Funcionamiento, clases y cobertura
Seguros para casas

Parece evidente que después de esta temporada de huracanes uno de los puntos principales a considerar cuando se es propietario o se alquila una vivienda es la situación del seguro de la casa. Qué es, cuántos factores a considerar antes de comprarlo, cuáles son obligatorios o a qué se enfrentan quienes no lo tienen son las preguntas básicas que todos se hacen.

En el mercado hay cientos de agencias que ofrecen diferentes opciones de seguros, pero antes de decidir con cuál quedarse hay que comprender las prioridades a asegurar en la propiedad.

"Desde el momento en que la casa tiene una hipoteca debe poseer al mismo tiempo lo que se llama el 'homeowners insurance' que no solamente asegura la propiedad sino a los que viven en ella, empleados de la casa e inclusive a visitantes o invitados", explica Natalie Bushman, Gerente de la compañía de seguros Triple A.

El homeowners insurance protege a los individuos y a la estructura edilicia en caso de incendio, robos o condiciones climáticas extremas y a menos que se indique en la póliza todo lo que cause pérdida o daño a la propiedad está cubierto. "En este caso por ejemplo vemos mucha gente que no vive en zonas inundables y no quieren pagar por el seguro de flooding o inundación, ya que éste no se incluye en el seguro general de la casa y hay que sacarlo aparte. Nuestra recomendación es que lo saquen aunque no vivan en las partes inundables. La mayoría de las reclamaciones que recibimos por inundación son de sectores que no se consideran de riesgo, especialmente si viven en el sur de Florida y han sido testigos de lo que puede causar un huracán de baja intensidad", recomienda Bushman.

A propósito de este consejo, el estado de Florida participa en un programa federal llamado National Flood Insurance Program (NFIP) por el cual se brinda seguro de inundación a comunidades de alto riesgo o que están por debajo del nivel del mar, por un costo mínimo de $300 al año y aunque no cubre todos los daños vale la pena informarse de esta propuesta para estar más protegidos. También se requiere para ciertas zonas del sur de Florida el llamado windstorm (tormentas de viento) que protege a la vivienda en caso de huracán que dañe el techo y el agua entre desde arriba provocando una inundación.

En el caso de los bienes familiares también están asegurados con el homeowners y para evitar confusiones o pérdidas innecesarias los expertos recomiendan que se haga un inventario de todo lo que hay en la casa (idealmente con fotos) y se guarde en lugar seguro. En este caso el asegurador tasa el valor de las pertenencias (muebles, joyas, cuadros, tecnología), por la mitad del valor por el cual la casa está asegurada, pero si el propietario tiene cosas de gran valor es pertinente comprar un seguro adicional.

Finalmente el seguro general y básico ofrece compensación por daños personales y gastos médicos y el monto estándar de cobertura es de $100 mil, aunque el propietario puede aumentar la póliza si lo considera necesario.

"Hay varios consejos vitales antes y después de adquirir un seguro: leer la letra pequeña del contrato, tener muy claro lo que está y lo que no está asegurado, revisar la póliza periódicamente para ampliarla en el caso de que se hagan modificaciones edilicias o se adquiera algo de gran valor. Busque estimados de varias agencias, no se quede con la primera o la más económica. Hay un rating nacional que categoriza a las aseguradoras que va de la A hasta la C o D. El cliente tiene el derecho de preguntar por esta calificación antes de comprar el seguro, por supuesto que la A es la mejor", advierte la experta de Triple A.

Los inquilinos también tienen que estar asegurados. En este caso el dueño de la propiedad paga el seguro de homeowner que cubre la parte edilicia, la estructura y cosas que le pertenezcan, pero los inquilinos pueden comprar una póliza que les asegure sus pertenencias, muebles, ropa, computadoras o lo que consideren de valor.

"Si llega una inundación y arruina los muebles o la ropa el inquilino no tiene ninguna protección a menos que haya comprado una póliz", dice Bushman. "El precio del seguro tanto en el caso de propietario como inquilino depende de muchos factores como lugar geográfico, precio de venta en el mercado de la casa, estado de la propiedad, etc. No se puede dar un estimado sin tomar en cuenta estos factores y no confíen si les dan un precio sin antes analizar todo el escenario. Llamen y pregunten varios precios a ver qué conviene".

National Flood Insurance Program T + 888-379-9531 www.floodsmart.gov.

Florida Division of Emergency Management (información sobre seguros y qué hacer en caso de crisis con la vivienda) T + 850-413-9900 www.floridadisaster.org.

Foto: Archivo

Dec 2006




Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.