sitio del gobierno federal para ayudar en la preparación en www.ready.gov.

Para más información acerca del Programa de Asistencia en Casos de Desastre de la SBA, visite el siguiente sitio de Internet: www.sba.gov/disaster_recov/index.html, en inglés o llame al
T + 1-800-359-2227
.

Condado Broward
Lo mismo que el resto del estado de Florida el condado está dividido en zona de evacuación A y B dependiendo de la urgencia y fuerza del huracán. Los refugios se abren cuatro horas antes de que la orden de evacuación sea dada y las autoridades recomiendan evitar las rutas que estén cerca de la playa, lagos y canales a la hora de la evacuación.

"Urgimos a los residentes a que se familiaricen con las rutas de evacuación y que tengan en sus manos la lista de los refugios para evitar pánico de último momento. Con respecto a los alimentos, que por favor compren con anticipación para evitar la situación del año pasado en la que la gente no tenía ni siquiera agua. Hay que tener tres galones por persona por lo menos por una semana, lo mismo que enlatados y víveres para niños, pañales para bebés y por favor medicamentos para personas con condiciones especiales de salud", dice Fowler.

Para revisar la lista de los refugios ir a: www.broward.org/hurricane/shelters.htm.
Página principal sobre huracanes de Broward: www.co.broward.fl.us/hurricane/welcome.htm.
Lista de implementos básicos: www.co.broward.fl.us/hurricane/hurricane_shopping_sp.htm.
Centro de emergencia: www.co.broward.fl.us/hurricane/cert.htm.
Agencia de Manejo de Emergencia en el condado Broward (Broward Emergency Management Agency) T + 954-831-3900.

Condado Miami-Dade
"Es fundamental que los residentes del condado comprendan que la llamada 'zona de evacuación' es solamente por la subida de las aguas. Son las áreas más propensas a inundaciones o subida de marejadas pero la intensidad de los vientos las reciben todos por igual. Que no se viva en zona de evacuación no significa que no se van a sentir los efectos y los peligros de un huracán",
explica la Teniente Hall.

Al igual que en los otros condados, los oficiales de Miami-Dade insisten en que los refugios deben ser la última opción a la hora de alojamiento en caso de evacuación. No son sitios cómodos y las personas deben llevar todo lo necesario para dormir y aseo personal. Están generalmente llenos y no ofrecen facilidades. "Primero deben agotar todas las posibilidades de quedarse en casa de amigos o familia y por último considerar el 'shelter'", dice la experta.

El número telefónico 3-1-1, es el centro de respuestas del condado, para averiguar acerca de la asistencia disponible, preguntas sobre rutas de evacuación y refugios y todas las dudas en general. Para no emergencias llamar al T + 305-4-police - www.miamidade.gov/eoc.

Condado Palm Beach
Palm Beach pondrá en marcha un nuevo sistema de equipos de emergencia para esta temporada para evitar cualquier cortocircuito en la comunicación y asegurarse que todos los residentes estén protegidos.

"En vez de tener todos los esfuerzos de recuperación basados en el Emergency Operations Center (Centro de Operaciones de Emergencia, EOC) cerca al aeropuerto, la coordinación de los suministros de alivio y la asistencia para daños se manejarán ahora desde seis lugares diferentes ubicados en todo el condado. Estas áreas de operaciones de emergencia - EOA, por sus siglas en inglés - estarán atendidas por voluntarios y dirigidas por los gerentes de departamento del condado. Cada una coordinará la distribución de hielo, agua y alimentos, y realizará encuestas sobre daños en sus área aledañas y enviará los reportes de vuelta al EOC. Estos reportes serán los ojos y las orejas adicionales que nos ayudarán a entender mejor la cantidad de daños y la necesidad inmediata de suministros de alivio", explica el comisionado Jeff Koons.

El condado reparte gratuitamente y por correo la guía de huracanes con toda la información para sus residentes. Se puede consultar también en Internet.

Sitio oficial: www.co.palm-each.fl.us/Hurricane/hurricane_prepare06.htm. En español y para consultar todas las rutas de evacuación y refugios: www.pbcgov.com/esp/default.htm.
Agencia de manejo de emergencies: 20 South Military Trail West Palm Beach, FL - T + 561-712-6400.

Sitio del Centro Nacional de Huracanes: www.nhc.noaa.gov.
Sitio oficial del estado de Florida con información sobre huracanes: www.floridadisaster.org.
Para ver todos los mapas de evacuación: http://floridadisaster.org/PublicMapping/index.htm.
Cruz Roja - American Red Cross of Greater Miami & the Keys, 335 SW 27th Ave Miami, FL 33135. T + 305-644-1200 - www.cruzrojaamericana.org.

Control de precios
Para frenar a abusivos especuladores que se aprovechan de situaciones de emergencia es importante conocer los precios de mercado de productos básicos y denunciar inmediatamente si comerciantes cobran más de estos valores.

Leche entera: un galón cuesta entre $1.99 y $3.09

Bolsa de hielo cuesta entre $0.99 y $1.99

Carbón bolsa de 10 libras cuesta entre $3.99 y $7.99

Pilas triple A paquete de ocho cuesta entre $2.99 y $9.49

Linterna estándar con pilas cuesta entre $1.00 y $21.99

Generador eléctrico de 1800 a 3999 watts cuesta entre $447 y $449

Generador eléctrico de 7551 a 10.000 watts cuesta entre $1.249 y $1.299

Madera de 2 x 4 x 12 sale entre $4.10 y $8.99

Madera de 4 x 4 x 8 cuesta entre $3.99 y $9.99

Para precios de gasolina consultar: www.fuelgaugereport.com/Flmetro.asp.

Foto: Archivo

Dec 2006




Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.