Es imprescindible consultar a un mecánico antes de decidirse
Compra de carros reposeídos por el banco

En el mercado de automóviles usados existen varias opciones de compra: la más común es adquirir un carro usado directamente del dueño o en agencia, pero también hay la posibilidad de hacerse con un vehículo de los que llaman "reposeídos". ¿En qué consiste este sistema y cuáles son sus ventajas? A la hora de hacer un contrato de compra o un lease (arrendamiento) de un carro nuevo el dueño debe establecer un sistema de pago con el banco o entidad prestamista. Si eso no se cumple y las cuotas no se abonan, el banco o la institución financiera que estableció el crédito tiene derecho a quitarle el carro o reposeerlo.

"En el momento que se infringe el contrato el banco puede quitarle el carro, por lo tanto en el mercado de reposeídos se pueden encontrar vehículos casi nuevos o del año, porque 'la quita' por parte del banco se hace de inmediato. Una vez que eso sucede los carros son subastados en subastas oficiales a las cuales tienen acceso solamente los dealers o vendedores con licencia o los bancos los entregan a concesionarias para la re-venta", explica Tomás Nieto, vendedor de carros reposeídos en Miami.

Una opinión semejante tiene Mario Ravela de la agencia Car Factory Outlet cuando explica: "En general los carros reposeídos llegan con pocos problemas, ya que el banco debe inspeccionarlos cuando los recupera y por lo tanto tienen garantía, pocas millas y están casi nuevos en la mayoría de los casos".

En los últimos años el sistema de compra por lease se ha incrementado considerablemente y los vendedores expertos en este tipo de compras de "reposeídos" aseguran que esa situación promueve que el mercado esté saturado de carros a la venta con pocas millas y en buenas condiciones, ya que muchos no pueden asumir las cuotas y el carro vuelve a las manos del banco que lo financió.

"Lo que ocurre es que la diferencia de precio entre el usado y el reposeído es muy buena. El carro reposeído no se vende por su precio real sino por el balance que le queda pendiente a la persona que perdió su lease. La diferencia de precio entre un usado y un reposeído puede ser de hasta $3.000 ó $4.000 a favor del reposeído si hablamos de un carro estándar, como por ejemplo un Honda Accord. El mismo modelo, de igual cantidad de millas si es usado puede salir $10.000 mientras que el reposeído sale en $6.000 ó $7.000", asegura Rafael Rasca, vendedor de la firma Planet Dodge de carros reposeídos.

Sin embargo, vale la pena informarse muy bien antes de comprar, advierte Nieto, "muchas veces las personas que deben devolver el carro al banco lo destruyen por venganza, o los carros no están bien mantenidos, ya que eran un lease y no un carro propio. Es cierto que los compradores de reposeídos pueden ahorrar varios miles de dólares, pero que no se confíen de los dealers y vendedores y consulten a un mecánico antes de comprar".

Según este vendedor y mecánico muchas veces las concesionarias de carros utilizan la palabra "reposeído" simplemente para acelerar las ventas y los clientes no tienen manera de comprobar si el carro es verdaderamente usado o reposeído.

"Aunque les digan que vienen con garantía, aunque les cueste $4.000 menos que el usado, aunque les aseguren que está en excelentes condiciones no crean en los dealers. Ya sea usado o reposeído nunca compren un carro sin antes hacerlo revisar por un mecánico de confianza. Es la mejor manera de no ser engañados y realizar una buena inversión", enfatiza Tomás Nieto.



Foto: Archivo

Junio 2009





Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.